Mujeres y hombres somos muy parecidos, pero no iguales, sobre todo en el terreno sexual. Ojo, hablamos de generalidades y de personas heterosexuales. A ellas les gustan más unas cosas y a ellos otras.

En el campo de las fantasías sexuales esta diferencia se evidencia. Cuando las féminas se masturban, recurren a sus deseos más profundos, aquellos que no han llevado a cabo pero que, por alguna razón, les excitan tanto como para llegar al orgasmo sólo con imaginarse en determinadas situaciones. Hoy ahondamos en este terreno.

Las cinco fantasías sexuales más comunes en las mujeres

Como hemos dicho, hombres y mujeres somos muy parecidos. De hecho, tenemos fantasías sexuales compartidas. No obstante, en el caso de ellas, hay algunas que se repiten con más frecuencia y que no siempre son compartidas con los varones. Son estas:

1) Tener sexo con una mujer lesbiana

Hay cierta evidencia científica que apunta a que las mujeres no son del todo heterosexuales. Una investigación de la Universidad de Essex (Reino Unido) descubrió que la mayoría de las mujeres que dicen que ser heterosexuales se excitan tanto con vídeos de hombres desnudos como de féminas desnudas.

"Aunque la mayoría de las mujeres se identifican como heterosexuales, nuestra investigación demuestra claramente que cuando se trata de lo que les excita, todas son bisexuales u homosexuales, pero nunca heterosexuales. Esto es una prueba más de que no sabemos nada aún acerca de la sexualidad femenina", dijo el autor del estudio.

Quizá por eso a muchas mujeres les excita la idea de tener sexo con otra mujer. "El sexo lésbico es una fantasía entre las mujeres porque las lesbianas son más hábiles y saben más sobre cómo proporcionar placer a través del cunnilingus", explica la sexóloga Jessica O'Reilly, experta en la materia. "Muchos hombres no entienden completamente cómo funciona la vagina. (...) Las lesbianas a menudo estarán más informadas y versadas en el arte del cunnilingus, y el sexo con ellas es diferente de la relación heterosexual tradicional".

Sexo lésbico

2) Ser observada mientras practica sexo

La otra cara del voyeurismo es el exhibicionismo. En lugar de ser persona que mira, eres una de las personas a las que otros están mirando. O'Reilly asegura que estas fantasías son muy comunes y están relacionadas con el "deseo de sentirse sexy, atraer la atención, ser admirado y sentirse apreciado".

Las mujeres que se excitan con la idea de que otros las miren mientras practican sexo pueden hacerlo con miradas desconocidas o conocidas, por ejemplo una expareja, alguien del trabajo, un amante, etcétera, quienes a su vez pueden estar masturbándose mirándolas.

Que alguien la mire

3) Tener sexo con su jefe o con un compañero

Pasamos la mayor parte del tiempo en la oficina y, si estamos faltos de sexo en casa, es normal que nos imaginemos cómo serán otros compañeros en el menester horizontal. De hecho, las encuestas realizadas revelan que al menos un 84% de la empresa había fantaseado con un compañero, y que un 54% de la gente de una empresa había tenido sexo con un colega.

Sexo con un colega

4) Tener un trío con dos hombres

No sólo a los hombres les atraen los tríos, pues hay muchas mujeres que se masturban con la idea de ser el objeto de placer de dos varones a la vez, sobre todo porque así dan rienda suelta a su imaginación y se imaginan cómo sería la doble penetración-

"A menudo, las mujeres que buscan la doble penetración fantasean con este tipo de tríos y están entusiasmadas con la idea de tener la atención total de dos hombres para cumplir sus deseos más salvajes", asegura O'Reilly.

Trío

5) Sexo masoquista o muy sucio

Muchas mujeres fantasean repetidamente con que otros les infringen dolor, ya fuese en forma de azotes, mordiscos...

La mayoría fantasea con al menos un acto BDSM (un conjunto de siglas compuesto por Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo) y con "deseos ligeramente más frecuentes" de ceder el control a otra persona en temas de dormitorio. Ser sumisa, en pocas palabras.

Sexo duro

Y esto es todo, lector. ¿Te esperabas todo esto? Si eres mujer, ¿estás de acuerdo?