Inteligencia animal

La sepia planifica sus comidas

Un nuevo estudio demuestra que estos cefalópodos son capaces de anticipar el futuro y planificar en función de los recursos y de sus preferencias alimenticias.

La sepia planifica sus comidas
La sepia planifica sus comidas Pauline Billard

Hasta hace unos años, la capacidad para anticipar acontecimientos futuros y planificar en función de las expectativas se creía una capacidad exclusivamente humana. Sin embargo, cada vez está mas claro que algunos animales, como los cefalópodos, poseen una gran capacidad cognitiva, aunque su desarrollo neurológico sea radicalmente diferente del nuestro. En esta línea, un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge acaba de comprobar que las sepias (Sepia officinalis)son capaces incluso de planificar sus comidas en función de los recursos que creen que tendrán disponibles en el futuro.

En un trabajo publicado este miércoles en la revista Biology Letters, el equipo de Pauline Billard describe una serie de experimentos realizados con un grupo de 29 sepias. En una primera fase de las pruebas, los autores del estudio alimentaron a las sepias dentro del acuario dándoles a elegir entre gamba y cangrejo, que colocaban a la misma distancia. Los resultados indicaron claramente que los cefalópodos preferían las gambas y se mostraban, en general, menos interesadas por los cangrejos. En la segunda parte de los experimentos, los autores alimentaron con gambas al final del día a las sepias de manera constante y en otro momento lo hicieron de manera aleatoria, de forma que la sepia no supiera exactamente qué día le tocaba gamba de cena.

Cuando las sepias sabían que les tocaba cenar gambas, comieron menos cangrejo durante el día

El resultado fue que en la fase del experimento en que las sepias sabían que les tocaba cenar gambas procuraron comer menos cangrejo durante el día, como para dejarse hueco para su comida favorita. Según los investigadores, este comportamiento indica una capacidad de decisión basa en las expectativas que es propio de habilidad cognitiva compleja. “Fue sorprendente ver cómo de rápido adaptaron las sepias su comportamiento alimenticio”, explica Billard. “En solo unos pocos días aprendieron a predecir si habría gambas por la noche o no. Esto es un comportamiento muy complejo y solo es posible porque tienen un cerebro muy sofisticado”.

En la naturaleza, estos animales pueden tener un comportamiento depredador selectivo u oportunista. Las pruebas mostraron que son capaces de cambiar de estrategia basándose en su experiencia y que optimizan su actividad para garantizar que comen suficiente y también que obtienen más comida de la que prefieren. “Esta estrategia flexible para buscar comida demuestra que las sepias pueden adaptarse rápidamente a los cambios en su ambiente utilizando la experiencia previa”, concluye Nicola Clayton, autor senior del estudio. “Este descubrimiento aporta una comprensión muy valiosa de los orígenes evolutivos de una capacidad cognitiva tan compleja”.

Referencia: Cuttlefish show flexible and future-dependent foraging cognition (Biology Letters) http://dx.doi.org/10.1098/rsbl.2019.0743

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba