Previsiones

Más allá de la covid-19: la ciencia que viene en 2021

El año que comienza será decisivo en la lucha contra la pandemia, pero se avecinan otros hitos científicos en el horizonte, tanto en biomedicina como en exploración espacial. Estos son algunos de ellos

Más allá de la covid: la ciencia que viene en 2021
Más allá de la covid: la ciencia que viene en 2021 Pixabay

Si nada se tuerce, el año 2021 debería ser el año en que empecemos a dejar atrás la pandemia de covid-19 y en el que el foco científico se pueda poner en muchos otros frentes. El que entra será el año de la prueba de fuego de las vacunas; veremos cuáles funcionan, si se distribuyen con criterios de igualdad y en qué momento contribuyen a que haya una inmunidad de grupo suficiente. También será el año en que la OMS enviará un amplio grupo de expertos a Wuhan (China) para intentar determinar cómo se inició la pandemia y qué medidas se pueden tomar para evitar que vuelva a suceder. Pero en 2021 también estrenaremos telescopio espacial, probaremos nuevas estrategias contra el sida y se pondrá en marcha el plan para el acceso abierto de las publicaciones científicas sin precedentes, entre otras muchas cosas.

Nuevos ojos para ver el universo

En octubre de 2021 la humanidad enviará al espacio el telescopio espacial James Webb, en el que los equipos de la NASA, la ESA y la Agencias Espacial Canadiense llevan más de una década trabajando y se han invertido 9.000 millones de euros. Se trata del “mayor y más potente y complejo telescopio espacial jamás construido”, el sustituto de los telescopios Hubble y Spitzer que nos permitirá observar objetos aun más distantes en el universo y descubrir nuevos exoplanetas y novas.

Acceso abierto a la ciencia

En 2021 entrará en vigor el denominado Plan S, coordinado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), por el que los investigadores europeos que trabajen con dinero público están obligados a publicar su trabajo en repositorios abiertos o en revistas disponibles para todos. Al plan se han sumado más de 20 organizaciones y puede suponer una auténtica revolución en el acceso al conocimiento y en el ecosistema de las publicaciones científicas, cuyo funcionamiento lleva años siendo puesto en duda.

Juicio a un fraude científico

El próximo mes de marzo está previsto el inicio del juicio a Elizabeth Holmes por el caso Theranos, uno de los mayores escándalos científicos de las últimas décadas. En el proceso, que fue pospuesto como consecuencia de la pandemia, se juzga la presunta estafa de los creadores de esta compañía tecnológica de Silicon Valley que llegó a estar valorada en más de 9000 millones dólares y prometía diagnosticar decenas de enfermedades a partir de una o dos gotas de sangre. La fiscalía concediera que Holmes engañó a inversores, socios y médicos, y presenta más de 10 cargos por fraude contra la creadora de Theranos.

Nueva cumbre climática

En noviembre de 2021 la ONU celebrará una nueva conferencia internacional por el clima, esta vez en Glasgow, en la que se revisarán las cuotas de emisiones comprometidas en el Acuerdo de París de 2015. Las miradas estarán puestas en la nueva administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y en la forma en que retomará el camino desandado por Trump en la última legislatura para sumarse al compromiso de China y la UE de descarbonizar sus economías en las próximas décadas.

‘Perseverancia’ marciana

En 2021 se espera la llegada a Marte de tres misiones: una china (Tianwen-1), una de Emiratos Árabes (Hope) y una de la NASA (Mars 2020). La sonda china Tianwen-1 buscará agua y signos de vida en Marte con 13 instrumentos diferentes, mientras que la NASA depositará en febrero una nuevo rover en la superficie marciana: el Perseverance. Uno de los objetivos principales de esta misión será estudiar la posible existencia de vida en el pasado del planeta, para lo que recogerá muestras con vistas a una futura misión que las envíe de vuelta a la Tierra. La NASA también evitará la sonda Lucy, que viajará durante 12 años alrededor de diferentes asteroides, entre ellos seis “troyanos” de Júpiter y uno de los grandes cuerpos del Cinturón de Asteroides.

Terapias y diagnósticos CRISPR

Para inicios del año 2021 ya hay más de 40 ensayos clínicos con CRISPR aprobados y muchos más en camino. En los próximos meses se esperan avances en la aplicación de esta técnica de edición genética en inmunoterapia contra el cáncer, mediante el “entrenamiento” de células CAR-T en cánceres refractarios, además del desarrollo de herramientas de edición más sofisticadas, como los editores de bases y los editores prime. También puede que veamos las primeras aplicaciones de CRISPR para el diagnóstico de enfermedades, como las que la premio Nobel Jennifer Doudna presentaba recientemente para detectar el SARS-CoV-2 mediante una estrategia basada en la proteína Cas-13a. De prosperar estas vías de investigación en marcha, apunta el investigador Lluis Montoliu (CNB-CSIC), quizá estaremos pronto “en otro nivel de diagnóstico”. De tener éxito, estas técnicas podrían llevar al desarrollo de pruebas que te permitan tomar un poco saliva con un algodón en tu propia casa y comprobar mediante el teléfono móvil si se produce determinada fluorescencia que indica que tienes una mutación o una enfermedad concreta.

Avances contra el sida

En el año 2021 también se esperan resultados interesantes en la lucha contra otras enfermedades, además de la covid-19. En febrero se conocerán los resultados de un ensayo de prevención del sida con anticuerpos monoclonales que podrían ayudar a diseñar de tratamientos e incluso de una futura vacuna contra el VIH. En este terreno, hay motivos para el optimismo. En noviembre un ensayo en siete países del África subsahariana mostró que el medicamento ‘cabotegravir’ era efectivo para prevenir la infección por VIH en mujeres jóvenes. Esto, junto a los recientes descubrimientos genéticos sobre la enfermedad, abre un camino de esperanza a corto y medio plazo.

Virus contra bacterias resistentes

Además la pandemia, el otro gran foco de preocupación por la salud global es la proliferación de bacterias resistentes a los antibióticos y a otros tratamientos. Uno de los avances más prometedores es la aplicación de terapias mediante virus bacteriófagos y derivados como endolisinas. La combinación de los fagos líticos y endolisinas junto a tratamientos antimicrobianos ya se está aplicando como terapia en pacientes infectados por bacterias resistentes en pacientes covid-19 en EEUU. En Europa es necesario el desarrollo de más ensayos clínicos para su aprobación, pero es uno de los campos más prometedores en biomedicina.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba