La firma automovilística surcoreana Hyundai vendió el pasado año en el mercado español 28.454 vehículos, lo que supone un crecimiento del 6,32% en comparación con el ejercicio precedente, según datos oficiales difundidos este martes por la empresa. 

En este sentido, Hyundai es de las pocas compañías -entre las marcas con una cuota relevante- que ha crecido en el peor año de la historia en lo que a ventas se refiere (recorte del 13,4%, por debajo de 700.000 unidades vendidas). Y además, lo ha hecho con una estrategia basada en potenciar su imagen sin abaratar el producto, a diferencia de sus grandes rivales que han puesto el foco en una gran batalla comercial. 

Con este salto positivo, la compañia que dirige Diego Gutiérrez Colomer ha aumentado su peso en España, con un control del 4,23% de cuota de mercado (por encima de sus objetivos, fundamentalmente porque el mercado ha caído más de lo previsto). 

Durante el pasado mes de diciembre, las ventas de Hyundai en España se elevaron a 2.741 unidades, con una progresión del 11,47% respecto al mismo mes de 2011, en contraste con la bajada del 22,11% experimentada por el conjunto del mercado. Con ello, la cuota de la marca surcoreana subió al 5,57%.

El director general de la compañía en España, Diego Gutiérrez-Colomer, explicó que el consumidor español, en el "difícil" contexto actual, cada vez tiene más confianza en la propuesta de valor de Hyundai, "con su excelente producto y servicios como la garantía ilimitada de cinco años".

Además, Gutiérrez-Colomer expresó su satisfacción por los resultados conseguidos por la red de concesionarios de Hyundai en 2012, "un año tan complicado para el sector".