Alimentación

¿Comerías carne de cerdo modificado genéticamente con CRISPR?

Investigadores británicos han logrado generar cerdos resistentes al Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRSV) mediante edición genética. En un futuro próximo, este podría ser uno de los primeros animales transgénicos consumidos en Reino Unido.

¿Comerías carne de cerdo modificado genéticamente con CRISPR?
¿Comerías carne de cerdo modificado genéticamente con CRISPR? U.S. Department of Agriculture (Flickr, CC)

El Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRSV) es uno de los principales quebraderos de cabeza de los criadores de cerdos, ya que produce una alta mortalidad neonatal y problemas respiratorios en los animales que deben ser aislados y retirados de la cadena alimentaria, lo que ocasiona grandes pérdidas. En un trabajo publicado hace unos días, un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo ha conseguido modificar genéticamente a unos cerdos mediante la técnica CRISPR para hacerles inmunes al virus que provoca la enfermedad. De momento, sería imposible comercializar su carne en la Unión Europea, pero Reino Unido ya ha anunciado la intención de aprovechar el Brexit para modificar la legislación sobre biotecnología y hacerla mas flexible.

En el estudio, publicado en la revista Journal of Virology, los autores detallan cómo han usado la técnica de ‘cortapega’ genético CRISPR para eliminar un pequeño fragmento del gen CD163, que expresa el receptor al que el virus del PRRSV se acopla. Después de la modificación genética, los animales expuestos al virus permanecieron sanos y los análisis de sangre no mostraron ningún rastro de infección. Los autores insisten en que la técnica no introduce genes ajenos a los del cerdo, sino que impide que se exprese una parte de uno de sus genes sin consecuencias sobre su salud ni debilitamiento alguno. “Los animales son cerdos completos, con una pequeña sección de su genoma retirada”, explica Christine Tait-Burkard, líder del trabajo. “El principal efecto de este edición es un beneficio para su bienestar, porque estos animales no cogerán una enfermedad con efectos devastadores”. La modificación es, además, permanente, de manera que pasaría la resistencia a las siguientes generaciones de cerdos si se reproducen.

Tras el experimento, los animales expuestos al virus no mostraron ningún rastro de infección

Los críticos con este tipo de técnicas argumentan que crear animales resistentes a enfermedades haría que los ganaderos pierdan el interés por mejorar las condiciones de los cerdos en las granjas. Helen Browning, propietaria d una granja orgánica y miembro de una asociación ecologista, argumenta en la BBC que criar a los cerdos al aire libre es suficiente para que contraigan menos enfermedades. “Si se usa la edición genética para crear resistencia a enfermedades no se animará a las empresas a cambiar la manera en que crían a los cerdos para que no contraigan la enfermedad en primer lugar, así que se convierte en un problema mas que una solución”, asegura. En la memoria de que quienes se oponen están experimentos anteriores de edición genética con resultados desastrosos para la salud de los animales, como los famosos cerdos de Beltsville a los que se añadió un gen para que produjera hormonas del crecimiento humanas con fatales consecuencias.

Pero la técnica CRISPR es mucho mas precisa y no introduce material genético extraño en el organismo del animal, sino que fuerza que un determinado receptor deje de expresarse, con resultados mas eficientes que las vacunas. “Estos resultados son emocionantes, pero seguramente pasarán muchos años antes de que comamos sandwiches con bacon procedente de cerdos resistentes a la PRRSV”, asegura Tait-Burkard. “En primer lugar y sobre todo necesitamos ampliar la discusión pública sobre la aceptación de la carne modificada genéticamente en nuestra cadena de alimentación, para ayudar a informar a nuestros líderes políticos sobre cómo deben ser reguladas este tipo de técnicas. También necesitamos realizar estudios a más largo plazo para confirmar que estos cambios genéticos no tienen ningún efecto adverso e imprevisto sobre los animales”.

“Necesitamos ampliar la discusión pública sobre la aceptación de la carne modificada genéticamente”

En lo que hay consenso en la comunidad científica es en que los miedos a las alergias o efectos adversos de consumir productos modificados genéticamente no tiene sentido. La propia Organización Mundial de la Salud indica que “no se han apreciado efectos en la salud humana como resultado del consumo de tales alimentos por la población general en los países en los que ha aprobado”. ¿Será Reino Unido el primer lugar de Europa en el que se autorice el consumo de cerdo modificado genéticamente? Su salida de la UE, donde la regulación es mucho más estricta, parece hacerlo más fácil. A principios de año, el secretario de Medio Ambiente británico, Michael Glove, anunció cambios en la regulación sobre biotecnología y sugirió que la edición genética podría usarse para crear "ganado con más valor”. De hecho, algunas compañías trabajan ya en aplicar estas modificaciones para que ovejas y vacas generen más carne, copiando la modificación genética que ya se da en algunas variedades como la famosa vaca azul belga, con mayor capacidad de convertir el alimento en músculo largo y carne para consumo.  

Referencia: Pigs lacking the scavenger receptor cysteine-rich domain 5 of CD163 are resistant to PRRSV-1 infection (Journal of Virology)

Más info: Así cambiará CRISPR nuestra forma de comer (Next)



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba