Paleontología

El único animal que rivalizó en tamaño con la ballena azul

Identifican los restos de una especie de ictiosaurio gigante que vivió hace 200 millones de años y pudo superar los 25 metros de longitud, lo que le convertiría en el segundo mayor animal de todos los tiempos.

El único animal que rivalizó en tamaño con la ballena azul
El único animal que rivalizó en tamaño con la ballena azul Nobumichi Tamura

En mayo de 2016 el coleccionista de fósiles Paul de la Salle encontró un enorme hueso en la playa de Lilstock, en el condado de Somerset (Inglaterra), y sospechó que se podría tratar de un hallazgo importante. En excursiones posteriores descubrió otros fragmentos de la pieza que, en su conjunto, media más de un metro, así que decidió llevárselo a los profesores Dean Lomax y Judy Massare para que lo examinasen. “De entrada el hueso parecía solo un trozo de roca, pero después de descubrir algunas marcas y la estructura ósea, pensé que podría ser parte de la mandíbula de un ictiosaurio”, asegura De la Salle, quien ahora firma un estudio sobre el hallazgo en la revista PLOS ONE.

El fragmento de mandíbula estudiado
El fragmento de mandíbula estudiado Dean Lomax, Universidad de Manchester

Con ayuda del geólogo Ramues Gallois, que visitó el sitio para datar la edad del espécimen a partir de la estratigrafía, los autores del trabajo identificaron los restos de hueso como parte de la mandíbula inferior de un animal que vivió en esta zona del planeta hace 205 millones de años y cuyo tamaño pudo competir incluso con el de la criatura más grande que jamás ha poblado la Tierra: la ballena azul. En concreto, los restos, pertenecieron a una especie de ictiosaurio gigante que pudo alcanzar los 26 metros de longitud. Para calcular su tamaño Lomax y Massare lo compararon con otros especímenes encontrados anteriormente y viajaron hasta el Museo de Paleontología de Alberta, en Canadá, donde se guardan los restos del mayor ictiosaurio conocido hasta la fecha, el Shonisaurus sikanniensis,que alcanzó los 21 metros de largo.

Reconstrucción del esqueleto del Shonisaurus
Reconstrucción del esqueleto del Shonisaurus Nobumichi Tamura & Scott Hartman

“Como el espécimen está representado solo por una pieza grande de su mandíbula”, explica Lomax, “es difícil aportar una estimación de tamaño, pero usando un simple factor de escala y comparándolo con el mismo hueso de S. sikanniensis, el espécimen de Lilstock es alrededor de un 25% más grande”. Por supuesto, las estimaciones siguen teniendo un gran nivel de incertidumbre mientras no se encuentren más fósiles de esta misteriosa especie, pero el hallazgo confirma que los restos encontrados en 1850 en las costas británicas de un ictiosaurio similar en características podrían no ser una simple excepción sino pertenecer a una especie que efectivamente vivió hace 200 millones de años en aquellos mares y que podría rivalizar con las criaturas más grandes que jamás hayan existido.

Referencia: A giant Late Triassic ichthyosaur from the UK and a reinterpretation of the Aust Cliff 'dinosaurian' bones (PLOS ONE) 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba