Tecnología

Tres días con el OnePlus 5: los defectos del móvil que quiere comerse a Apple y Samsung

OnePlus 5
OnePlus 5 Tere García

Si hay una compañía capaz de montar un circo mediático comparable al de Apple cuando va a lanzar un producto, pero en internet, esa es OnePlus. El fabricante chino generó muchísima expectación alrededor de su último lanzamiento, el Oneplus 5, y la resaca aún dura en foros y redes sociales.

Es todo un ejemplo de lo que debe ser el boca a boca digital. De venta de productos gracias a las bondades que airean los propietarios de sus teléfonos. Y es que el producto es bueno. A un precio asequible. No es que sea jamón al precio de mortadela. Pero sí se puede decir que es jamón ibérico al precio del jamón habitual, raso.

Nosotros ya lo hemos testeado y, después de tres días de uso, podemos certificar que puede codearse con dispositivos como el Samsung 8+ o el iPhone 7 Plus, los tope de gama de ambos fabricantes, pero a una cierta distancia -que no es demasiada-.

La sensaciones son muy buenas. Es de esos teléfonos que gusta tener en la mano, por ligero, por componentes, por diseño. La navegación va más que fluida y Oxygen, la capa que corre sobre Android, es muy elegante y limpia. En procesos multitarea se calienta-como todos-, pero nada fuera de lo normal.

Lleva menos batería y el lector de huellas se encuentra delante, donde resulta más difícil de usar que en la parte trasera

Viene con el último procesador de Qualcomm, el SnapDragon 835, y con nada menos que 8GB de RAM y 128GB de ROM en su versión más alta (la básica consta de 6GB de RAM y 64GB de ROM). Más poder de computación y agilidad para mover muchas aplicaciones, de peso considerable, al mismo tiempo.

En cuanto al diseño, es un calco del iPhone 7, aunque más fino y ligero. Buen tacto en la mano. Doble cámara con un comportamiento más que decente en fotos a oscuras y un buen objetivo de selfies, dos de las máximas que marcan la calidad de las cámaras de cualquier dispositivo. Componentes de calidad, en resumen. Todo por un precio de 499 euros, lejos de los casi 1.200 que cuesta la versión más cara del iPhone 7 Plus y los más de 900 euros del Samsung S8+.

En resumidas cuentas, tiene argumentos de sobra para competir con los buques insignia de Apple y Samsung, pero sí, es mortal. Falla en algunos detalles. Es verdad que alguno de ellos es incluso coincidente con alguno de los otros dos teléfonos, pero son estos detalles los que, si hablamos exclusivamente de calidad -que no en el binomio calidad precio-, hacen al usuario decantarse por un equipo u otro.

No es sumergible

Que sí, que se puede mojar. Que sobrevivirá se cae en el fregadero incluso si un buen chorro de agua le cae por encima, pero no se puede sumergir. Así que si donde se te cae es en el váter o en la piscina -mejor en este último sitio que en el otro-, lo más normal es que tengas que asistas a su defunción.

Es cierto que pocos teléfonos cuentan con esta interesante opción que permite, de forma totalmente segura, limpiar el móvil cuando, por ejemplo se haya cubierto de arena en la playa. O estar tranquilo cerca del borde de la piscina o de un río. En este apartado el Oneplus parte en desventaja.

Sin estabilizador óptico

Como hemos comentado, la cámara da una calidad muy decente, pero se echa en falta un estabilizador que fije las fotos cuando no hay posibilidad de mantener el pulso firme, o cuando se está grabando vídeo. Vamos a ver si en alguna de las muchas actualizaciones que Oneplus hace de sus teléfonos incluyen un estabilizador electrónico.

El lector de huellas, delante

Lector de huellas del Oneplus 5
Lector de huellas del Oneplus 5 Tere García

Lleva el lector digital en la parte delantera. Aunque no es el único teléfono en ubicarlo en ese lugar, ni mucho menos, es mucho más natural su uso cuando se encuentra en la parte trasera. El movimiento de desbloqueo es mucho más sencillo y ágil en este caso por una razón muy simple: el dedo índice está mucho más cerca del lector de huellas trasero que el pulgar del lector delantero, que son los dedos que se usan en cada caso. Una ubicación, la delantera, también utilizada por el iPhone 7 para el lector de huellas, pero no en el Galaxy S8+, que también lo sitúa detrás.

Menos amperaje en la batería

El Oneplus 5 lleva una batería de 3.300 mAh de capacidad. El amperaje es el culpable, en parte, de la autonomía de uso de un teléfono sin pasar por el cargador. Básicamente, a mayor amperaje mayor duración de la batería, aunque hay que decir que el hardware y software también influyen en las horas de vida de la misma. De hecho, Oneplus asegura que esta única versión, a pesar de tener menos miliamperios -la anterior tenía 3.400 mAh- dura un veinte por ciento más que la anterior. Lo cierto es que no parece ser así. Con suerte está al nivel de la anterior versión, quizá un poco por encima, pero no parece dar un 20 % más de batería, si lo comparamos con el Oneplus 3.

Es cierto que su procesador Qualcomm SnapDragon 835 gestiona mejor la pila, pero la realidad es que tiene 100 miliamperios menos (3.300 mAh). Con 200 miliamperios más -se presupone que el amperaje debería crecer en un teléfono que sucede a otro- seguro que sí se habría estado en ese 20 % más de incremento de autonomía del que habla la firma.

Oneplus 5
Oneplus 5 Tere García

Pantalla FHD en lugar de QHD

Cuesta ver un móvil de gama alta que no tenga una pantalla de calidad QHD. Pues bien, dejando al margen los errores reportados por algunas webs acerca de la calidad y fallos del display, el Oneplus 5 no lleva pantalla QHD. Se queda en una de tipo FHD que ya llevan de serie muchos terminales de gama media. No es un fallo mayor, como sí nos parecen algunos de los anteriores, pero supondrá cierta pérdida de calidad en la reproducción de algunos vídeos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba