psicología

Por qué hay gente que protesta contra las manifestaciones: un punto de vista psicológico

Se avecina una nueva crisis, en esta ocasión de convivencia. Te decimos cinco habilidades interpersonales para que no te afecte de más, detalladas por expertos

Manifestación en Madrid
Manifestación en Madrid Gtres

Las caceroladas a pie de calle y en los balcones en contra del Gobierno están creando un clima social un tanto irrespirable, sobre todo por los radicales de izquierdas que increpan y agreden a estos manifestantes y por los manifestantes que no respetan las medidas de distancia social.

Todo ello está generando un ambiente tenso que hace más sofocante si cabe la convivencia entre todos nosotros. Y en el peor escenario puede desarrollarse una grave crisis social que se sumaría a la sanitaria y económica.

Es sano para una sociedad democrática que existan opiniones diferentes respecto al gobierno y su gestión, y también es saludable que esas críticas se expresen. Sin embargo, el modo en el que se llevan a cabo, tanto por unos (sin respetar medidas de seguridad) como por otros (increpando y agrediendo), no parece ser el mejor camino.

¿Por qué se critica a quienes se manifiestan?

Hoy vamos a abordar el tema de los disturbios en las manifestaciones desde el punto de vista psicológico. ¿Por qué hay gente que critica a los manifestantes? 

"Son vistas como un ataque que despierta la hostilidad de sus espectadores por no respetar las normas sanitarias. Quienes sacrifican sus necesidades individuales de manera provisional por el bien del grupo ven con estupor, enfado e intranquilidad el comportamiento de sus vecinos. Principalmente porque a nadie le gusta sacrificarse el doble para que el de al lado no se sacrifique nada, y porque observar estas manifestaciones genera una gran sensación de indignación que, si no se controla adecuadamente, puede multiplicar la agresividad social y la decisión final de que todos nos entreguemos al caos, es decir, al individualismo", nos cuentan los psicólogos de Ifeel

Manifestación en Madrid
Manifestación en Madrid Gtres

La fractura de la cooperación social

Al ser estas manifestaciones conductas de posible riesgo para la salud colectiva, pueden "fracturar enormemente los principios de cooperación social, que son siempre imprescindibles en una crisis como la que vivimos".

Este desencuentro social es –explican los expertos– una consecuencia de tener opiniones muy polarizadas sobre un mismo tema. También de la manera de expresarlas. "Tal y como se está produciendo en España, es muy arriesgado que una gran parte de la población perciba como injustas y reprochables las conductas de otra parte de la población y que, además, perciba que esa manera de actuar perjudica a todos, también a quienes no participan de ello. Es decir, que se perciba la protesta ajena como algo que se impone a otro".

El desencuentro tiene que ver con la "falta de empatía de un sector de la población", es decir, con su incapacidad o su negativa a percibir las necesidades y opiniones del otro, sino sólo las propias, y por tanto, no darles importancia. 

Decenas de vecinos participan este domingo, frente a la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz, en una cacerolada contra el Gobierno por su gestión en la crisis del coronavirus.
Decenas de vecinos participan este domingo, frente a la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz, en una cacerolada contra el Gobierno por su gestión en la crisis del coronavirus. Efe

Cómo evitar la crisis de convivencia: cinco trucos

Según avancemos en las fases de la desescalada, es posible que aumenten ciertos conflictos “de convivencia” y que son fruto del egoísmo personal, de fanatismos radicales, de la falta de contención a la hora de reincorporarnos a la normalidad y disfrutar de ella.

Toda esta incomodidad requiere ser contrarrestada con ciertas cualidades personales y también habilidades interpersonales, como estas, detalladas por los psicólogos:

  • Paciencia. Entendida como la capacidad para entender que mis ritmos no tienen por qué ser los ritmos de la persona de enfrente, o de mi país. Es decir, la capacidad para esperar sin desgastarme excesivamente.  
  • Actitud prosocial. Simpatía, amabilidad, cortesía, indulgencia, generosidad, organización… Son cualidades personales que actúan como pegamento social, contribuyen a que los afectos no se fragmenten e incluso a generar vínculos y alianzas donde no los hay. 
  • Sentido crítico y analítico. Diferenciar las emociones de sus expresiones: por ejemplo, no es lo mismo estar indignado con la actuación de alguien (emoción) que insultarle (expresar la emoción). Diferenciar lo legítimo de lo legal: por ejemplo, es legítimo querer protestar contra un gobierno pero no es legal organizar cualquier tipo de manifestación
  • Escucha activa: vociferar, protestar, despotricar es muy fácil y además resulta agradable porque nos activa y nos carga de razones. También nos da un objetivo en tiempos de desorientación: encuentro una causa, en este caso combatir aquello contra lo que discrepo, y dirigirme a ella me aporta un propósito. Sin embargo, convivir también es ceder, compartir y escuchar analíticamente al otro, haciendo un esfuerzo por entender el porqué de su descontento y diferenciando las diferentes partes de lo que expresa. Para escuchar activamente hay que poner atención y guardar silencio. 
  • Reforzar las causas comunes, no las causas opuestas. La causa común número es retomar cuanto antes el mayor grado de “antigua normalidad” posible. Discrepamos en los métodos que nos llevarán a ello, pero mientras recordemos que la meta es compartida habrá una posibilidad para la cooperación. Y para cooperar es necesario entenderse, del mismo modo que para entenderse es necesario escucharse. Retomar la normalidad a base de competición y enfrentamiento puede llegar a ser un medio eficaz pero no eficiente, porque por el camino puede haberse llevado demasiadas cosas por delante.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba