El ébola mutó durante la pandemia y se hizo más transmisible
El ébola mutó durante la pandemia y se hizo más transmisible DFID - UK Department for International Development (Flickr, CC)

ÉBOLA

El ébola mutó y se hizo más transmisible

Un grupo de investigadores ha identificado las mutaciones que sufrió el virus durante el último brote epidémico en África y ha descubierto que incrementaron su capacidad para infectar células humanas.

El virus ébola se 'perfeccionó' y se hizo más transmisible durante su último contacto con los humanos. Es la principal conclusión de dos estudios que se publican simultáneamente este jueves en la revista Cell y en los que dos equipos han analizado las mutaciones genéticas que sufrió la cepa del virus durante el brote que terminó con la vida de 11.000 personas en África Central entre 2013 y 2016 e infectó a casi 30.000 individuos.

Una de las mutaciones surgió al principio del brote y pronto convirtió a esa cepa en la dominante

Los dos equipos han analizado las secuencias del genoma del virus disponibles públicamente y descubrieron una mutación en el gen que codifica la glicoproteína que facilitaron su transmisión entre humanos y que pudo tener una papel determinante en su rápida expansión entre poblaciones. "Hasta hace poco, los brotes en humanos habían sido de corta duración y el virus había tenido pocas oportunidades de adaptarse a nosotros como hospedadores", explica Jeremy Luban, coautor de uno de los trabajos. "Si introduces un virus en un nuevo huésped, como los humanos, necesita adaptarse para infectar y propagarse mejor en ese huésped", añade Jonathan Ball, virólogo coautor del segundo estudio. Una de las mutaciones concretas, estudiada por los dos grupos, surgió al principio del brote y pronto convirtió a esa cepa en la dominante durante el brote que se expandió por varios países durante meses ante la impotencia de las autoridades.

Un esquema de la transmisión del virus
Un esquema de la transmisión del virus Ball et al.

Como curiosidad, estos cambios en el virus no afectaron a su capacidad para infectar células de otras especies de mamíferos, como los murciélagos (el hospedador natural del virus). "Descubrimos que, a medida que se propagaba de humano en humano, aparentemente el ébola no tenía que preocuparse por mantener su infectividad en murciélagos", apunta Ball. Los autores quieren seguir trabajando para entender mejor estas mutaciones y la forma de propagarse del virus. "Es importante comprender cómo evolucionan los virus durante estos brotes", asegura Luban. "Si lo hacemos, estaremos mejor preparado para cuando estos se propaguen entre los humanos en el futuro".

Referencias: Ebola virus glycoprotein with increased infectivity dominated the 2013-2016 epidemic (Cell)  DOI: 10.1016/j.cell.2016.10.014 | Human adaptation of Ebola virus during the West African outbreak (Cell)  DOI: 10.1016/j.cell.2016.10.013



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba