BIOMIMÉTICA

Lo que va de un pájaro a un dron

Científicos de la Universidad de Stanford construyen un túnel de viento especial para pájaros para estudiar sus reacciones ante las turbulencias y aplicarlo a los vehículos aéreos no tripulados.

David Lentink quiere estudiar a las aves en un túnel de viento para diseñar mejores drones
David Lentink quiere estudiar a las aves en un túnel de viento para diseñar mejores drones Stanford University

El éxito de los vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como drones, ha hecho que se habitual verlos en todo tipo de entornos, incluidas las ciudades. Cuando uno de estos dispositivos vuela entre los edificios, está sometido a una serie de corrientes y turbulencias que convierten el vuelo en todo un desafío para los operadores. "Pero si miras justo encima verás una paloma bajar en picado tan tranquila", asegura DavidLentink. "No tiene problemas para estabilizarse, volar doblando las esquinas, esquivarlos cables o posarse en un saliente".

El túnel genera turbulencias para ver qué hacen las aves

Lentink es profesor de ingeniería en la Universidad de Stanford, donde acaba de poner en marcha, junto a su equipo, un túnel de viento especial, adaptado para estudiar el vuelo de los pájaros y aplicar este conocimiento en el diseño de vehículos robóticos y autónomos. Él y otros especialistas llevan años estudiando el vuelo de las aves para aplicar sus trucos a la tecnología, un proceso muy trabajoso basado en la filmación de imágenes de alta velocidad en su entorno natural. Lo que pretenden Lentink y sus compañeros con este nuevo túnel de viento es simplificar el proceso y estudiar el vuelo de las aves en diferentes condiciones.

"Desde que Otto Lilienthal y los hermanos Wright estudiaron a los pájaros para diseñar sus aeroplanos, los ingenieros han hablado con los biólogos para aprender los trucos que usan las aves", asegura Lentink. El nuevo túnel de viento genera corrientes de viento mucho más suaves que los que se usan para probar coches o aviones, con el fin de que las aves que se introducen en él no sufran ningún daño. El sistema puede generar diversos tipos de turbulencias para ver qué adaptaciones improvisan los pájaros para mantenerse en equilibrio y grabarlas con cámaras de alta velocidad para su posterior análisis.

Los científicos planean introducir grupos de aves en el túnel, para ver cómo son las adaptaciones en una bandada y copiarlo para grupos de drones, así como utilizar sistemas de rayos X y bioimagen que permitan ver el movimiento de su esqueleto y músculos durante el vuelo.

Referencia: Stanford engineers build a one-of-a-kind wind tunnel for birds that paves the way for better drones (Stanford News)

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba