Festivales

Carlos Sadness, el triunfo de la candidez indie

El artista Carlos Sadness
El artista Carlos Sadness Ballantine's True Music Festival

Escuchas 'Honolulu' y su voz recuerda sorprendentemente al artista mexicano León Larregui, del grupo Zoé. Su música no tiene que ver con nadie. Es especial, un chute de energía positiva y electricidad. Así lo canta él en 'Qué electricidad', en el que habla de la conexión y de que en el fondo a quien se dirige y él no son tan distintos. Sin embargo, sí lo son, Carlos Sadness es distinto a todo y tiene esa peculiaridad que todavía nadie ha mostrado. Sus letras dicen algo, no se sabe si dentro del indie, del rock o del indie rock, y él tampoco quiere decir qué género le caracteriza. Tampoco definirse, Sadness transmite lo que siente a través no solo de sus letras, sino de sus ilustraciones, y es que no se conforma con crear acordes, sino que cuando aún queda algo que decir, lo dibuja, lo último, su publicación 'Anatomías íntimas' (Planeta). 

Hemos hablado con Sadness de sus pasiones y sus miedos, aunque estos últimos desaparecen con el optimismo. Ha compartido los artistas de su infancia y ha tratado de encontrar una explicación a cómo se siente un artista cuando de un día para otro sus temas se escuchan más de un millón de veces. Sadness es imprescindible en la música española actual y muestra de ello es que este año al menos seis festivales llevan su nombre. Pero la historia no acaba ahí, acaba de presentar la bellísima 'Días Impares ft. Melissa Robles' y Guatemala, México, Bogotá o Monterrey contarán con su voz. Esta es su perspectiva de la vida. 

Carlos Sadness
Carlos Sadness Ballantine's True Music Festival

Fichaste por Sony Music en 2010. ¿Qué pensaste en ese momento? ¿Qué ha cambiado desde entonces?

Principalmente el crecimiento y la repercusión o el hecho de añadir países como México, Argentina o Colombia a la ecuación de las giras y la promoción. Pero la gran mayoría de estas cosas se han dado solas, no por el hecho de estar en Sony. No digo que Sony no trabaje bien, creo que este último año lo han hecho genial, pero al final, soy yo quien hago las canciones y son ellas las que generan que eso suceda. En aquel momento pensé que necesitaba una compañía que me ayudara con muchas cosas, al principio costó arrancar con ellos.

¿Indie, rock o indie rock?

Eso nos preguntábamos en el 2010. Se quedó allí, ahora no pienso en eso jamás.

"En el fondo no somos tan distintos, a veces cuesta hasta distinguirnos". Realmente, Carlos Sadness sí es distinto. ¿Qué tiene? ¿Qué es lo más especial de Carlos Sadness?

Me alegra que lo veas así, a mí me cuesta saber qué es lo más especial que tengo porque convivo con ello cada día, así que lo que a mucha gente le resulta diferente, a mí me sale natural o de forma inconsciente. Supongo que va en la forma de ser.

¿Cómo se define Carlos Sadness?

No lo suelo hacer, me cuesta mucho dar guías para las biografías. En instagram puse "cantante de piernas largas" porque era algo bastante objetivo, cualquier otra cosa me parecía subjetiva o pretenciosa.

No hace falta que sea algo extraordinario, no envidio los viajes a las Maldivas"

"Donde se coquetea con el universo, los recuerdos y las pasiones del artista". ¿Cuál es la pasión de Carlos Sadness? ¿Y si hablamos de miedos?

Me apasiona todo, soy muy flipado y vivo bastante las cosas. No hace falta que sea algo extraordinario, no envidio los viajes a las Maldivas, porque irme a los Monegros puede ser igual de inspirador si juegas con otros componentes. Miedos no tengo muchos, les pinto la cara de colores.

¿Qué le recorre por el cuerpo a un músico cuando ve por primera vez que sus canciones se están escuchando millones de veces?

Es una sensación muy bonita y gratificante, claro. Uno hace música sin esperar respuesta, pero cuando la respuesta se nota tanto y está tan presente en tantas vidas, es sobrecogedor.

¿Cuál de tus canciones te describe mejor? ¿Cuál te costó más crear?

Me describe bien 'Qué Electricidad', de las que hay publicadas hasta ahora, claro, también 'Perseide'. Creo que son mi día y mi noche. Las de 'La Idea Salvaje' me salieron sin mucho atasco, 'No vuelvas a Japón' sí me generaba algunas dudas y ahora, con el disco nuevo, ando dándole bastantes vueltas a un par, pero porque siempre intento hacer algo que no haya hecho antes y a veces requiere más tiempo del que pensaba, ese aprendizaje, quiero decir.

No hay mucha gente escribiendo cosas genuinas, pero sí mucha gente deseando escucharlas"

Las letras en los temas… ¿Qué peso tienen en la música actual que se consume?

Pues más del que la gente se piensa. Es cierto que en la música urbana hay mucha letra simple, pero por eso se escuchan durante poco tiempo o solo para bailar. Las canciones con buenas letras acaban trascendiendo de otra manera, y no hay mucha gente escribiendo cosas genuinas, pero sí mucha gente deseando escucharlas.

¿Qué nos quiere contar Carlos Sadness con sus letras?

Dentro del imaginario, de las metáforas que uso, no son absolutamente crípticas.

Ofreces conciertos, escribes, ilustras… El 8 de noviembre se lanzó 'Anatomías Íntimas'. ¿Qué cuentan tus ilustraciones? ¿Quedan más cosas que contar además de lo que narran tus letras?

A veces no quedan y dejo de escribir, por eso no saco un disco cada año o cada dos, creo que es un error escribir porque sí. Tampoco digo que haya que escribir solamente en estado existenciales o algo así, pero no debería forzarse un trabajo creativo.

Actualmente no puedes estar aquí pensando que te vas a forrar, te va a dar otras cosas"

¿Un músico actualmente se puede ganar la vida siendo solo músico? ¿Se tiene miedo a poder caducar?

Ese miedo es más algo que habrá que aceptar, una parte de la vida, que un miedo en sí. Yo me gano la vida con muchas cosas que suman: los conciertos, las escuchas de spoti, de Youtube, las ventas de discos, de libros, las acciones con marcas, los derechos de autor... Quizás a día de hoy es difícil vivir solo de una o dos de esas cosas, a no ser que seas muy famoso y mayoritario. La música es un curro que te ha de apasionar, actualmente no puedes estar aquí pensando que te vas a forrar, te va a dar otras cosas.

¿Crees que actualmente la gente tiene esa cultura de la música que se tenía antes? ¿La música española está en un buen momento?

Está un poco mejor que hace unos años, pero tampoco creo que sea su mejor momento. Las televisiones casi no tienen espacio para música, exceptuando sus propios programas de talentos. Creo que dos cosas muy positivas son los festivales y Spotify.

¿Confías en que la música en directo siga siendo necesaria? ¿Qué nos da la música en directo?

Es algo de valor, es un entretenimiento que además es cultural. Que tiene un lado eufórico y a la ves emocional, a mí los conciertos me parecen algo súper interesante.

¿Con quién creció Carlos Sadness? ¿A quién escuchabas?

En casa, además de los Beatles sonaba mucho The Cure, Radio Futura, Pink Floyd, Simon and Garfunkel...

¿Hay alguien con quien te encantaría compartir escenario que aún no hayas podido?

Pues he tenido mucha suerte compartiendo escenarios o haciendo colaboraciones, pero mira, nunca he podido cantar 'Siempre Esperándote' con Ivan Ferreiro y es algo que espero poder hacer algún día. Pero no soy un pesado y no me gusta estar encima de nadie para que venga a cantar conmigo, prefiero que esas cosas pasen por casualidad o coincidencia. Si alguien me cae bien o me gusta su música, está más que invitado, ¡¡pero no obligado!!

Cantas sobre la electricidad y la conexión. ¿Cuándo siente Carlos Sadness que hay conexión con algo?

Lo noto en mi pecho, como dice Obama en "El Día que volviste a la tierra" al darle las gracias a la chica astronauta de 'La idea salvaje'.

En los acordes de 'Hoy es el día' compartes un soplo de energía positiva y de alegría. ¿Qué día recuerda y recordará siempre Carlos Sadness?

Muchos, la vida está llena de días increíbles, algunos a nivel personal y otros que he vivido con muchas personas, como conciertos clave en mi carrera como el Ochoymedio en Madrid en el que me robaron el ukelele (a parte de eso, fue genial), bromea. El Apolo de 2016 en Barcelona, los tres Lunarios seguidos en Ciudad de México, el día que me perdí en Buenos Aires, el concierto en el museo de Zaragoza, mi viaje a Monteperdido de donde salió esa canción y 'Feria de Botánica'. Mi firma de libros en San Jordi de Barcelona... podría estar así horas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba