pareja

Las únicas tres cosas que quieren las mujeres en la cama (y que los hombres no hacen)

En el sexo no siempre llueve a gusto de todos, por eso hemos querido saber qué deficiencias tienen las mujeres en sus relaciones

Las únicas tres cosas que quieren las mujeres en la cama (y que hombres no hacen)
Las únicas tres cosas que quieren las mujeres en la cama (y que hombres no hacen) Gtres

En el sexo (casi) nunca llueve a gusto de todos, especialmente en el heterosexual. Por norma general, hombres y mujeres tenemos opiniones contradictorias. Mientras a unos prefieren ir al grano al segundo, otras quieren que dediquen más tiempo a los preliminares. Mientras unos quieren mucho sexo anal, las otras prefieren el oral. Y así un largo etcétera.

Ojo, esto es una generalidad, y como tal no engloba a todo el mundo. Pero lo cierto es que cuando el río suena, agua lleva. Hoy nos hemos fijado en un hilo del foro 'Reddit' en el que decenas de féminas se han desahogado y han narrado lo que echan en falta en la cama.

[Cómo saber si tu pareja te pone los cuernos: la prueba sexual definitiva]

Las tres cosas que quieren las mujeres en la cama

¿De qué se quejan estas mujeres? ¿Qué echan en falta del sexo opuesto? Pues son varias cosas, amigo. En concreto, tres: más besos por el cuello, preliminares y gemidos.

1) Besos por el cuello

Una gran cantidad de mujeres dijo que les encantan los besos por el cuello, pero los que no dejan baba ni marcas: "Queremos sentir placer, muchachos, no despertarnos al día siguiente como si volviésemos a los 16 años", edad en la que ir con un chupetón en el cuello estaba bien visto.

Besa, amigo, que es gratis
Besa, amigo, que es gratis Gtres

2) Preliminares

Además de besos por el cuello, las mujeres del foro también se quejaron de la ausencia de preliminares y del error que cometen muchos hombres al reducir el sexo a la penetración.

"Es un poco aburrido cuando el tipo simplemente la mete y ya está", dijo una. "Ellos deben ser más pacientes, dar tiempo. Su polla no puede acercarse hasta que ella esté totalmente lista", añadió otra chica.

[Esto es lo que buscan las jovencitas en un maduro]

Es un poco aburrido cuando el tipo simplemente la mete y ya está

"El juego previo se pasa por alto. Ellos no pueden esperar a que de repente estemos a su mismo nivel de excitación. Primero tienen que calentarnos para prepararnos. Deben pensar en nosotras como una parrilla de esas en las que se hacen barbacoas. Eso es, una parrilla en la que no puedes echar la carne sin tener las brasas calientes", matizó una forera.

No muerde y es comible
No muerde y es comible Pexels

3) Gemidos y hablar

De los puntos anteriores podemos discrepar, pero en este estamos en absoluto de acuerdo: no hay nada peor en la cama que un tío que parece que está muerto. No hablar ni gemir ni nada convierte al hombre en un ser inerte, y es bastante aburrido.

"Es muy atractivo cuando los hombres gimen, jadean...," dice una. "¡Hablad sexy! ¡Susurrad en el oído! Todas estas cosas nos excitan!", añadió otra forera. "Me encanta cuando hace mucho ruido. Los gemidos y gemidos me ponen muy cachonda", afirmó una chica.

Me encanta cuando hace mucho ruido. Los gemidos y gemidos me ponen muy cachonda

Recordemos que los gemidos son una forma de comunicación sexual. Transmite al otro lo que nos gusta y si lo está haciendo bien sin necesidad de palabras.

Un chico que andaba por el foro comentó que esto era cierto: "Es verdad, gemir lo hace más agradable para TODOS. Yo nunca solía hacer, y tampoco hablaba, pero ahora que lo hago el sexo es mucho mejor y más placentero".

[Cómo hacer buen sexo oral al hombre]

Tienes que dar feedback, nadie es adivino
Tienes que dar feedback, nadie es adivino Gtres

Y tú, lector, ¿qué opinas de todo esto? ¿Eres de gemir y de dar besos por el cuello?

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba