El artículo publicado ayer en al sección de Cultura de Vozpópuli sobre el campo de concentración de la Magdalena en Santander ha causado amplio debate en redes y la respuesta del concejal de Vox en la capital cántabra, Guillermo Pérez-Cosío (que reproducimos íntegramente después del segundo párrafo).

El filósofo Alberto Santamaría denuncia que ninguna institución autonómica acepta acoger su archivo sobre el campo, a pesar de estar compuesto en gran parte por documentos oficiales del bando nacional. Ilustramos esta pieza con fotografías que forman parte de la amplia documentación oficial que nos proporcionó Santamaría, donde se confirma claramente que se trata de un campo de concentración orientado al castigo y la reeducación de los internos. Este campo funcionó desde 1937 hasta 1940.

A continuación, reproducimos completa la nota que nos envía Guillermo Pérez-Cosío, concejal de Vox en el ayuntamiento de Santander:

"A la vista de su publicación de fecha 23/06/2021 titulada 'El campo de concentración que Santander quiere silenciar' redactada por Víctor Lenore, en la que se nos cita, me veo en la obligación de salir al paso de la misma con lo siguiente:

En el periodo de poco más de un año que va desde el 18 de julio de 1936 hasta el 26 de agosto de 1937 en que se produjo la entrada en Santander de las tropas franquistas, la cifra de la represión republicana en la provincia ascendió a 1.090 personas, incluyendo los desaparecidos. De ellas, 800 asesinatos (161 seminaristas, sacerdotes y religiosos) están documentados en la Causa General con nombre, procedencia y, en su mayor parte, lugar donde aparecieron los cadáveres. Personas todas ellas arbitrariamente detenidas y, sin procedimiento legal alguno, asesinadas con un tiro en la cabeza, rociadas con gasolina y abandonadas en cualquier cuneta pérdida o fondeadas en la Bahía.

Particularmente estremecedor fue el asesinato de 155 presos –el asesinato de presos constituyó la gran especialidad republicana-, que estaban encerrados en el buque prisión 'Alfonso Pérez' y sobre cuyo suceso les dejo un enlace: El asesinato de presos en el barco-prisión Alfonso Pérez

La cifra total de asesinatos es sobrecogedora para un solo año y en una provincia que en julio de 1936 tenía una población de 400.000 habitantes.

Lo que en su publicación denominan 'campo de concentración' era un campo de detención y clasificación de integrantes del ejército vencido a la espera de que los tribunales depurasen las responsabilidades correspondientes a los hechos anteriores, tal y como suele ocurrir en cualquier contienda y más aún cuando, como era el caso, las hostilidades no finalizaron hasta dos años después.

Aún con todo lo anterior, lo que constituye una auténtica vergüenza es que los máximos dirigentes socialistas responsables de la represión republicana, huyesen a México en su mayor parte, donde finalizaron sus días viviendo a costa del dinero arrebatado a sus propias víctimas.

Les adjunto la moción presentada por Vox en el Pleno de 26 de septiembre de 2019 a que se hace referencia en su publicación, que fue acompañada de otra pregunta sobre el mismo tema que asimismo les adjunto y en la que se solicitaba que el Ayuntamiento modificase la Ordenanza reguladora de la concesión de subvenciones para excluir de las mismas a las manifestaciones o actividades culturales de contenido político o ideológico.

La posición de Vox es que quien quiera realizar este tipo de actos de contenido político o ideológico que lo pague de su bolsillo.

Guillermo Pérez-Cosío

Concejal Vox Santander.