A estar alturas ya sabemos que el azúcar es malo para el organismo. Numerosos estudios lo han demostrado y la Organización Mundial de la Salud también ha dado la voz de alarma, dictando que solo debemos tomar hasta 12 cucharaditas al día, justo la cantidad que contiene un refresco común. Además, se sabe que es bastante calórica.

Esto ha impulsado a muchas personas a pasarse a los edulcorantes artificiales, por salud y por adelgazar. Pero ¿realmente son buenos y sanos? ¿Quizá nos engorda más el sustituto dulce que la propia azúcar? Vemos qué dice la ciencia al respecto.

Edulcorantes, ¿buenos o malos para adelgazar y estar sanos?

Los edulcorantes más consumidos son la sacarina, el aspartamo, la stevia y la sucralosa. Y aunque no tengan apenas calorías, sí que endulzan las bebidas que tomamos o los alimentos que comemos, lo que hace que queramos ingerir de más.

Numerosas investigaciones han demostrado que los alimentos dulces desencadenan la liberación de químicos y hormonas, lo que interfiere con el proceso de recompensa alimentaria, es decir, cuando el cerebro nos advierte de que hemos comido suficiente.

El problema con los edulcorantes es que el sabor dulce y la falta de calorías impide la activación completa de la ruta de recompensa de los alimentos. Esto causa que tengamos más apetito y antojos de azúcar, según algunos expertos, lo que aumenta el consumo total de calorías a lo largo del día.

En cuanto a los efectos en la salud de las personas, no hay conclusiones claras al respecto, por lo que podrían considerarse prácticamente inocuos para el consumo humano.

Edulcorantes

¿Engordan o no?

Aunque se ha demostrado que nos puede hacen comer de más a lo largo del día, no hay evidencias fuertes sobre si nos hacen aumentar de peso o adelgazar.

Varios estudios, como el publicado por la Canadian Medical Association Journal, ha relacionado el consumo frecuente de aspartamo, stevia y sucralosa con el aumento de peso, problemas del corazón y diabetes. La investigación ha demostrado que elegir a largo plazo estos sustitutos del azúcar puede producirnos aumento de peso, obesidad, problemas metabólicos y cardiovasculares y diabetes, entre otras enfermedades.

Sin embargo, una revisión reciente de nueve estudios ha señalado que los edulcorantes artificiales se asociaron con un IMC ligeramente más alto, pero no con una mayor grasa corporal. Otras investigaciones, además, han comprobado que los edulcorantes ayudan a adelgazar.

No está demostrado que engorden

Entonces, ¿edulcorantes sí o no? 

La mayoría de estudios sugieren que los edulcorantes no causan aumento de peso y que incluso pueden ser levemente efectivos para perder peso. No obstante, pueden hacernos comer de más y menos sano a lo largo del día.

Eso sí, como bien sabes, lo mejor es reducir lo máximo posible el consumo de azúcar y de edulcorantes. En el café, por ejemplo, lo ideal es no añadir nada, y obviamente leer bien las etiquetas de todo alimento procesado que ingieras y reducir el consumo de refrescos, tanto 'light' como 'zero' o comunes. Tu salud y tu cintura te o agradecerán.

Cuidado con el azúcar

Y esto es todo, lector. ¿Eres muy dado a tomar edulcorantes? ¿Sabías todo esto?