Cultura

La venta de diccionarios cae 60% en España

¿Qué es exactamente lo que afecta las ventas de diccionarios? Las respuestas suelen apuntar en la misma dirección: el cambio de formatos.

Una imagen del Diccionario de la lengua española publicado por la Real Academia.
Una imagen del Diccionario de la lengua española publicado por la Real Academia. RAE

Diccionarios. El signo del espíritu ilustrado. En ellos vive el corpus del lenguaje. Actúan como el catálogo de la lengua; la que hablan más de 500 millones de personas en todo el mundo, al menos en lo que al español respecta. Una especie de álbum de familia en el que es posible detectar el espíritu de un tiempo gracias a las palabras que usan las sociedades para expresarse. Hoy, los diccionarios viven su época más oscura. En diez años se ha dejado de vender más de la mitad, en concreto 60% menos.

Esta historia comienza en 2007, la víspera de la crisis económica que azotó a la economía y las industrias culturales españolas

Esta historia comienza en 2007, la víspera de la crisis económica que azotó a Europa y Estados Unidos, y que hizo mella en las industrias culturales españolas, especialmente la editorial. En esa fecha, en España se editaron 1.147 diccionarios. En el 2015 esa cifra descendió a 420:  tres veces menos. El arco es grande y apunta al quiebre de una gráfica cuyo abismo es incapaz de dibujar una uve, porque no sube, no remonta. 

Según cifras del informe del Comercio Interior del Libro publicado por la Federación del Gremio de Editores de España, la facturación total en 2007 fue de 148 millones de euros, un 4,8% del total (3.123,17 millones). Ocho años más tarde, en 2015 –las últimas cifras registradas- alcanzó 40,92 millones de euros, un 0.3% de la cifra global (2.257,07 millones de euros). El declive es mayúsculo. De los más altos por materia. 

El punto de quiebre de facturación ocurrió entre 2009 y 2010, cuando la cifra económica de venta pasó de los 115 hasta los 86, 99 millones de euros. De ahí adelante la sangría fue imparable: 64, 55 millones, en 2011; 45, 70 , en 2012; 45,61, en 2013; 40,79, en 2014 … hasta llegar a la cifra actual. Al comparar los datos, es posible ver cómo la caída de ventas es prácticamente paralela a la disminución de los títulos editados, que pasaron de 1.147 en 2007 a 420 en 2015. Casi la mitad menos.

El precio medio de los diccionarios también ha menguado por año: en 2011 era de 33,25 euros por ejemplar; en 2012, 27,36 euros; 2013, 25,93 euros; 2014, 28,50 euros y finalmente, en 2015, 26,50 euros. ¿Qué es exactamente lo que afecta las ventas de diccionarios? Las respuestas suelen apuntar en la misma dirección: el cambio de formatos. Un argumento que cuadra con las cifras de los editores. En 2011 la venta de diccionarios en digital alcanzaba el 5%, en 2015 subió hasta el 8,5%.

Las razones 

Según Darío Villanueva, director de la Real Academia Española, la más reciente versión del diccionario, publicada en octubre del año 2014, vendió un 40% menos de lo que era la previsión inicial. "No nos ocurre únicamente a nosotros, hemos hablado con otros editores de diccionarios en Europa, Duden en Alemania, Zingarelli en Italia, Le Petit Robert en Francia, Oxford en Inglaterra. A todos les ha ocurrido lo mismo: las ventas de diccionarios han bajado en un 50%", asegura.

A la pregunta sobre las razones por las cuales ha ocurrido este fenómeno, Villanueva no lo duda: lo atribuye a las transformaciones y reveses del sector editorial y no necesariamente al efecto negativo de las plataformas de consulta en línea.  "Es una crisis del sector editorial. Por ejemplo, el diccionario anterior (la vigésima segunda edición, de 2001) fue el primero disponible gratuitamente en la red y sin embargo, se vendió estupendamente a lo largo de todos esos años. La causa no es la digitalización, es la crisis del sector editorial".

La Federación del Gremio de Editores de España atribuye al fenómeno una explicación que apunta en dos direcciones: la naturaleza de los formatos y el cambio en las costumbres asociadas a las formas de pago.  Según los editores, la razón de la caída de la facturación de Diccionarios y enciclopedias se debe en buena medida al hecho de que la información recogida en estos ya se encuentra en la red. A ese suma un aspecto, tanto la venta de los diccionarios como las enciclopedias se hacía por el sistema de venta a crédito, un sistema que se está reduciendo como consecuencia de los cambios de hábitos de consumo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba