Marcos Sierravozpopuli autores
Marcos Sierra

Tecnología

Las tres encrucijadas de Apple

Casi tres cuartas partes de la facturación de la compañía vienen de iPhones e iPads. Las ventas de ambos productos decrecen.

Fotografía de archivo fechada el 27 de enero de 2015 que muestra el logotipo de la multinacional estadounidense Apple Inc.
Fotografía de archivo fechada el 27 de enero de 2015 que muestra el logotipo de la multinacional estadounidense Apple Inc. EFE

Charlaba el otro día con un amigo. En un momento de la conversación, sacó su teléfono, que lucía una rotura de pantalla incurable, y le animé a que comprara otro.

"Para qué, si este hace todo lo que necesito. Tiene todo lo que quiero".

Esta frase enmarca un problema al que se deben enfrenta el mayor fabricante de telefonía móvil, Apple. Y el problema tiene un nombre. Se llama 'techo tecnológico'.

Hace años, cambiar de un móvil a otro era pasar de una pantalla en blanco y negro a una a color. De un dispositivo sin Internet a otro con correo electrónico y WhatsApp. Significaba cambiar un teléfono con botones físicos por otro con pantalla táctil. Ahora, de equipo supone ganar algún megapíxel más en su cámara, un poco más de batería, algo de diseño... No hay grandes diferencias de un lanzamiento a otro.

Apple vende menos teléfonos según sus últimos resultados, pero sin embargo ingresa más. Esto habla, y mucho, de la fidelidad de los fanboys de la californiana. Pero pone sobre la palestra la primera de las encrucijadas a las que se enfrenta Apple. Se ha tocado el techo tecnológico. 

Casi tres cuartas partes de la facturación de Apple vienen del iPhone y el iPad, equipos que cada vez se venden menos

Un techo, que hace aflorar la segunda de las encrucijadas: el poder de empuje de los chinos. Si un teléfono no ofrece algo suficientemente diferencial respecto a otro, ¿en qué me fijaré a la hora de decantarme por un modelo u otro? Blanco y en botella. Fundamentalmente en el precio. No es que Apple ya no fabrique equipos disruptivos, que los ofrece, sino que no son tan disruptivos como los de antes. No hay tanta sorpresa en sus nuevos lanzamientos.

Y es algo extrapolable a su rival directo. Samsung sufre también en sus propias carnes el empuje asiático, si bien los coreanos cuentan con una ventaja respecto a la firma de la manzana mordida.

"En países como Alemania o Italia Samsung está por delante de Apple porque las novedades tecnológicas que ofrece son del calibre de la californiana, pero sin embargo su precio es más ajustado", asegura Francisco Jerónimo, director de investigación de dispositivos móviles para Europa de IDC.

La consultora también es concluyente con los datos de venta de tablets. Asegura que las ventas mundiales de tablets se redujeron un 8.5% en el primer trimestre de 2017. Ya son diez los meses de reducciones mientras el mercado migra a los ordenadores convertibles (tablet+teclado).

La importancia de los teléfonos móviles y los iPads en la facturación de Apple es simplemente capital. De los 52.000 millones de dólares ingresados en el último ejercicio fiscal, 33.000 millones son 'culpa' del iPhone y 4.000 millones del iPad. Macintosh ingresa 5.800 millones y por el concepto 'Otros servicios', en los que se enmarca la Apple Store, 7.000 millones. En resumidas cuentas, teléfonos y tablets se llevan casi tres cuartas partes de lo que ingresa la compañía. La división 'Otros servicios' (donde se enmarcan servicios como Apple Store o Apple Music), es la que menos ingresa, pero en los últimos tiempos está siendo muy potenciada por la compañía, consciente de que ésta puede ser una de las alternativas a los dispositivos, y crece a un ritmo anual del 20%. División que recibiría como agua de mayo la compra de Netflix. Citi alertó anteayer en un informe que Apple estaría interesada en adquirirla. Y también Walt Disney, Eletronic Arts y Tesla. Dinero, tiene de sobra: 257.000 millones exactamente.

Una de las bazas de Apple sería inventarse un nuevo mercado con un nuevo producto, como ya hizo con el iPad y el iPod

Apple no tiene hoy por hoy, ni mucho menos, un problema, -vende menos pero factura más-, pero quizá ha llegado la hora de que empiece a considerar seriamente competir en precio de cara al futuro. En Europa es líder en países como Reino Unido, Suiza o Suecia, cuyos ciudadanos tienen un notable poder adquisitivo, pero cuando nos acercamos al ecuador, la cosa cambia. No es líder ni en España, ni en Portugal, donde Samsung y Huawei copan las primeras posiciones. "En estos países, las marcas chinas se están convirtiendo en un fuerte competidor de Apple, ya que cada vez los precios se ajustan más y es más sencillo ofrecer tecnología de vanguardia a precios asequibles", asegura Jerónimo.

Competir con los chinos es la tercera de las encrucijadas, toda vez que el precio es una de las opciones clave para competir. Decisión que parece haber tomado con el iPad. Hace unas semanas la compañía eliminó de su catálogo el iPad Air2, equipo que arrancaba en el entorno de los 700 euros, sustituyéndolo por otro muy parecido en potencia a un coste de 399 euros.

El problema de abaratar el producto es que podría hacer que las tornas se cambiarán. Ahora vende menos teléfonos pero gana más. De entrar en ese juego podría darse la derivada de que venda más teléfonos pero ingrese menos.

"Apple genera mucha expectación alrededor de cada producto. La estrategia de muchos usuarios es esperar la lanzamiento de su nuevo teléfono, el iPhone 8, bien para adquirir el anterior modelo a un precio más rebajado, bien para hacerse con el nuevo porque tecnológicamente es un salto significativo", concluye Jerónimo.

Si el camino para continuar creciendo está en los dispositivos el iPhone 8 se plantea crucial. O lo que ofrezca el nuevo terminal estimula las compras, o se avecinan nubarrones, a no ser que los de Cupertino se inventen un nuevo mercado con un nuevo producto, como en su día hicieron con el iPod o el iPad.

Lo que es claro es que las tres encrucijadas son como un dominó. Cada una de las fichas empuja a la siguiente. Se ha alcanzado un techo tecnológico (primera ficha) que hace que el mercado se mueva fundamentalmente por el precio del dispositivo (segunda ficha ficha), lo cual favorece a los fabricantes chinos, que ofrecen tecnología similar a bajo coste (tercera ficha). O Apple se vuelca en la I+D para ofrecer más productos y novedades tecnológicas o tendrá que competir en precio, situación en la que pocas vecesse ha encontrado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba