EXPLORACIÓN ESPACIAL

Los astronautas prueban la lechuga espacial

La tripulación de la Estación Espacial Internacional ha probado la variedad de lechuga que han cultivado durante las últimas semanas en el espacio. Se trata de un hito en el plan para proveer de alimentos frescos a futuras misiones espaciales de larga duración.

La lechuga "Outredgeous" cultivada en la estación espacial
La lechuga "Outredgeous" cultivada en la estación espacial NASA

El astronauta  Scott Kelly y sus compañeros sacaron este lunes la lechuga que han cultivado durante semanas en un pequeño receptáculo de la Estación Espacial Internacional (ISS) y la incluyeron como parte de su menú. Aliñada con aceite y vinagre, los astronautas se comieron solamente la mitad de esta lechuga de aspecto púrpura y empaquetaron la otra mitad para su posterior análisis en la Tierra. 

Esta lechuga en concreto, de una variedad que han bautizado como "Outredgeous" (un juego entre las palabras 'extravagante' y 'rojo', en inglés) fue plantada por el propio Kelly el pasado 8 de julio quien la ha cuidado durante 33 días bajo la luz de dos LEDs rojo y azul que necesita. Las semillas estaban en la estación desde 15 meses antes, porque también interesa conocer los efectos de la microgravedad sobre las simientes.

El gesto, que el comandante Lindgren ha definido como "asombroso", es un pequeño hito en un proceso que lleva décadas en marcha. La intención de la NASA es conseguir cultivar frutas y verduras en el espacio para que los astronautas tengan una fuente de alimentos frescos en futuras misiones espaciales de larga duración. Los equipos de psicólogos de la agencia también afirman que la presencia de plantas pueden mejorar el estado de ánimo de las tripulaciones, algo vital en viajes tan largos como el que les llevaría a Marte en un futuro.

-> En Next:  Emergencia en Marte: cómo operar a un astronauta con asistencia médica a 50 millones de kilómetros

Aunque los cargamentos de suministro que llegan periódicamente a la estación contienen frutas y hortalizas, como manzanas o zanahorias, la cantidad es pequeña y se consume enseguida. La intención de la NASA es conseguir que la nave contenga su propio huerto espacial del que los astronautas se hagan cargo, también como una forma de proporcionarles un entretenimiento fuera de las duras tareas rutinarias. En abril de 2010 se cultivaron en la estación varios ejemplares de mizuna (una especie de lechuga de origen japonés) y en 2007 hubo un intento de cultivar tomates, pero fracasó porque la tomatera murió a los pocos días. Previamente se han enviado semillas de tomate al espacio durante varios años y después se han plantado en la Tierra sin que se apreciaran diferencias con los tomates terrestres. 

En 2007 hubo un intento de cultivar tomates en la estación espacial.

Durante las últimas dos décadas, los científicos han realizado todo tipo de experimentos para estudiar el crecimiento de las plantas en el espacio y han observado que se producen algunas alteraciones a nivel celular y que la ausencia de gravedad provoca algunas diferencias. Estas variaciones, como el cambio de respuesta a la luz o la forma en que crecen las raíces, podrían ser determinantes en el desarrollo de futuros cultivos que permitan a los astronautas cultivar sus propios alimentos en viajes de larga duración o colonias espaciales, y pueden servir a los científicos para mejorar aspectos concretos de su desarrollo también en la Tierra.

Más info: ¿Te comerías un tomate cultivado en el espacio? Lo que sabemos sobre las plantas espaciales | Nota de la NASA

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba