Tecnología

Qué son las 'fake news' y cómo se pueden desenmascarar

Desde las elecciones estadounidenses de 2016, las noticias falsas se han convertido en una amenaza internacional

Las noticias falsas se han convertido en un problema masivo
Las noticias falsas se han convertido en un problema masivo Ozan Safak

En las últimas décadas, la revolución de Internet y las redes sociales ha producido una profunda crisis en el sector periodístico. La prensa escrita tradicional ha tenido que reinventarse y adaptarse a la era digital para no quedarse obsoleta. Esta digitalización ha hecho que florezcan las publicaciones online, cuya principal fuente de ingresos es la publicidad de Internet. Generan beneficios por cada ‘clic’ en los anuncios de su página.

Es por esta razón por la que cada vez existen más sitios web de noticias falsas o ‘fake news’, informaciones completamente inventadas que generalmente tienen titulares muy agresivos y llamativos, y cuyo principal fin es conseguir ‘clics’.

El término ‘fake news’ ocupó titulares de todo el mundo en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, después de que inundaran de manera preocupante las secciones de noticias de Google y Facebook durante los meses de campaña. Llegó a convertirse en la palabra del año de 2017 del Diccionario Oxford.

Informaciones completamente inventadas como “Wikileaks confirma que Hillary Clinton vendió armas al ISIS” o “El Papa Francisco sorprende al mundo y respalda a Donald Trump como presidente” comenzaron a generar un tráfico incesante de lectores en páginas web de noticias falsas. De esta manera, sus creadores consiguen grandes beneficios sin apenas esfuerzo. Un adolescente macedonio llegó a ganar 60.000 dólares en seis meses gracias a crear artículos inventados sobre las elecciones que luego compartía en Facebook. 'Tienes que escribir lo que la gente quiere leer' explicó en una entrevista para Associated Press.

Las consecuencias de las ‘fake news’

Después de su derrota, Hillary Clinton culpó a las ‘fake news’ de lo sucedido. Afirmó que había sido un complot contra ella organizado por Rusia y un ejército de ‘bots’. Sin embargo,  tal y como demuestra una investigación llevada a cabo por la Universidad de Nueva York en colaboración con la Universidad de Stanford, las noticias falsas no tuvieron la fuerza suficiente como para ser responsables de la derrota de Clinton. El estudio precisó que un artículo falso necesitaría la capacidad persuasiva de 36 anuncios electorales para convencer a un solo votante.

Pero lo cierto es que las ‘fake news’ pueden llegar a tener un efecto nefasto si no se controlan a tiempo. Uno de los casos que lo evidencian fue del incidente de la pizzería Comet Ping-Pong, en Washington DC. Ocurrió en diciembre de 2016, tan sólo un mes después de que Donald Trump se convirtiese en el nuevo presidente de Estados Unidos. Edgar Welch, un joven de 29 años, entró en el local de pizzas con dos armas de fuego y un cuchillo, y disparó cuatro veces contra un armario. El joven declaró después que quería salvar a los niños que se encontraban allí, secuestrados por una red de prostitución infantil dirigida por el partido demócrata. Fue condenado a cuatro años de cárcel.

Esta loca historia no fue una invención de Welch. Se trata de una descabellada teoría conspiratoria, el ‘Pizzagate’, ideada en los foros de Internet 4chan y Reddit, los equivalentes estadounidenses a Forocoches, y difundida después por cientos de webs de ‘fake news’.  La historia cogió tanta fuerza que llegó a convencer al 14% de los votantes de una encuesta online e hizo que otro 32% no pudieran decidirse entre si era verdadera o no.

Este incidente aislado evidencia el grado en el que las ‘fake news’ pueden llegar a darse como ciertas si tienen un contenido acorde a las opiniones del lector. Pero la consecuencia más importante de este fenómeno va mucho más allá del ‘Pizzagate’: La desinformación. Un estudio del Pew Research Center determinó que un 23% de adultos americanos compartió noticias falsas sobre las elecciones presidenciales en 2016. Los lectores tienden a buscar y creer aquellos medios con ideas afines a las suyas, por lo que es fácil que se dejen convencer por los sitios web de noticias falsas, que centran su contenido inventado en informaciones agresivas hacia un lado u otro del espectro político, especialmente en Estados Unidos. Esto contamina el ejercicio informativo de cada individuo y puede llegar a formar ideas erróneas basadas en falacias.

Otra grave consecuencia de las noticias falsas es la pérdida de confianza en los medios de comunicación. Un estudio de este año liderado por Edelman determina que los medios son el sector peor valorado por la población en 22 de los 28 países incluidos en el estudio. También reveló que el 63% de los encuestados dice no saber distinguir una noticia falsa de una verdadera, y que encuentran problemas para identificar los medios fiables.

Las armas para combatir las ‘fake news’

A pesar de que tanto Google como Facebook se han comprometido a acabar con las noticias falsas, lo cierto es que estos artículos se siguen colando en las secciones de noticias de ambas aplicaciones. Por ello, recientemente han surgido multitud de plataformas dedicadas a desenmascarar las ‘fake news’.

Es el caso de ‘Facterbot’, una aplicación para Facebook Messenger creada por el periodista Andrés Jiménez que verifica tres noticias por semana. Este comprobador funciona como un chat de Facebook, en el que el usuario envía informaciones para que sean verificadas. Jiménez decidió crear Facterbot después de observar cómo las ‘fake news’ se convertían en un problema cada vez más grande. “Fue a mediados del año pasado, tras ver cómo las informaciones falsas habían alterado procesos democráticos y generado una hostilidad injustificada hacia los medios de comunicación” indica Jiménez a Vozpópuli. Añade que eligió Facebook para crear Facterbot porque es la plataforma más afectada por este problema, pero anuncia que pronto contará con su propio podcast y elaborará una newsletter.

Además de estos comprobadores, existen varios trucos para saber si un artículo es falso. La forma más elemental de hacerlo es contrastar: Buscar qué otros medios se han hecho eco de la noticia y tratar de encontrar alguno que nos sea familiar. La fuente citada también es un indicador de ‘fake news’: Si siempre se cita a una única fuente, puede tratarse de un artículo falso. El siguiente truco de verificación está relacionado con la redacción del texto. Si el titular es demasiado agresivo y el texto contiene faltas de ortografía o una redacción pobre lo más probable es que estemos ante una noticia falsa. La presencia de signos de exclamación en el titular y cuerpo también es un buen indicador de ‘fake news’. Otra forma de detectarlas es observar el resto de artículos que publica el sitio web en cuestión: Cuanto más increíbles resulten las informaciones publicadas, más posibilidades hay de que se trate de un sitio falso.

También es importante fijarse en el protagonista de la información: Las noticias falsas suelen estar protagonizadas por personas inventadas, por lo que haciendo una rápida búsqueda en redes sociales podremos saber si la persona existe realmente o no. Por último, la foto: Es muy raro que nadie haya sido capaz de capturar el momento en el que se produjo la noticia. Sospecha de una información si no está acompañada por ningún testimonio audiovisual. Los expertos también recomiendan fijarse en la URL del sitio web para asegurarse de que se trata de un medio verdadero: "Mira más allá del logo de la cabecera, puesto que es muy sencillo copiarlo y hacerse pasar por cualquier marca" advirtió el experto Peter Adams en una entrevista para Business Insider

No existe una fórmula mágica para detectar automáticamente una noticia falsa pero puede resultar más sencillo si se aplican estos trucos y se utilizan comprobadores como Facterbot, ya que, aunque Google y Facebook traten de acabar con el problema, la responsabilidad última de ‘protegerse’ de estas ‘fake news’ no deja de ser del propio lector.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba