Es uno de los segmentos con mayor proyección a corto y medio plazo, en el que ya encontramos numerosos modelos que han servido para activar el decaido mercado de estos últimos años. Un segmento que prácticamente inauguró no hace mucho el Nissan Juke y al que siguieron poco después modelos como el Opel Mokka, el Chevrolet Trax y, más recientemente, el Peugeot 2008 o el Renault Captur, todos ello, el EcoSport incluido y con la excepción del primero de ellos, provistos de sistemas de tracción sólo a las ruedas delanteras.

Sus dimensiones son ligeramente más grandes que 2008 y Captur, 4,24 metros de longitud, y su carrocería sobreelevada está además suficientemente protegida en los bajos para permitir unas ciertas garantías de movilidad en campo, además de ofrecer unos ángulos de salida y ataque algo más pronunciados para ese mismo fin.

Una estética sin duda cargada de mucha personalidad, sobre todo por un prominente frontal que imprime mucho carácter a todo el conjunto. También contribuye a una zaga en la que destaca el sistema empleado para la apertura del portón, pues en lugar de hacia arriba como suele ser habitual, se abre de forma horizontal hacia un lado, sin duda algo más incómodo pues necesita mayor espacio al aparcar en línea con el vehículo que esté detrás. Además, sobre el propio portón va situada la rueda de repuesto, en una imagen mucho más todo terreno que sus muchos rivales.

En el interior, el espacio disponible en las plazas traseras es notable en altura y longitudinalmente, aunque la plataforma de origen Ford Fiesta/B-Max se deja sentir en una anchura un tanto limitada. Cuatro plazas confortables, cinco algo justas, con un maletero de 375 litros, a medio camino entre el del Peugeot 2008 y el del Renault Captur.

El EcoSport está disponible con un solo nivel de equipamiento en el que se incluyen de serie el control de estabilidad, el sistema de ayuda al arranque en pendiente, luces diurnas de leds, tapicería de cuero, control de velocidad de crucero, llantas de aleación, sistema «Emergency Assistance» en caso de accidente y el dispositivo «SYNC AppLink» de control por voz que permite manejar el teléfono móvil o cual reproductor de sonido conectado al sistema mediante Bluetooth o USB. 

Sólo se comercializa con dos motores, un Diesel de 1,5 litros y 90 CV y otro gasolina 1.0 EcoBoost de 125 CV, ambos con caja de cambios manual de cinco velocidades y al mismo precio, 18.500 euros. Una gama por tanto simple pero en principio suficiente para lo que supone este tipo de modelos.