Neurociencia

Cómo usar los latidos del cerebro para diagnosticar alteraciones

Un nuevo sistema de visualización del cerebro podría ayudar a detectar contusiones, aneurismas y malformaciones a partir de los movimientos que hace el cerebro con cada latido del corazón.

Algunas realidades no se manifiestan hasta que las observamos de una determinada manera o a una velocidad distinta de la que captan nuestros ojos. Con esta idea en la cabeza, el equipo de Mehmet Kurt, del Instituto Stevens de Tecnología, ha diseñado un sistema que combina la resonancia magnética con otras técnicas que permiten visualizar el ritmo cardíaco de forma magnificada en el cerebro y detectar posibles anomalías.

En un trabajo publicado este martes en la revista Magnetic Resonance in Medicine, el equipo de Kurt describe un nuevo sistema que muestra el movimiento amplificado del cerebro cada vez que el corazón late y aporta una “esperada herramienta de diagnóstico de alteraciones difíciles de detectar” como contusiones y aneurismas, antes de que supongan una amenaza para la vida del individuo. “Es una prueba de concepto”, explica Kurt. “Queríamos ver si podríamos amplificar los pequeños movimientos del cerebro con cada latido y capturar ese movimiento como ocurre naturalmente, es decir, sin introducir ruido. Es importante cuando están intentando lo que están intentando: detectar movimientos anormales en el cerebro para diagnosticar y monitorizar problemas”.

“Se trata de detectar movimientos anormales en el cerebro para diagnosticar y monitorizar problemas”

Los movimientos del encéfalo con cada latido son imperceptibles al ojo humano, del orden de entre 10 y 150 micras de desplazamiento, menos que el grosor de un cabello humano. Debido a esto, las resonancias magnéticas normales tienen problemas capturando ese movimiento. Para resolverlo, los autores colocaron un pulsómetro a los voluntarios durante las pruebas y coordinaron el pulso con las imágenes para crear movimientos suaves mediante un algoritmo que amplía el movimiento a escala visible y reduce el ruido de la imagen. El resultado es una imagen del cerebro con la precisión de un escáner y con el movimiento pulsátil amplificado para detectar posibles alteraciones.

El sistema detecta especialmente bien el movimiento en áreas como el cerebro medio y la medula espinal, pero también es sensible en la corteza frontal. Durante las pruebas, los autores del estudio utilizaron la nueva técnica para comparar los resultados al escanear una cerebro sano y el de una persona con malformación de Chiari tipo I. En el segundo caso las imágenes mostraban un movimiento anormal del cerebro en dos zonas muy concretas. Sus autores creen que el sistema puede ayudar a detectar fácilmente otros problemas que en las resonancias convencionales pasan desapercibidos y ayudar incluso en la prevención y el diseño de mejores cascos contras las contusiones.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba