SALUD

La España sedentaria enferma hasta cuatro veces más

Un 73% de la población española apenas realiza ningún ejercicio físico, según un informe de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte. La prevalencia de hipertensión, diabetes o depresión es varias veces mayor en este grupo y su inactividad supone un 10 por ciento del gasto sanitario.

Un 73% de la población española apenas realiza ningún ejercicio físico
Un 73% de la población española apenas realiza ningún ejercicio físico Pedro Ribeiro Simões (Flickr, CC)

España es un país que vibra con el deporte, pero solo frente al televisor. Los datos recogidos en el último informe de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte indican que los españoles son en su mayoría sedentarios y que esta falta de actividad se relaciona directamente con mayor prevalencia de enfermedades y mayor consumo de medicamentos. En concreto, el informe recoge que la población española no hace ninguna actividad física en su tiempo de ocio (34 %) o solo lo hace ocasionalmente (39 %). Esto significa que la población más inactiva es casi el triple (2.75 veces) que la que practica actividad física al menos varias veces al mes.

La población inactiva es casi el triple que la que practica actividad física

Los datos utilizados para este estudio transversal proceden de la Encuesta Europea de Salud en España (EESE) tomados entre enero de 2014 a febrero de 2015 en más de 20.000 encuestas a domicilio a ciudadanos entre los 18 y los 74 años. La propia agencia califica de "preocupante" esta proporción de población sedentaria en España, que no realiza la actividad física mínima recomendada por la OMS y recalca que el coste económico directo de esta inactividad se estima en aproximadamente el 10 % del coste sanitario en nuestro país.

Los datos también indican que la actividad física se incrementa con el nivel de estudios, disminuye con la edad y es significativamente menor en las mujeres. Pero lo más impactante son sus efectos sobre la salud. Los encuestados se dividieron en los grupos O (ninguna actividad física), I (alguna vez camina o pasea en bicicleta), II (hace deporte varias veces al mes) y III (hace deporte varias veces a la semana). Un vistazo rápido a las tablas permite ver los efectos del ejercicio sobre la salud por tramos de edades. En la siguiente tabla, por ejemplo, se puede ver que en la población de 45-64 años la prevalencia de diabetes se triplica en los sedentarios.

Un dato interesante es que para cambiar esta prevalencia no hace falta hacer ejercicio diario (grupo III), sino que basta con hacer algo a la semana (II). En general, el nivel de actividad más intenso no supone una ventaja adicional considerable con respecto a la práctica de deporte varias veces al mes. En todas las patologías analizadas la reducción de la prevalencia de enfermedades en estos dos grupos es considerable, hasta el punto de que en las personas activas se reduce aproximadamente a la mitad la prevalencia de hipercolesterolemia e hipertensión y más de tres veces la de diabetes, depresión y ansiedad.

La actividad física disminuye con la edad y es significativamente menor en las mujeres

En el caso de la salud mental, la reducción de la prevalencia en los más activos físicamente es significativa en todos los grupos de edad y en algunos se observa una fuerte reducción de hasta 5 veces. En el grupo de 65-74 años es en el que se observa una mayor diferencia entre los sedentarios, con un 21% de personas con depresión, mientras que en las personas que permanecen más activas apenas alcanza un 4.5%. Lo mismo pasa con los niveles de ansiedad.

El informe también recoge datos por regiones e indica que la comunidad autónoma que presenta un mayor porcentaje de personas que no hacen ninguna actividad física en su tiempo de ocio es Castilla La Mancha y la de menor porcentaje es Navarra. En cuanto al índice de comportamiento sedentario (ICS), Galicia es la comunidad que sale peor parada, mientras que las más activas son el País Vasco y Madrid. 

Los autores advierten de que aunque el trabajo no demuestra una relación causal, sí existe abundante evidencia epidemiológica y clínica que muestra que la actividad física está asociada con una reducción de la mortalidad por cualquier causa y la prevalencia de muchas enfermedades. Numerosos estudios han demostrado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad global, causando el 5.5% de las muertes en el mundo (el 10% en Europa), y que la práctica de la actividad física reduce el riesgo de varias enfermedades metabólicas, cardiovasculares, neurológicas o psiquiátricas. En conjunto, aseguran los autores del informe, estas observaciones apoyan los resultados que defienden la eficacia de un ligero incremento de actividad física en la población sedentaria, tanto en la prevención de enfermedades como en la reducción del riesgo de mortalidad.

Referencia: Actividad física y prevalencia de patologías en la población española (informe) | Imagen: Pedro Ribeiro Simões(Flickr, CC)



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba