La nueva prueba de Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU) mantendrá básicamente el mismo modelo aplicado en los últimos años en la Selectividad
La nueva prueba de Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU) mantendrá básicamente el mismo modelo aplicado en los últimos años en la Selectividad EP/UPNA

Selectividad 2017 30.000 alumnos se pueden librar de Selectividad... con secuelas al elegir carrera

Los estudiantes que han obtenido el título de Bachillerato aprobando alguna asignatura suspensa del currículo antiguo, el de la LOE, podrán matricularse en un grado de Educación Superior sin necesidad de realizar la Evaluación para el acceso a la Universidad (EvAU), pero no tendrán la opción de alcanzar la puntuación máxima de 14 puntos de cara a elegir carrera.

El tránsito hacia la consecución del Pacto de Estado por la Educación está suponiendo un quebradero de cabeza para alumnos y profesores que se ven obligados a acatar disposiciones transitorias de dudosa efectividad. La aprobación del Real Decreto-ley 5/2016 para la ampliación del calendario de implantación de la Lomce el pasado diciembre implica, entre otros cambios, que los estudiantes que lograsen su título de Bachillerato con el currículo antiguo -el de la LOE-, durante este curso, quedarían exentos de realizar la Evaluación para el acceso a la Universidad (EvAU), lo que hasta ahora se conocía como Prueba de Aptitud para el Acceso a la Universidad (PAU) o también Selectividad. 

Una decisión de carácter "excepcional" debida a que los temarios que han cursado no se corresponden con los contemplados en los exámenes que comienzan a partir de junio bajo el paraguas de la ley educativa vigente. En concreto, la medida afecta a más de 30.000 alumnos de toda España, de acuerdo a los "cálculos estimatorios" del Ministerio de Educación, que no superaron la PAU de 2016, o bien, repitieron y ahora han obtenido el título aprobando asignaturas suspensas del sistema educativo anterior. Pero el hecho de matricularse en un grado de Educación Superior sin pasar por la "nueva Selectividad" más que beneficiar, genera agravios.

Notas de corte

"Al no presentarse a las pruebas de acceso a la Universidad, no podrán tener, por lo tanto, una nota final de 14, sino que su nota máxima será de 10 [la media de Bachillerato]", explican fuentes ministeriales. Una variación que tiene sus consecuencias a la hora de escoger carrera, pues resta puntos necesarios en los estudios más demandados, como Medicina, dificultando a estos alumnos en la consecución de plazas.

"La EvAU permite obtener la nota de acceso a estudios de grado, que se obtiene de la media ponderada entre el 40% de la calificación de la fase obligatoria y el 60% de la calificación final del Bachillerato. Se puede establecer un agravio en el sentido de que a los alumnos que ahora van a aprobar sin tener que presentarse solo se les va a considerar la nota media de aquellas materias que estudiaron en su momento", señala el secretario de organización del sindicato docente Anpe, Javier Carrascal.

"Pero también hay que tener en cuenta la situación de estos jóvenes y de sus familias. Se están produciendo muchos cambios continuos que han desorientado a padres, profesores y alumnos. Están intranquilos. Es verdad que se va a establecer algún agravio, pero es una situación razonable dentro de la situación de desorientación e improvisación tan lamentable que estamos viviendo por parte del Ministerio de Educación", reconoce Carrascal.

Dificultades añadidas

"Si los estos estudiantes estuviesen obligados a presentarse a la EvAU con materias y currículos distintos, podría significar que arrojasen la toalla. De esta manera, se les da la posibilidad de que accedan a unos estudios universitarios, que en ningún caso se les van a regalar, ya que tienen que llevar una base suficiente para poder cursar con éxito una carrera", considera. Y asegura que, desde Anpe, apostaron por mantener "una doble selectividad" hasta el año 2018: "una PAU para estos alumnos que no la aprobaron y la nueva evaluación que se contemplaba en la Lomce para los otros".

Julio Serrano, secretario de Universidades de la Federación de Enseñanza de CCOO, apunta que "cuando las cosas se hacen con precipitación, no se prevén unas disposiciones transitorias que sirvan para ajustar bien un sistema al otro". Los exámenes, continúa, permiten subir la nota para luego poder acceder a las carreras más demandadas, cuyas notas de corte suelen estar por encima de los 12 puntos. "Estos alumnos difícilmente van a obtener esas notas", advierte. "Esa precipitación ha provocado muchos cambios provisionales que no se han resuelto suficientemente y han generado incertidumbre", añade Serrano.

Cabe destacar que este junio, mes en el que se producirá el pistoletazo de salida de los exámenes de la EvAU, se prevé que la subcomisión de educación creada en el Congreso de los Diputados debería entregar un informe basado en las sucesivas comparecencias de los agentes de la comunidad educativa para abordar un pacto a nivel estatal en esta materia, un ansiado acuerdo que no deja de generar escepticismo entre el profesorado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba