Educacion Partidos, padres y profesores critican al Gobierno por 'regalar' el título de la ESO

El Ministerio de Educación ultima una norma, a mes y medio del final de curso, que permite pasar a Bachillerato con menos de un 5 como ocurría antes de la Lomce.

El título de la ESO podrá obtenerse con dos suspensos
El título de la ESO podrá obtenerse con dos suspensos Efe

Educación viaja al pasado. Los alumnos de ESO podrán obtener el título de esta etapa con un máximo de dos materias suspensas siempre que no sean simultáneamente Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, es decir, sin llegar al cinco, como ocurría antes de la Lomce. La medida forma parte de un proyecto ministerial de real decreto que ultima el ministerio dirigido por Íñigo Méndez de Vigo y se establecerá a raíz de la regulación que el diciembre pasado dejó sin efectos transitoriamente las reválidas que preveía la Ley aprobada durante la etapa del exministro José Ignacio Wert para conseguir los títulos de la ESO y Bachillerato. El texto precisa que, a estos efectos, las lenguas cooficiales tendrán la misma consideración que la castellana en las comunidades correspondientes.

De este modo, el Gobierno recula en otra de las características que diferenciaban a la Lomce de la LOE, la ley diseñada por el PSOE en 2006 que permitía pasar de curso con suspensos, e incluso sin llegar a la convocatoria de septiembre, aunque muchas comunidades se negaron a aplicarlo. Al llegar la polémica Lomce, el alumno que suspendía tres asignaturas en la ESO no pasaría de curso si dos de ellas eran lengua y matemáticas y, además, para obtener el título de la ESO, había que aprobar una reválida.

Viaje a la LOE de 2006

Sin embargo, el nuevo "borrador" viaja al pasado, al menos mientras se lleven a cabo las negociaciones para el Pacto de Estado social y político por la Educación, según han declarado fuentes del Ministerio de Educación. El proyecto de decreto sobre la obtención de los títulos de secundaria, ya debatido por el Ministerio con las comunidades, precisa que deberá constar la calificación final de ESO como media de las notas numéricas obtenidas en cada una de las asignaturas cursadas, expresadas en una escala de 1 a 10 con dos decimales.

Esto no va a favor de una cultura del esfuerzo que potencie el rigor en el aprendizaje como puede ser la evaluación continua"

En caso de que el alumno no haya cursado la ESO totalmente en el sistema educativo español, para la calificación final se tendrán en cuenta únicamente las notas obtenidas en este. El cuanto al título de Bachillerato, será necesaria la evaluación positiva en todas las materias de la etapa, como hasta ahora. "Es un retroceso. No hemos sido abanderados de la Lomce porque tenía muchas cuestiones controvertidas, pero el sistema educativo avanza hacia parámetros de una evaluación rigurosa y no estamos de acuerdo con que se pudiera obtener el título con asignaturas suspensas", dice el presidente nacional del sindicato docente ANPE, Nicolás Fernández. "Esto no va a favor de una cultura del esfuerzo que potencie el rigor en el aprendizaje como puede ser la evaluación continua", añade.

La portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en la comisión de Educación y Deporte, Marta Martín, explica que esta medida es el efecto secundario de la paralización de la implantación de las medidas que quedaban de la LOMCE. "En este caso no nos gusta el remedio pero peor era la enfermedad. La consecuencia de la política educativa que habido en este país con confrontación de unos y de otros. Lo que hay que hacer ahora es generar una mejor ley en un contexto de estabilidad jurídica para los alumnos y alumnas, que bastante tienen con estudiar", dice.

"Coyuntural" para Ciudadanos

Y advierte que la solución para mejorar el abandono escolar temprano no es eliminar los requisitos académicos sino, en todo caso, posponerlos: "Dar más tiempo al que más lo necesita. Nosotros creemos que para sacar el Graduado hay que tener un cinco". Y resalta que se trata de una medida "absolutamente coyuntural". "Volver a la LOE hasta que haya una mejor ley educativa que combine equidad y excelencia. La LOE no es nuestra ley, no nos gusta pero peor eran la reválidas de la Lomce que generaron un caos y una inseguridad jurídica de los niños. Ahora mismo, para Ciudadanos lo importante era no crear más inseguridad ni para los niños, ni para los profesores ni para las familias, y que los estudiantes supieran a qué atenerse al menos durante este curso y el que viene mientras se hacía una nueva ley básica de educación", señala Martín.

Creemos que el fracaso escolar no se combate bajando el nivel, sino estableciendo programas de refuerzo"

Según la portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en la comisión de Educación, lo que se pretende en estos momentos es generar un clima de estabilidad, sin más cambios al menos durante un tiempo. "Nosotros creemos que el fracaso escolar no se combate bajando el nivel, sino estableciendo programas de refuerzo que ayuden a los que más lo necesitan. Lo que hay que conseguir es que ningún niño esté por debajo del cinco de media pero no porque bajemos las exigencias, sino porque subimos el nivel", apunta.

Para el portavoz de Educación de Unidos Podemos, Javier Sánchez, califica al Gobierno de "errático" y le acusa de improvisar en materia de Educación. "Aprobaron la Lomce sin el menor consenso de la comunidad educativa y ahora tienen que ir desmontándola pieza a pieza. En este sentido, sorprende el cambio de orientación total. Han pasado de abogar por unas pruebas externas que midieran la calidad educativa a facilitar que se obtenga el título de la ESO con asignaturas suspensas y sin llegar a una media de aprobado", plantea Sánchez.

"Una trampa" para Podemos

"El Gobierno está haciendo una trampa. Quieren tirar a la baja los datos de fracaso escolar, pero no por la vía de la inversión educativa, lo que supondría bajar las ratios de aulas o aumentar la contratación de profesorado, sino por la vía de bajar el listón. Más del 90% de los alumnos podrían aprobar la ESO con las medidas educativas adecuadas y seríamos favorables a que se sacaran el título con una media de cinco porque si pasan con suspensos, luego se van a quedar estancados en el Bachillerato", vaticina el portavoz de Educación de Podemos.

Quieren tirar a la baja los datos de fracaso escolar, pero no por la vía de la inversión educativa, sino por la vía de bajar el listón"

Desde la Concapa, Pedro José Caballero, explica que exigir el aprobado en todas las asignaturas debería ser lo lógico y la dirección en la que trabajar. "Titular sin aprobar es un contrasentido. Para evitar la no titulación habría que trabajar los refuerzos educativos", asegura. Cree que el punto común es volver a la LOE y negar la filosofía de la Lomce, aunque "esta última tiene aspectos positivos que se deberían mantener porque los expertos dicen que mejora los resultados del sistema educativo". Y añade que la evaluación externa con efectos académicos en 4º de la ESO se debe mantener para no bajar el nivel y que cuando pasen a Bachillerato fracasen. "En cuanto a los itinerarios, habría que trabajar en adaptar la formación a las características del alumno para que ya en 3º de la ESO conozcan otras alternativas y no abandonen la escuela", determina Caballero.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba