Educación Los padres anti-deberes consideran "coacción" poner exámenes a la vuelta de vacaciones

La organización Ceapa reactiva la 'guerra' contra las tareas escolares durante las vacaciones que se desarrollarán por algo más de diez días en las diferentes comunidades autónomas, en una horquilla que va desde el 7 al 24 de abril como fechas máximas. 

La campaña en contra de los deberes deriva en una reducción de un 32,60% de las tareas los fines de semana
La campaña en contra de los deberes deriva en una reducción de un 32,60% de las tareas los fines de semana Pixabay

La campaña contra los deberes lanzada por los padres y madres de los alumnos de la escuela pública el pasado septiembre ha vuelto a reactivarse esta Semana Santa. La organización Ceapa reclama que durante las vacaciones escolares, que finalizarán el 24 de abril como fecha máxima dependiendo de la comunidad autónoma, los niños estén libres de tareas, pero, además, reivindican que los profesores no les pongan exámenes justo al volver de los cerca de diez días de descanso.

"Si los centros educativos se cierran y tanto alumnado como docentes se van de vacaciones, es justo que todos y todas descansen de verdad. Para ello, tanto unos como otros deben quedar exentos de realizar actividades educativas vinculadas con el quehacer diario de los centros educativos, así que no debe aceptarse que el alumnado se marche en teoría de vacaciones, pero en realidad con deberes que impidan que las mismas existan", explican desde la organización.

Efectos de la campaña

"Si los adultos necesitamos descansar, los menores tienen derecho a ello aún con mayor motivo. Y, por supuesto, que no existan deberes escolares incluye que la semana del 18 al 21 de abril esté libre de exámenes, porque las vacaciones no son un periodo que deba usarse para prepararlos, o éstas no existirán. Vacaciones son vacaciones", advierte Ceapa. Se trata de un llamamiento a las familias para que no acepten ni deberes en períodos vacacionales ni pruebas al volver a las aulas que comenzó su andadura el verano pasado, por lo que, seis meses después, ya empieza a dar resultados.

De acuerdo al informe, que está financiado por el Ministerio de Educación, los deberes escolares se habrían eliminado en un 6,31% durante los fines de semana

Tras un estudio sobre la campaña educacionsindedeberes.org desarrollado durante el último trimestre de 2016 y el primero del 2017 en el que han participado 67.000 personas, la organización presidida por José Luis Pazos celebra que se ha obtenido una reducción de los deberes escolares, en mayor o menor medida, de un 32,60% en los fines de semana y, sin que fuera objetivo directo de la campaña, en un 23,76% durante la semana. De acuerdo al informe, que está financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, los deberes escolares se habrían eliminado por completo en un 6,31% durante los fines de semana, así como un 2,71% entre semana, actuación que no estaba demandada como tal en la campaña pero que también se ha producido.

Exámenes y sanciones

Así, la eliminación o reducción de los deberes escolares se ha conseguido, en casi dos de cada tres casos (61,43%), mediante la búsqueda de acuerdos con el profesorado, según recomienda la organización y, a consecuencia de la iniciativa, se ha producido un descenso porcentual de las personas que defienden la existencia de los deberes para casa (-1,76%). También aumentaron las familias que apuestan por reducir el tiempo que se les dedica en un 6,06% y, en cuanto a las personas que se han manifestado a favor de eliminar los deberes, éstas suben un 3,83% según el documento.

Un 16,27% expone que se han puesto sanciones en su clase al alumnado que llevó deberes sin hacer

Por el contrario, advierte la Ceapa, se ha producido un efecto rebote, "sin duda por profesorado que no compartía el objetivo de la campaña y que ha reaccionado como defensa o castigo frente a la misma", aumentando las tareas en un 2,79% los fines de semana y un 4,51% el resto de días.

Y, además, explican que los lunes siguientes a los sábados y domingos sin deberes uno de cada cuatro alumnos y alumnas (25,41%) se han tenido que enfrentar a pruebas evaluables, "sin duda como medida de coacción ante la iniciativa que sus padres y madres realizaban mientras".

Para la organización, "se constata que se han utilizado medidas con las que se intentaba coaccionar al alumnado para que tengan que dedicarle el fin de semana a lo curricular". Y denuncian que un 16,27% de los encuestados expone que se han puesto sanciones en su clase al alumnado que llevó deberes sin hacer.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba