pareja

Esto es lo que realmente buscan los infieles en sus amantes (y no es lo que crees)

Un estudio ha determinado por qué ponemos los cuernos a nuestras parejas

Esto es lo que realmente buscan los infieles en sus amantes (y no es lo que crees)
Esto es lo que realmente buscan los infieles en sus amantes (y no es lo que crees) Gtres

La infidelidad es un tema complejo y difícil de entender. Todos prometemos ser fieles y mantener la exclusividad sexual. Nos juramos amor eterno. Nos casamos y creamos vínculos emocionales, materiales y humanos. Y de pronto nos encontramos en una cama ajena acostándonos con alguien que no es nuestra pareja. 

¿Qué es lo que buscamos fuera de casa? ¿Por qué los infieles ponen los cuernos a sus parejas? ¿Qué es l que da un amante para asumir tal riesgo? Tenemos algunas respuestas.

Esto es lo que buscan los infieles en sus amantes

Pues ni comprensión, ni aventura, ni despejarse de su familia... Lo que buscan los infieles en sus amantes es discreción, ni más ni menos. Así lo ha establecido un estudio realizado por Ashley Madison entre más de 5.000 personas, el cual ha concluido que tanto para las mujeres (64,5%) como para los hombres (67,5%), la característica más importante de su affaire es que no levante sospechas.

La mayoría de infieles se lían con compañeros de trabajo
La mayoría de infieles se lían con compañeros de trabajo Gtres

Ellos solo buscan sexo, ellas no

Sin embargo, los españoles y españolas consultados discrepan sobre los rasgos adicionales que su amante ideal debería tener. Mientras que el 59,5% de las mujeres prefieren alguien educado y con clase, el 62,5% de ellos eligen compañeras de cama con un alto deseo sexual

Otro de los aspectos relevantes para el 50,6% de las mujeres es que su amante sea una persona sana y no consuma drogas, los hombres, por otro lado, siguen prefiriendo los aspectos sexuales y el 49,6%, busca que su amante sea traviesa en la cama.

Pérdida de identidad

Muchos infieles ponen los cuernos por la sensación de pérdida de identidad. Cuando comenzamos una relación, nos mimetizamos con el otro y comenzamos a adoptar costumbres, roles y gustos que nuestro 'yo soltero' no tenía. Nos convertimos en otras personas. Y si hay hijos de por medio, más aún. Ya no eres solo tú: ahora eres 'el padre de' y 'el marido de' (o la mujer y madre).

Esta pérdida de identidad es la que la recuperamos al tener una aventura. Puedes volver a ser solo tú, el que eras antes de iniciar tu nueva vida.

La infidelidad en el trabajo, un clásico
La infidelidad en el trabajo, un clásico Gtres

¿Qué opinas de todo esto? ¿Estás de acuerdo? ¿Eres infiel?

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba