MATERIALES

De la selva al desierto: así será el camuflaje adaptativo del futuro

Nuevos polímeros conductores permitirían a un recubrimiento pasar de verde a color arena con la aplicación de un pequeño voltaje. Los científicos creen que se podría aplicar en breve su uso industrial.

Una muestra del camuflaje basado en polímeros
Una muestra del camuflaje basado en polímeros Hongtao Yu et al

Imaginemos que somos parte de una unidad militar desplegada en un área desértica de un país. Toda nuestra indumentaria, nuestros vehículos incluidos los tanques, incluso nuestras armas individuales están decoradas de tal manera que se mimetizan lo máximo posible con el entorno. En un momento dado recibimos instrucciones de que debemos desplazarnos lo más rápidamente posible a otra parte del país que es muy lluviosa, está llena de bosques y todo es verde. Nuestros materiales destacarían como una mancha color café en un entorno claramente de otro color, salvo que se pierda un tiempo y dinero preciosos en redecorar todo. A no ser que dispongamos de recubrimientos basados en un desarrollo reciente, claro, y lo solucionemos tan solo pulsando un botón.

El material se vuelve marrón-arena cuando se aplica un pequeño voltaje

El nuevo material se basa en los mismos principios que permiten que gafas de sol, espejos anti-deslumbramiento y pantallas de dispositivos electrónicos de alta tecnología cambien de color según las necesidades de uso. Todos estos equipos emplean polímeros conductores para conseguir el cambio de color. Ahora un equipo de investigadores encabezado por Hongtao Yu, de la Universidad de Pekín (China), ha diseñado un polímero orgánico que es verde en su estado reducido (con electrones) pero que se oxida (pierde electrones) y se vuelve de un color marrón-arena cuando se aplica un pequeño voltaje.

El polímero, muy ramificado, depende en gran medida de las cadenas laterales para el ajuste fino del color. Necesita del orden del segundo y medio para cambiar de color y mantiene su actividad de forma inalterable tras mil cambios de color. Los investigadores usaron fibras conductoras como electrodos para confirmar la aplicación textil del polímero.

También la radiación infrarroja y es hidrofóbico

El nuevo polímero tiene otro beneficio añadido: absorbe la radiación infrarroja, por lo que contribuye a enmascarar la señal del calor corporal a los visores térmicos. Además es muy hidrofóbico, por lo que aguanta muy bien lluvia y lavados.

Los aspectos más fundamentales del material para su uso industrial los han resuelto ya los investigadores, por lo que cabe esperar que se industrialice su fabricación en un corto plazo de tiempo y, en un futuro, se comercialice, pero no solo para aplicaciones militares.

Referencia: Hongtao Yu et al (2016) Side-chain engineering of green color electrochromic polymer

* Este artículo es parte de ‘Proxima’, una colaboración semanal de laCátedra de Cultura Científica de la UPV con Next. Para saber más, no dejes de visitar el Cuaderno de Cultura Científica.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba