Como cada dos años, llega a la ciudad condal el Salón Internacional del Automóvil, aunque en esta ocasión muy renovado en sus propuestas para adaptarse a las tendencias actuales, marcadas en gran medida por aspectos como la conectividad, la sostenibilidad o las nuevas tecnologías orientadas a hacer la conducción más segura… pero también más aburrida. Pero aun así, las estrellas del Salón seguirán siendo para el gran público los coches, y muchas serán las novedades que el aficionado podrá ver y tocar de primera mano.

BMW Serie 5 Touring

BMW Serie 5 Touring.

Cumple 25 años en el mercado y estrena ahora la séptima generación, que estará en los concesionarios en junio. En su desarrollo, se ha incidido mucho en ahorrar peso, unos 70 kilos de medida con mayor equipamiento, y en ofrecer un interior más amplio y confortable. También, y como es hoy en día imprescindible, en conectividad, con una nueva pantalla más grande de 10,25 pulgadas desde la que es posible controlar, táctilmente o con el mando situado junto al cambio, las funciones de conducción, navegación, comunicación e infoentretenimiento. También algunas funciones pueden manejarse con comandos de voz, así como por el control de gestos, con la posibilidad de hacer gestos en el aire para modificar el volumen del equipo de sonido o aceptar o rechazar las llamadas. Y en cuanto a conducción autónoma, el BMW Serie 5 Touring dispone de alertas sobre el tráfico lateral y avisos en los cruces, así como asistentes de cambio de carril o salida de éste, además del ya imprescindible control de velocidad de crucero activo. Lo que no pierde será cierta dosis de deportividad habitual en la gama, con motores de gasolina de seis cilindros en línea de 3 litros con 340 CV, chasis con opción de suspensión más firme y tracción trasera o total. En diésel la oferta la conforman motores de cuatro y seis cilindros, desde 190 hasta 265 CV.

 

Mercedes Clase S

Mercedes Clase S

La nueva Clase S comenzará a venderse en julio y se convertirá en toda una referencia entre las grandes berlinas de lujo. Llega con un avanzado nivel ya de conducción autónoma y un salto tecnológico en cuanto a electrificación, con redes de 48 voltios, un híbrido enchufable de 50 kilómetros de autonomía eléctrica y nuevos sistemas de asistencia a la conducción. Y es que el Clase S puede cambiar de carril automáticamente para adelantar si el conductor pone el intermitente, aparca y desaparca tanto en batería como en línea o en un garaje desde una aplicación en el teléfono móvil. Con ayuda de la navegación, si llevamos el control de crucero activo reducirá la velocidad al acercarnos a una curva y acelerará a la salida, frenará al acercarse a una rotonda o ante un stop. Sus sistemas de seguridad frenarán ante coches móviles e incluso obstáculos detenidos; la lista de funciones de conducción avanzada mostrada en el Clase S es inacabable, muy cerca ya de poder hablar de una conducción autónoma.  En cuanto a motores, además de renovados bloques V8 ahora biturbo y con posibilidad de desactivar cuatro de sus cilindros, recupera de nuevo los motores de seis cilindros en línea de gasolina, que aseguran tendrán prestaciones de ocho cilindros, pero con consumos inferiores. Para ello, entre otras cosas estrena la red que funciona a 48 voltios, que permitirá utilizar el compresor eléctrico para acompañar al turbo y facilitar una respuesta más rápida al acelerador, especialmente a bajas revoluciones.

Jeep Compass

Jeep Compass

El esperado Jeep se estrena en España en el Salón de Barcelona, aunque no estará en los concesionarios hasta después del verano. Un Compass que se situará en la gama de la marca entre el Renegade y el Cherokee, aunque casi más cerca por tamaño de este último gracias a sus cerca de 4,4 metros de longitud. Aunque enfocado hacia el segmento SUV tan de moda, como buen Jeep no renunciará a unas notables aptitudes todoterreno con una buena capacidad 4x4, gracias además de a unas cotas off-road más marcadas a la posibilidad de disponer de dos sistemas de tracción total, Active Drive y Active Drive Low. Este último asociado a la caja de cambios automática e incluye un sistema de ayuda para el descenso de pendientes y una función que imita el funcionamiento de una reductora con una primera relación de cambio muy corta. Los motores en España serán dos de gasolina Multiair—1.4 140 CV y 1.4 170 CV— y tres diésel Multijet —1.6 120 CV, 2.0 140 CV y 2.0 170 CV—.

Kia Stinger

Kia Stinger

La marca coreana no se conforma con triunfar en el mercado y hacer frente a las grandes marcas generalistas. Ahora apunta también a Audi o BMW con un novedoso Stinger que quiere ser alternativa real a modelos como el A5 o el Serie 4 Coupé. Y es que junto a su imponente estética, el Stinger no oculta sus intenciones montando un bloque 3.3 V6 sobrealimentado por dos turbos que rinde 375 CV de potencia. También habrá versiones menos radicales, un 2.0 turbo de 4 cilindros y 256 CV de potencia e incluso un diésel 2.2 de 200 CV. Un Gran Turismo de espectaculares formas que permitirá a Kia dar un enorme salto como marca, posicionándola poco a poco más próxima a las denominadas Premium.

Range Rover Velar

Range Rover Velar

Será el cuarto miembro de la familia Range, un modelo situado entre el Evoque y el Sport tanto en dimensiones como en precio. Mide 4,8 metros de longitud y estará disponible a partir de julio desde 60.000 euros. Mantendrá los mismos índices de lujo y confort que cualquier otro Range Rover, con un puesto de conducción de aspecto muy elegante, sin botones a la vista, ya que dispone de dos pantallas táctiles de 10 pulgadas asociadas al sistema de info-entretenimiento Touch Pro Duo. También los selectores del Terrain Response y Terrain Response 2 se integran en el dispositivo Touch Pro Duo, sin botones tradicionales. El volante cuenta con interruptores táctiles que activan opciones según la situación y que incluso pueden programarse con antelación. La gama de motores diésel y gasolina está compuesta por seis propulsores diferentes, que se combinan con una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades y sistema de tracción a las cuatro ruedas. Los motores diésel de 4 cilindros 2.0 se ofrecen en versiones de 180 y 240 CV. También estará disponible un gasolina de cuatro cilindros y 250 CV. Con seis cilindros en V se encuentra el diésel V6 de 300 CV y, como tope de gama, el gasolina V6 sobrealimentado de 380 CV, que anuncia un 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h limitada de forma electrónica. Todas las versiones cuentan con tracción total permanente y las de seis cilindros disponen de bloqueo de diferencial trasero activo y suspensión neumática como equipamiento de serie.