El onanismo es tan natural como comer o respirar. Todos nosotros recordamos qué sucedió cuando comenzamos a rozarnos con la silla, las sábanas, el agua de la ducha o lo que ocurría en aquellas noches de estrés e insomnio cuando éramos adolescentes. No sabíamos muy bien qué era aquello, por la intuición y naturaleza misma nos empujó a ello.

Fueron pasando los años y aunque muchos encontraron un ser humano con el que llegar al mismo final glorioso y disfrutar en el camino, siguieron tocándose a sí mismos también. A estas alturas, ya sabemos que la masturbación y el coito no están reñidos, más bien son complementarios.

En la actualidad, de hecho, más del 90% de los españoles reconoce masturbarse y disfrutar con ello. Según afirma Jesús Rodríguez, sexólogo de MYHIXEL, “lejos de ser considerada como una práctica propia de los más jóvenes, la masturbación debe formar parte de la vida sexual a cualquier edad, y contar con soluciones que ayuden a mejorar la experiencia, resulta muy placentero para todos aquellos que quieren disfrutar plenamente de su sexualidad".

Para que tú también te animes a disfrutar en solitario, te brindamos tres trucos de experto para que llegues al orgasmo disfrutando al máximo.

Pensar en algo que te ponga a mil para disfrutar al máximo

En esta práctica sexual las fantasías juegan un gran papel. Las diferentes encuestas realizadas hasta la actualidad revelan que los tríos son una de las favoritas, tanto para hombres como para mujeres. Imaginar que estás en una de estas situaciones mientras te pones a ello con tu mano, maximizará el placer.

No obstante, esta recreación mental suele ser más provechosa para ellas que para ellos, pues ya sabemos que los hombres necesitan un estímulo visual para disfrutar más de la masturbación. De hecho, según una encuesta que ha realizado Joyclub, sólo el 5% puede masturbarse sin pornografía, frente al 27% de las mujeres que admitió no necesitarla, ya que con sus fantasías les es suficiente.

Masturbación

Lubricar bien la zona (con calor y/o frío también)

Aunque a veces la saliva es una buena aliada para estos menesteres, es cierto que masturbarse sin lubricante puede causar fricción o incomodidad, sobre todo en ellos, pues las mujeres ya sabemos que lubrican por sí mismas (a veces y no siempre ni todas, ojo).

A pesar de esto, sólo un 30% de los hombres españoles afirma utilizarlo en la masturbación, según un estudio sobre la masturbación en España de MYHIXEL con Lubets. La encuesta también revela que el 31,6% de los hombres de entre 20 y 49 años han probado a lubricarse mientras se masturba, una cifra que se ve reducida a 2 de cada 10 varones en edad senior, 50 a 64 años.

Para usar lubricante en solitario, podemos escoger los de efecto frío y calor, que dan más juego y además no manchan. Los de efecto calor, como es obvio, calientan la zona en la que se aplica pero sin llegar a arder. Da mucho gustito, según dicen, y puede utilizarse tanto en solitario como en pareja. Se notará un cosquilleo muy gustoso cuando empiece a hacer efecto.

Y los de efecto frío, dan un toque de frescor y, al contacto con la piel, producen un hormigueo agradable. Ambos tipos de lubricantes son compatibles entre sí, y si se sopla la zona en la que se ha aplicado, da mucho placer. Si tecleas en Google, verás la infinidad de marcas de lubricantes que hay. Los de Lubets, Durex, Control, Lelo y Platanomelón dan muy buenos resultados.

Usar tu propia mano o juguetes (pero con cuidado)

Ruth Westheimer, una de las terapeutas sexuales más reconocidas en todo el mundo y autora de Sexo para dummies' (Planeta), asegura que aunque los hombres suelen masturbarse manualmente, hay otras alternativas que también les proporcionan placer. Las vemos, por si puedes sacar algo en claro y aplicarlo para ti mismo:

"Hay hombres que se masturban introduciendo el pene en una muñeca hinchable de tamaño natural. En los sex shops también venden dispositivos que hacen las veces de una vagina, muchos de los cuales tienen su mismo aspecto y se lubrican para que el plástico ofrezca una sensación parecida a la real. No sé si estas alternativas tienen mucho éxito, aunque la mayoría de hombres confía más en sus propias manos", asegura la experta. Otra de las técnicas que apunta la Westheimer es utilizar lubricante en la mano o en el pene, para que la cosa fluya mejor, como ya te hemos contado.

Hay hombres que se masturban introduciendo el pene en una muñeca hinchable de tamaño natural. En los sex shops también venden dispositivos que hacen las veces de una vagina

En cuanto a ellas, la doctora recomienda las propias manos o los juguetes sexuales. Y aunque estos productos sean divertidos y cumplan con su función, Westheimer advierte de que puede haber un problema de adicción: "Estoy totalmente a favor del uso de vibradores en los casos en que la mujer necesita experimentar sensaciones añadidas en el clítoris para llegar al orgasmo. De hecho, con frecuencia los recomiendo", dice.

"El problema estriba en que las sensaciones que crean los vibradores pueden crear adicción. Es decir, ningún hombre puede ofrecer los mismos efectos que un vibrador. Si la mujer se acostumbra a alcanzar el orgasmo con un dispositivo de este tipo, quizá se sienta decepcionada cuando tenga relaciones sexuales con un hombre".

El vibrador es excelente para alcanzar el orgasmo si no lo logras con las manos. También está bien para darte un homenaje de vez en cuando. Pero si piensas tener relaciones sexuales con tu pareja, no es recomendable que utilices sólo el vibrador

En opinión de la terapeuta, "el vibrador es excelente para alcanzar el orgasmo si no lo logras con las manos. También está bien para darte un homenaje de vez en cuando. Pero si piensas tener relaciones sexuales con tu pareja, no es recomendable que utilices sólo el vibrador para llegar al clímax. (...) Evidentemente, aquellas mujeres que sólo consigan llegar al orgasmo con un dispositivo deberían enseñar a su pareja a usarlo para poder compartir juntos la experiencia".

Vibradores y juguetes sexuales

Como vemos, quien no lo goza es porque no quiere, ¿no crees?