La llegada del frío no significa que la rueda gastronómica deje de girar. Alimentos de temporada, guisos tradicionales que marcan una época o espectáculos poco usuales marcan la bajada de temperaturas.

No te quedes en casa, ya que hay atractivos planes esperándote.

1) Lampreas: un sibarita ‘vampiro marino’

Con el invierno llegan las primeras lampreas. Este animalito, que posee forma de culebra, una boca similar a una ventosa y de piel viscosa no parece a primera vista un bocado muy apetitoso, sin embargo es uno de los alimentos más perseguidos y celebrados por los gourmets de todo el mundo. Se pescan cuando vuelven al río de su nacimiento para remontarlo, en España fundamentalmente el Miño y el Ulla, de aguas frías y bravas. País Vasco, Asturias y Galicia sobre todo se llevan la palma.

Guiso de lamprea en el restaurante Sal Gorda.

Encuadrado dentro de la familia de los ciclóstomos por su aspecto prehistórico y poco evolucionado, su calidad a la hora de guisarla radica en su grosor, mientras la longitud no resulta relevante. Con un indescriptible sabor entre carne y pescado, que muchos comparan con el civet de liebre, posee un gusto rotundo. En el restaurante Sal Gorda han comenzado las ‘Jornadas de la Lamprea’ donde su chef Paco Pereira es todo un especialista en su preparación.

La lamprea puede disfrutarse hasta la llegada de la primavera, ya que el calentamiento de las aguas las hace desaparecer. El canto del cuco marca este momento que en Galicia definen muy bien: “Lamprea cucada, lamprea mermada”

Aquí la guisan al estilo de Arbo (similar al bordelés), el más usual, marinada en vino tinto para suavizar el sabor final y en una salsa preparada con su propia sangre. Se sirve con arroz pilaf y picatostes de pan frito. Como nota original, el chef Paco Pereira también la acompaña de una manzana asada- servida aparte- con el fin de suavizar la intensidad del guiso.

Como todos los años, se podrá degustar hasta la llegada de la primavera ya que el calentamiento de las aguas las hacen desaparecer. El canto del cuco marca este momento que en Galicia definen muy bien: “Lamprea cucada, lamprea mermada”.

* Restaurante Sal Negra. C/ Mateo Inurria, 33. Madrid. Teléfono reservas: 913450945. Web: restaurantesalnegra.com

2) Feijoada brasileña, un guiso exótico y contundente

El plato nacional de Brasil ha llegado a la capital. El restaurante Rubaiyat ha dado el pistoletazo de salida a su tradicional temporada de feijoadas, que celebra cada sábado al mediodía hasta que empiece la primavera. Un plato muy contundente, similar a nuestro cocido, al que se atribuyen raíces africanas de la época de la esclavitud, cuando los sirvientes comían los restos de los señores dándoles un toque especial a base de farofa (harina de mandioca). Actualmente, con más o menos carnes, es un plato consumido por casi todas las clases sociales.

Feijoada en Rubaiyat.

En el restaurante Rubaiyat, de origen brasileño, y con un largo tiempo ya instalados también en Madrid, instalan todos los años un espectacular buffet. Por supuesto, los productos del cerdo son protagonistas: grandes cazuelas de cobre contienen todo tipo de carnes (solomillo, lomo, chuletas…), chorizos, salchichas, caldos y por supuesto las feijãos (judías negras) o la farofa, plato típico a base de harina de mandioca, huevos, carne seca y perejil. El precio es de 28,40 euros (sin bebidas) y 16 euros para niños.

* Restaurante Rubaiyat. C/ Juan Ramón Jiménez, 37. Madrid. Reservas: 913595696. Web: www.rubaiyat.es

3) Ópera& Brunch: el Westin Palace se viste de gala en 2020

Bajo la espectacular cúpula del hotel Westin Palace cada domingo por la mañana se da un espectáculo único. Dos artistas- soprano y tenor con piano- interpretan doce grandes obras de la lírica entre las mesas allí dispuestas, desde La Traviata de Verdi a Carmen de Bizet o La Bohéme de Puccini. Los cantantes lucen espectaculares trajes por cortesía de Sastrería Cornejo, una empresa que este año celebra su centenario, famosa por vestir a los actores en muy distintos espectáculos.

Ópera& Brunch en el hotel Westin Palace.

Mientras se desgranan distintos temas se abre el buffet La Rotonda con una amplia selección de platos salados, desde mariscos a pescados como el salmón al natural o el solomillo Wellington.  No faltan embutidos, quesos, gran variedad de panes, ensaladas, paella elaborada al momento… En el aspecto dulce, frutas, pastas, pasteles o tartas. Más de medio centenar de platos,  junto a vinos, refrescos, cavas y, no falta elBloody Mary’, tan clásico de los brunchs. Un plan relajado y original para la mañana de los domingos en uno de los hoteles con más historia de Madrid.

* Ópera- Brunch. Hotel Westin Palace. Plaza de las Cortes. Madrid. Precio: 87 euros (IVA y bebidas incluidas). De 13,30 a 16,30 horas. Reservas: 913607667. Web: www.larotondapalace.com