Cultura

Duro golpe al teatro en España: más de 200 millones en pérdidas y regreso de los musicales en noviembre

En esta conversación telefónica con 'Vozpópuli', Jesús Cimarro, director del Festival de Teatro Clásico de Mérida y presidente de Faeteda, describe la sangría de la taquilla en España

Una escena de El Rey León. Stage Entertainment
Una escena de El Rey León. Stage Entertainment

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida salió adelante, contra todo pronóstico. Hasta el 23 de agosto, el público asiste a una versión reducida de la cita en el coliseo romano de la ciudad extremeña. El empeño de su director Jesús Cimarro en celebrar una nueva entrega ha sido aún mayor que las dificultades que debió enfrentar. "No basta con la tragedia, hay que levantarse", asegura, desde Extremadura.

Las pérdidas ocasionadas al sector teatral por el confinamiento sobrepasan los 200 millones de euros. Justo por eso hay que alzar el telón. Cimarro no habla de oídas. Desde 1988 dirige la empresa Pentación Espectáculos, de la que dependen teatros como el de Bellas Artes y el de La Latina. En 2012 asumió el cargo como director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que desde entonces ha aumentado su público de manera consecutiva. Además de eso, es presidente, entre otras instituciones, de la Asociación de Productores y Teatros de Madrid y la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza de España (FAETEDA).

¿Cómo afronta Madrid el golpe que supone poner en marcha los teatros para recuperar su preeminencia escénica? ¿Volverán los musicales? ¿Quién y cómo pondrá en marcha una temporada escénica a partir de septiembre? Esas son algunas de las preguntas a las que contesta Jesús Cimarro. Sus respuestas dejan cifras escalofriantes que retratan cuál es el estado de salud de las artes escénicas, un territorio que conoce de sobra. El actual presidente de la Academia de las Artes Escénicas de España ha sido reconocido con numerosos galardones como el Premio Max a Mejor Empresario Teatral y en 2018, Forbes lo incluyó entre las cien mentes más creativas.

¿Hasta qué punto realizar el Festival de Mérida 2020 se convirtió en una epopeya? ¿qué evaluación hace?

El balance es positivo, a pesar de toda la situación que hemos vivido: la expansión del virus, el confinamiento, la puesta en marcha del festival, la incertidumbre sobre su celebración. El asunto es que el festival de Mérida tiene características muy concretas, porque ofrece solo estrenos. Hay que producir para el festival. Así que ha habido que ponerse las pilas para llegar a tiempo. De las cinco semanas de programación, cuatro ya se han llevado a cabo. También las extensiones del festival: exposiciones, talleres y el festival Off. Hasta ahora, cumplimos con la programación que presentamos el 12 de junio. Estamos satisfechos, a pesar de las dificultades.

¿Cuáles han sido las medidas de seguridad más importantes? 

El festival dura dos meses, pero solo se ha hecho un mes. Tenemos entradas escalonadas, desinfección de butacas antes y después de la función, le damos a los espectadores un kit de mascarilla y gel, y la salida se hace también de forma escalonada. Todo eso conlleva un refuerzo en seguridad, en servicio médico de Cruz Roja, para garantizar y cumplir con todas las medidas. Tenemos un aforo del 50%, es decir, al teatro romano pueden entrar como máximo 1.500 personas, normalmente serían 3.000. El público acude de manera masiva. Ha respondido bien. Cuando acabe Penélope, tendremos el balance completo. Aunque creemos que ha sido muy bueno.

"Tenemos un aforo del 50%, es decir, al teatro romano pueden entrar como máximo 1.500 personas"

¿En qué aspectos concretos influyó la pandemia en los criterios para reprogramar el Festival?

El festival lo íbamos a presentar el 17 de marzo y el día 14 supimos lo del estado de alarma. Decidimos una reducción de la programación, eliminamos cuatro espectáculos. Cambios como tales, no podíamos introducir, aunque hay algunos que se mantuvieron, y concretamente en Antígona había alusión a la mascarilla. Todos los actores han estado trabajando con mascarilla o pantalla para que no hubiese contagio.

¿El plan de medidas que han seguido depende de la normativa dictada por Sanidad y Cultura? ¿O acaso participa también la Junta de Extremadura?

Hay un protocolo general que se trabajó con los ministerios de Cultura, Trabajo y Sanidad. Luego está el que se establecía en cada comunidad autónoma. Hay unas líneas generales, pero son los servicios de prevención de riesgos laborales quienes dictaminan los test, las tomas de temperatura. No es lo mismo una obra con cuatro actores que 18, o unos más jóvenes que otros.

¿A cuánto llegan las pérdidas en el sector de las artes escénicas?

El teatro se cerró el 12 de marzo y no se volvió a abrir hasta julio, es decir, 100% de cierre. Eso ha comenzado a levantarse a partir de los festivales, también en ciudades como Madrid o Barcelona algunos teatros también, pero la mayor parte permanece cerrada. Abrirán en septiembre. Las pérdidas son millonarias. Yo represento a más 400 empresas del sector. Todavía hay empresas que están en ERTE.

"Los musicales como el Rey León, que facturan cuatro millones al mes, han permanecido cerrados seis meses…"

¿De cuánto hablamos cuando hablamos de pérdidas millonarias?

Las pérdidas son una barbaridad, por lo menos doscientos millones de euros. Los musicales como el Rey León, que facturan cuatro millones al mes, han permanecido cerrado seis meses. Estamos hablando de cifras muy altas. Se han suspendido más de 5.000 representaciones, eso ocasiona que tanto la parte artística como técnica esté sin trabajar: miles de personas. Según datos de 2019, en el sector de las industrias culturales trabajaron 720.000 personas. Y en el sector de espectáculos en vivo más de 350.000. A partir de los datos de los que disponemos, es posible saber que en el año 2019 la industria cultural tenía 120.000 empresas, y más de 40.000 millones. Somos la cuarta fuente de ingresos, sobre el 3% del PIB.

Ha sido una tragedia, pero ha insistido mucho en que toca espabilar.

Mi empresa va a presentar la programación de varios teatros durante los primeros diez días de septiembre. Vamos a lanzarnos, como ha hecho Santiago Segura con la presentación de su película. El público está respondiendo, porque entiende que la Cultura se ha portado muy bien en la pandemia, ha cedido la sobras de manera altruista.

¿Cómo cree que ha actuado el Ministerio de Cultura?

Tuvo una primera reacción tardía, pero luego se puso las pilas. Por ejemplo, en Madrid: a la Comunidad le costado más, pero el Ayuntamiento ha tenido una reacción más rápida. Los poderes públicos se vieron desbordados, como todos, nadie sabía qué hacer y cómo actuar. No se sabía qué es lo que estaba sucediendo. Ahora tenemos muchos más datos. Espero que los poderes públicos y que el gobierno central no nos confinen, sino que sean aislamientos puntuales. Esta situación nos va a acompañar hasta que tengamos una vacuna, por eso es fundamental utilizar la mascarilla y los geles.

Madrid es la quinta capital teatral del mundo y yo espero que siga siéndolo, vamos a trabajar y poner todo nuestro esfuerzo

A propósito de Madrid, ¿cree que Madrid se recuperará de este golpe en su pretensión de convertirse en la capital teatral iberoamericana por excelencia?

Madrid es la quinta capital teatral del mundo y yo espero que siga siéndolo, vamos a trabajar y poner todo nuestro esfuerzo y energías para que la gente pueda venir a los teatros de forma segura a partir de septiembre. La falta de turismo incide también en los musicales, que son los que más tarde van a abrir, a partir del mes de noviembre. Entonces ya tendremos muchos más datos. Los musicales se nutren del turismo, sobre todo nacional. Justo ahora el turismo nacional renace. Ahora son las playas y costas. En otoño e invierno vendrán a Madrid y Barcelona.

¿Qué experiencia europea rescata en el regreso a los escenarios? ¿Ha habido contacto con otros países?

Hemos hecho contacto con la federación europea de empresas de artes escénicas y musicales, porque formamos parte de la junta directiva y a partir de ahí hemos visto varias experiencias en distintos lugares de la Unión Europea. También con Argentina y Miami hemos tenido contacto. Hemos colaborado con los protocolos e intercambiado información, tanto en Europa como en América.

¿Cuál de las tragedias del Festival serviría para explicar lo que está ocurriendo?

Cualquiera de las tragedias que se representan en el teatro romano pueden hacer visible la tragedia que hemos vivido. Pero no me quedo solo con la tragedia, confío en que salgamos por lo menos sabiendo lo tenemos que hacer cuando vuelva a ocurrir.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba