Educación Así es el 'Inburgering', el examen de 350€ por el que Holanda multa a los inmigrantes que lo suspenden

Mientras que los cursos de integración cívica no son obligatorios y su precio difiere de cada escuela, el Gobierno holandés exige aprobar un total de seis pruebas oficiales a las personas que no proceden de países de la UE. "La integración cuesta dinero", advierten.

Así es el examen de 350€ por el que Holanda multa a los inmigrantes que lo suspenden
Así es el examen de 350€ por el que Holanda multa a los inmigrantes que lo suspenden

Alireza Eftejari (34) huyó de Irán tras participar en las protestas de 2011 y, desde 2013 -año en el que entró en vigor la nueva Ley de Integración-, vive en los Países Bajos con un permiso de residencia y un piso en Utrecht. Después de saltar de campamento en campamento como refugiado, por fin podía comenzar a adaptarse al país de los tulipanes. Sin embargo, el Inburgering, el examen de integración cívica que el Gobierno holandés obliga a aprobar a los extranjeros que no pertenecen a los países comunitarios tres años después de su llegada, le está suponiendo un quebradero de cabeza... Y de bolsillo.

Según desveló recientemente al diario holandés TrouwEftejari tendrá que abonar una multa de 1.000 euros a la Agencia Ejecutiva de Educación (DUO, por sus siglas en neerlandés), la institución encargada de controlar la integración de los inmigrantes mediante la realización de las pruebas sobre el idioma y la cultura nacional y que depende del Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia.

"No entendía nada"

Esta misma entidad concede préstamos de hasta 10.000 euros a los propios inmigrantes, pero, si no pasan el examen dentro del periodo establecido y tampoco aportan argumentos suficientes para prolongar el plazo, recibirán la multa y se les exigirá la devolución del préstamo. "Hice todo lo que pude, pero a mitad de año estaba muy enfermo. Estuve acudiendo a un curso de seis meses, dos días por semana, por 2.500 euros. Simplemente, no funcionó. Durante el examen, no entendía nada", explicó el refugiado iraní que, de no aprobar la prueba antes de que termine 2018, se verá obligado a devolver el crédito a la DUO.

Holanda lo tiene claro. "La integración cuesta dinero", reza el portal de la institución educativa. "Tienes que pagar el curso y los exámenes. Sólo puedes pedir dinero prestado si sigues un curso en una de las escuelas autorizadas", añaden remitiendo a un listado de centros. Mientras que el precio de los cursos de integración difiere de cada escuela, el examen oficial cuesta en total 350 euros. Según detalla la DUO, la prueba está dividida en seis módulos: Writing (50 euros), Speaking (60 euros) Listening (50 euros), Reading (50 euros), Conocimiento de la sociedad holandesa (40 euros) y Orientación al mercado laboral holandés (100 euros).

Escribir un e-mail

El primero consiste en una prueba de expresión por escrito donde se encomiendan varias tareas como, por ejemplo, redactar una carta, rellenar un formulario en una oficina de empleo, terminar de hacer frases o escribir un correo electrónico a un amigo celebra su cumpleaños. Se utiliza lápiz y papel y dura 35 minutos. El examen de expresión oral se hace por ordenador y también dura 35 minutos. La persona que se examina verá una serie de vídeos y responderá a varias preguntas sobre ellos. Las autoridades comprobarán que sabe hablar y entender el holandés.

La prueba de comprensión auditiva, el Listening, dura 45 minutos y en ella le harán cuestiones relativas a unos vídeos, además de que le harán escuchar texto hablado, por ejemplo, sobre ir al médico o al colegio. El examen de comprensión de lectura se hace por ordenador, dura algo más de una hora y él, quien se presenta tiene que leer textos cortos extraídos, por ejemplo, de un periódico. 

En la parte sobre Conocimiento de la sociedad holandesa, el examinado visualizará una serie de vídeos cortos en el ordenador en los que se le muestran situaciones cotidianas típicas de los Países Bajos. Por ejemplo, alguien yendo de compras. al hospital o montándose en un taxi. Después de cada contenido, deberá responder a varias preguntas como puede ser '¿Con qué documento se identifica mejor?' con imágenes de un pasaporte, un carnet de conducir o de una biblioteca entre las que elegir. En total, dura 45 minutos.

Devolver en cuotas

Desde 2016, se añadió un sexto capítulo a las pruebas: el de la orientación al mercado laboral neerlandés. Este examen es sobre empleo y la búsqueda de este y consiste en llevar a cabo una serie de tareas que servirán para rellenar unas tarjetas de resultados. Es decir, unos formularios en los que se aportan pruebas de que se ha estado buscando trabajo. Si estas tarjetas son aprobadas por la DUO, la misma agencia hará una entrevista a quien se examina. Por otro lado, el Consejo de Asilo holandés tiene proyectos para guiar a los refugiados en la búsqueda de trabajo, voluntariado, prácticas o entrevistas con empresas.

Según la DUO, el inmigrante "tendrá que ponerse a estudiar" para aprobar el examen. "Para ello tendrá que buscarse ayuda. Con un curso de integración social tendrá más probabilidades de aprobar en un examen de integración, pero no está obligado a seguir un curso", advierte la entidad en su portal. "Si no puede pagarse el curso y/o el examen, entonces puede pedir el dinero prestado que tendrá que devolver con intereses en cuotas", advierte. Al menos 550 inmigrantes y refugiados han sido penalizados con una multa de hasta 1.250 euros por no superar los exámenes holandeses de integración, según ha publicado la periodista Imane Rachidien Efe.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba