Play

Muere Aretha Franklin, la voz que se alzó contra la segregación racial

La reina del soul ha fallecido este jueves 16 de agosto. Logró romper todas las barreras y luchar contra la discriminación racial. Fue la primera mujer negra en contar con un hueco en el Rock and Roll Hall of Fame y publicó más de 50 álbumes 

Aretha Franklin en 1967
Aretha Franklin en 1967 Gtres

Aretha era la reina del soul, la reina del jazz, la reina del góspel. La mujer que logró hacer lo imposible en una sociedad azotada por la lacra del racismo y las políticas xenófobas en Estados Unidos ha fallecido este jueves a los 76 años en Detroit (Michigan). Fue Memphis (Tennessee) la ciudad que vio nacer a una de las voces más prodigiosas de la música y fue allí donde se convertiría en uno de los rostros más importantes de la historia. Allí, en Memphis, en la cuna del cuarto arte, nacía Aretha Franklin un 25 de marzo de 1942. 

Cuando un artista dice adiós es triste. Más lo es si la voz que se va ha conseguido tanto, alguien esencial para que la historia se haya escrito como hasta ahora. La cantante fue catalogada como "el sonido del soul" allá por 1968 en una institución como la revista 'Times'. Tuvo que esperar hasta ese año, pero se convirtió en la primera mujer negra en ocupar su portada. La de Tennessee se hizo con una ristra de álbumes de la que muy pocos pueden presumir. En poco más de 60 años de carrera, Franklin publicó 53 álbumes con sus acordes, su esencia y su soul, pop, góspel, jazz, discoR&B.

De padre predicador y amigo de Martin Luther King, Clarence LeVaughn Franklin, creció con las raíces del góspel y de la lucha contra la discriminación racial, siendo una activista que utilizó su voz para alzarse contra la segregación hasta sus últimos días. Su historia en la música comenzaba cuando era niña y cantaba por apenas 50 dólares los fines de semana. Pero pronto su talento salió por los cuatro costados y en 1956, cuando apenas cumplía 14 años, Aretha grabó bajo el sello JVB Battle Records el trabajo con el que el público conocería a la voz, 'The Gospel Soul of Aretha Franklin'.

Aretha Franklin y Martin Luther King a finales de los 60
Aretha Franklin y Martin Luther King a finales de los 60 Gtres

Aretha ya estaba en las cabezas de todos los jefes de la industria discográfica. Firmó con Columbia y bajo la dirección de John Hammond pronto conocería los matices del jazz. Fue en 1964 cuando publicó 'Unfogettable: a tribute to Dinah Washington'. Diría adiós a Columbia, pero se redescubriría en Checker con su trabajo 'Songs of Faith' en 1964 y en Harmony con 'Once in a lifetime' en 1965.

Sin embargo, Aretha tuvo que esperar hasta el año 1987 para tener su sitio en el Rock and Roll Hall of Fame, de nuevo era la primera mujer que conseguía esta distinción. En su más de medio siglo de carrera, Aretha ha dado clases magistrales de cada género y ha creado acordes despedazando cualquier tipo de estereotipo por cuestión de sexo o raza. Ha exprimido cada letra y giro imposible.

Aretha dio nombre a Memphis como la cumbre del cuarto arte y allí fue donde logró encandilar a los Atlantic Records

Aretha ha formado parte de las calles en las que se respira el aroma de los estudios Sun Records o la esencia de Graceland. Entre los más extraordinarios rey del rock, Elvis Presley, Jack White, B. B. King o Johnny Cash, Aretha dio nombre a Memphis como la cumbre del cuarto arte y allí fue donde logró encandilar a los Atlantic Records.

Cuando uno piensa en los rostros de la música que se han despedido en los últimos años se replantea y reflexiona sobre si es verdad que tiempos pasados fueron mejores y si habrá algún día alguien que pueda suplir los acordes de Prince, la esencia de Bowie, la personalidad de Janis Joplin o los tronos de los reyes del pop, Michael Jackson, y desde este momento, el de la reina del soul, Aretha Franklin.

Su discografía

La reina del soul no se conformó con un álbum por año, hubo varias ocasiones en las que los trabajos se multiplicaban en una misma fecha. Dos, tres o incluso cuatro discos era capaz de crear el alma de Aretha.

El auge llegó en 1967, era el momento del mayor reconocimiento a Franklin, de la difusión de sus temas a nivel internacional. Ganó dos premios Grammy siendo así la segunda mujer en hacerlo. 'Respect' llegó bajo el sello de Atlantic un 14 de febrero de 1967. Ese mismo año nació 'I Never Loved a Man The Way I Love You' y un año después fue 'Lady Soul' el álbum que publicaría Franklin.

La artista fue una a amante de la buena música y creó bajo su rúbrica versiones de todo tipo de acordes. Sonidos de The Beatles, Ray Charles, Eric Clapton, James Brown, Curtis Mayfield, Sam Cooke, de The Drifters o del folk rock de los de Queens (EEUU) Simon & Garfunkel, están plasmados en sus discos.

El góspel por excelencia llegaría en el año 1972 y se despediría del género un año después con 'Hey Now Hey (The Other Side of the Sky)' para dar la bienvenida a la música disco.

El pop de la de Tennessee sonó en 'Aretha', lanzado en 1980. Tres años después sus raíces quedarían plenamente descritas en 'Never Grown Old', un álbum que, de la mano de la discográfica Chess, compartiría con su padre Clarence LeVaughn Franklin. El género pop también continuó unos años después, en 'Who’s Zoomin’ Who?'.

Aretha ya era la voz más relevante del género y en 1989 editó 'Trought the Storm', en el que contó con las voces de Elton John, Whitney Houston, James Brown, The Four Tops y Kenny G

En 1987 salió a la luz 'One Lord, One Faith, One Baptism' ('Un señor, una fe, un bautismo'). Solo góspel, con las voces de Erma Franklin, Carolyn Franklin, C.L. Franklin, Joe Ligon, Jesse Jackson, Jasper Williams y Mavis Staples. Este fue su disco más revelador, el que mostraba sus creencias religiosas.

Aretha ya era la voz más relevante del género y en 1989 editó 'Trought the Storm', en el que contó con las voces de Elton John, Whitney Houston, James BrownThe Four Tops y Kenny G. Fue entre 1991 y 1998 el periodo que más aguantó la artista sin sacar un trabajo nuevo. Ahí saldría el R&B. Ya desde Detroit (Michigan) lanzó su versión neo soul con 'A Rose is Still a Rose'.

Fue este género con el que continuó en 2003 en 'So Damn Happy' y cuatro años después lanzó 'Jewels in the Crown of the Queen'. 

La diva del soul se ha encargado de mostrar cada año cada resquicio del don que obtuvo al nacer. Decidió no volver a los escenarios a principios de febrero de 2017 para poder dedicarse a su familia y tratar de combatir el cáncer que padecía.

Una de las últimas actuaciones estelares con la que se recordará a la obsequiada con 18 premios Grammy fue en la que mostró su apoyo al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama durante su investidura o la actuación que hizo al mismo sentir en su piel la armonía de '(You Make Me Feel Like a) Natural Woman'.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba