La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado que el borrador que maneja el Gobierno para la futura ley del Cambio Climático contempla una "transición justa y ordenada" para el sector automovilístico en España. Momentos después de reunirse con el comité de empresa de la planta de Isowat Made, afectada por un concurso de acreedores, en la localidad vallisoletana de Medina del Campo, la consejera ha lanzado un mensaje de "tranquilidad absoluta" para todos los integrantes del sector automovilístico, "desde los fabricantes, los concesionarios y todas las familias".

Ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez trabaja en una mesa creada para abordar este proceso de transición y que reúne a fabricantes de coches, a empresas de componentes y a concesionarios, es decir, "a toda la cadena de valor", lo que hasta ahora "nunca se había hecho". Por todo ello, la titular de Industria ha argumentado que éste es un debate, el de la fecha tope de extinción de los automóviles de combustión, que el Gobierno y la sociedad española "tiene que abrir sí o sí", pues "tal y como refleja el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), hay un 87% de españoles preocupados por el cambio climático".

En este sentido, Maroto ha opinado que es un "buen momento" para abrir un debate a "treinta años vista", pues es "muy importante" que "los desafíos del presente se transformen en oportunidades de futuro", de ahí que haya defendido la naturaleza de este borrador para el futuro Proyecto de Ley de Cambio Climático.

Asimismo, sobre este borrador que recoge Efe, la ministra también ha especificado que contendrá planes de ayudas blindados en un 20% de los Presupuestos estatales en una ley que espera que se tramite "pronto" en el Congreso y pueda así "enriquecerse" con la aportación de todos los grupos parlamentarios y superar las posibles reticencias al respecto en la Unión Europea, ha explicado Maroto.