Biología

El gusano que se muere “al revés”

Cuando un gusano C. elegans se muere, el rigor mortis se produce justo antes de morir y no unos minutos después, como sucede en nosotros y otros animales. En un trabajo publicado este martes en la revista Cell Reports, el equipo de David Gems documenta con todo detalle el curioso proceso que se produce a nivel celular cuando estos gusanos mueren y que puede servir para conocer mejor los procesos de senescencia. “Lo que más nos sorprendió al principio fue que el ‘rigor mortis’ de los gusanos empezaba cuando todavía estaban vivos”, asegura Evgeniy Galimov, coautor del estudio. “Pero después nos dimos cuenta de que la muerte por fallo circulatorio, como en los mamíferos, no ocurre en C. elegans. Estos gusanos son tan pequeños que no necesitan un sistema circulatorio para obtener oxígeno para la respiración”.

La muerte se expande a través del organismo del gusano desde la boca hasta la cola de forma sucesiva

El trabajo muestra cómo la muerte se expande a través del organismo del gusano desde la boca hasta la cola de forma sucesiva, a través de la necrosis celular. Cada una de las células que muere suelta el calcio fuera de su membrana y provoca la muerte de las células vecinas. Esto, que también ocurre en nuestro cuerpo, empieza primero en los músculos y se extiende al cabo de unos minutos, lo que produce la característica rigidez de los cadáveres. El proceso termina con una relajación posterior, algo que es bien conocido por los carniceros y cazadores, que dejan a los animales colgados durante un tiempo antes de su consumo. Este proceso se da también en los gusanos, solo que ocurre antes de que hayan muerto. “Un C. elegans que se muere experimenta un fenómeno súbito en el que la contracción de la muerte en la cabeza echa la faringe hacia atrás hacia el intestino y el impacto dispara la muerte celular”, explica Gems. El proceso, que ha sido documentado mediante células fluorescentes, recuerda al de una casa que se va quemando de arriba a abajo, según Galimov.

La causa de que la rigidez se produzca justo antes hay que buscarla, según los autores, en la inexistencia de un sistema circulatorio en C. elegans, lo que supone que la anoxia no juega ningún papel en su muerte: las células dejan de funcionar inmediatamente con la expansión del calcio a través de las membranas. “La muerte celular ha sido ampliamente estudiada pero se conoce mucho menos sobre la muerte de organismos completos, como sucede, qué la dispara y y cuándo empieza y termina”, apunta Gems. “Pero es extremadamente importante para comprender las enfermedades fatales en humanos, especialmente aquellas relacionadas con el envejecimiento. Los autores esperan que estos resultados ayuden a entender mejor el fenómeno de la senescencia en humanos y a prevenir la muerte en pacientes enfermos.

Referencia: Coupling of rigor mortis and intestinal necrosis during C. elegans organismal death (Cell Reports) DOI 10.1016/j.celrep.2018.02.050



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba