Antonio Martínez Ronvozpopuli autores
Antonio Martínez Ron

Opinión

Para qué sirve mandar un descapotable a Marte

La compañía SpaceX acaba de usar con éxito uno de los cohetes más potentes de la historia para lanzar un coche al encuentro de la órbita de Marte. Para muchos, la hazaña de Elon Musk es solo una maniobra comercial, mientras que otros lo consideran el inicio de una nueva era de la exploración espacial. ¿Cuál es su auténtico alcance? Aquí van algunos argumentos para la discusión.

Mientras usted lee estas líneas, un descapotable rojo con un maniquí a bordo se dirige hacia la órbita de Marte a toda velocidad con un letrero en el salpicadero que dice “No se asusten”. La escena parece sacada de uno de los maravillosos libros de Douglas Adams, pero es una realidad de la que han sido testigos miles de terrícolas entusiasmados por las andanzas de este particular explorador espacial que avanza por el espacio con el brazo apoyado en la ventanilla. Para los más escépticos, lo único que ha hecho Elon Musk es una fantástica campaña de publicidad de su empresa de coches eléctricos. Para los entusiastas, Musk es un visionario que va a cambiar la historia de la exploración espacial y ha dado el pistoletazo de salida para que la humanidad ponga un pie en Marte. ¿Cuál de las dos partes tiene razón? Para analizarlo, situemos las cosas en perspectiva.

Si nos remitimos a los hechos, el lanzamiento del Falcon Heavy es una autentica hazaña aeroespacial aunque solo sea porque, como recuerda el astrofísico Daniel Marín, se trata del “cuarto cohete más potente que jamás se haya construido detrás del Saturno V, el N1 y el Energía”. El logro es en sí mismo impactante, pero en lo que nos debemos fijar es en sus 63 toneladas de capacidad de carga en órbita baja, que duplican la capacidad de la tecnología actualmente en uso. Salir al espacio se ha convertido en algo relativamente sencillo en los últimos tiempos; el auténtico desafío es conseguir sacar una carga suficientemente pesada como la que se necesitaría de cara a una posible misión tripulada a Marte. Musk no solo ha emprendido este camino, sino que lo está haciendo de manera eficiente, con la capacidad para recuperar las primeras etapas del cohete y reutilizarlas, al tiempo que abarata los costes del lanzamiento.

“El instante más hermoso se produjo cuando las dos etapas del cohete se posaron grácilmente como bailarinas”

De todos los momentos increíbles que se vivieron durante el lanzamiento del Falcon Heavy, aparte de los planos del coche descapotable sobrevolando la Tierra como quien sale de paseo por el vecindario, tal vez el más hermoso fue el instante en que las dos etapas laterales del cohete se posaron grácilmente sobre las plataformas de aterrizaje como dos bailarinas sincronizadas. Es esa capacidad de reutilización la que marca un antes y un después en la forma que tenemos de viajar al espacio. El momento más feo, sin duda, fue la interrupción de la transmisión en directo cuando los dos presentadores de SpaceX se dieron cuenta de que algo iba mal con el módulo central del cohete, que terminó cayendo al océano, y se pusieron a silbar mirando al techo.

La adrenalina nos había subido tanto para aquel entonces, que nada podía estropear la fiesta a los amantes del autoestopismo espacial. Eso sí, el entusiasmo llevó a muchos a perder el sentido de la realidad y olvidar lo que se ha hecho en el pasado. “Space X ha hecho en una década lo que la NASA (una organización gubernamental) no ha podido hacer en 30 o 40 años”, decía un tuitero que cantaba las alabanzas del “libre mercado”. Otros se ocuparon de ponerle los pies en la Tierra y le recordaron que en los últimos 40 años la NASA ha construido una estación espacial, ha enviado sondas a todos los planetas y más allá del Sistema Solar y ha colocado varios robots a Marte, entre otras muchas cosas. De hecho, la humanidad ya envió coches al espacio hace 40 años y los hizo rodar sobre la superficie de la Luna a toda pastilla con un par de alborozados astronautas a bordo. Por eso la afirmación sobre la NASA es injusta, y no solo porque la agencia actúa más como un socio que como un competidor de la empresa de Elon Musk, sino porque el logro de SpaceX tiene que ver directamente con la utilización a precio de saldo de sus instalaciones y el aprovechamiento de su trabajo.

“La humanidad ya envió coches al espacio hace 40 años y los hizo rodar sobre la superficie de la Luna”

Al margen de quién debe apuntarse el tanto, lo importante es comprender si el lanzamiento del Falcon Heavy tendrá una verdadera trascendencia en la carrera espacial hacia Marte o es solo espuma publicitaria que el hábil Elon Musk aprovechará en beneficio de sus negocios. En la parte negativa debemos contar que el coche no pasará ni siquiera cerca del planeta rojo, sino que se colocará en una órbita solar con afelio en la órbita marciana, así que afirmar que enviado un Tesla “a Marte” es ciertamente exagerado.

Órbita prevista del vehículo lanzado a bordo del Falcon Heavy
Órbita prevista del vehículo lanzado a bordo del Falcon Heavy SpaceX

En cuanto a lo de abrir el camino a futuras misiones tripuladas, la realidad es que aún queda muchísimo camino por recorrer. Ni tenemos los cohetes necesarios, ni la tecnología ni los presupuestos que requeriría una misión de este tipo, por más que la compañía de Musk haga bonitos vídeos futuristas. Por la parte positiva, es verdad que el camino para llegar algún día a Marte está abierto y que el éxito del Falcon Heavy facilita el desarrollo del siguiente cohete de SpaceX, el BFR, o el SLS (Space Launch System) de la NASA, que ya son palabras mayores. Por último, si las “astrobilbainadas” de Musk tienen una parte publicitaria, ¿qué tendría eso de malo? La humanidad necesita visionarios que empujen y tiren del carro para motivar a los demás a conseguir nuevos logros, aunque sea apelando a las fantasías que leímos cuando éramos adolescentes. ¿Acaso viajar a la Luna no fue una gran maniobra de marketing para quedar por encima de los rusos? No tenemos mucho que perder en el intento; dejemos trabajar a los soñadores.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba