ECOLOGÍA

El miedo como regulador de ecosistemas

Un equipo de investigadores comprueba que el simple miedo al depredador puede cambiar un nicho ecológico de la misma forma en que lo hace su verdadera presencia.

Un mapache alimentándose de cangrejos rojos en la zona dele xperimento
Un mapache alimentándose de cangrejos rojos en la zona dele xperimento Shanna Baker, Hakai Magazin

El equilibrio entre el número de depredadores y presas de dos especies puede tener consecuencias en todo un ecosistema. Pero no solo eso. El equipo de Justin Suraci acaba de comprobar que incluso algo tan sutil como el miedo puede tener efectos constatables en esta cadena.

Los científicos reprodujeron el ladrido de perros mediante altavoces

En un trabajo publicado este martes en Nature Communications, los científicos detallan un experimento realizado con una colonia mapaches en las islas del Golfo en la Columbia Británica, en Canadá. Para las pruebas, los autores reprodujeron el ladrido de perros silvestres (un animal que suele matar a los mapaches) mediante altavoces y siguieron los movimientos de los animales durante un mes.

El resultado mostró una alteración clara en el comportamiento de los mapaches por el efecto del miedo a un depredador, en este caso los perros. Mientras se emitía el sonido de los ladridos, los  mapaches redujeron el tiempo que dedicaban a alimentarse en las orillas del mar en un 66%. Y el efecto del miedo tuvo consecuencias observables en el resto de especies de la zona. Los cangrejos que viven en la orilla - y de los que se suelen alimentar los mapaches - aumentaron su número en un 97%, los peces un 81% y los cangrejos rojos un 61%. Como resultado, el número de otras especies de invertebrados (los que se comen los cangrejos y peces) se redujo, al haber más actividad de sus propios depredadores.

Los efectos se produjeron en cascada sobre el ecosistema

El trabajo demuestra que el miedo al depredador puede tener las mismas consecuencias que su presencia y que los efectos se pueden observar en cascada en los ecosistemas. Los resultados también ponen de manifiesto, según los autores, que la influencia de los depredadores principales de un sistema es mayor de lo que se pensaba hasta ahora.

Referencia: Fear of Large Carnivores Causes a Trophic Cascade (Nature Communications) DOI 10.1038/ncomms10698



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba