Atención, pregunta: ¿toda la juventud española se ha rendido al perreo? No, en una esquina del cantábrico asturiano resiste una pequeña aldea llamada Villaviciosa. De allí son Staytons, joven grupo del pop-rock-glam que ha arrasado en todos los concursos posibles, confirmando su energía en el escenario de diversos festivales. A la espera de poder comerse el circuito de conciertos, brillan con las recientes 'Fiesta de los ochenta' y 'Corazón de latón', himnos pegadizos -siempre con mucho estilo- que marcan el cambio de idioma, de inglés a castellano. ¿Será 2021 el año de su consagración? Respondieron a las preguntas de Vozpópuli de manera colectiva.

P. Empecemos hablando de 'Fiesta de los ochenta'. ¿Qué tiene de atractivo esa década que no vivieron porque no habían nacido?

R. De las fiestas de los ochenta tomamos prestadas las guitarras comprimidas, el ambiente disco y el ritmo 'dance' de Depeche Mode o The Style Council. En aspectos de estética, rescatamos las camisas abiertas y los pantalones blancos, aunque la indumentaria utilizada en Corazón de Latón es puntual. Staytons siempre ha utilizado el lenguaje pop de canciones cortas y estribillos pegadizos para formular canciones de herencia musical variada, aunque este nuevo trabajo es una afirmación rotunda del sonido más radiofónico y actual.

P. ¿Cómo ha afectado al grupo el cambio al idioma español?

R. Ha afectado a nuestra forma de escribir letras, pero no canciones. Mientras el 'beat' siga constante y bailable, funcionarán por igual inglés o español. 'Singularity' es en inglés pero sigue creciendo de forma constante en Spotify. Dicho esto, para que el público cante tus letras, siempre ayuda que el idioma coincida con el lugar donde estés dando el concierto.

P. Esto decían en ustedes una entrevista de 2018: “Hay un sentimiento en este disco de aspiración, desde luego. Un idea que consiste, más que en querer ser algo, en trabajar en ser algo”. ¿Cuál es ese algo a lo que aspiran?

R. Con nuestro primer disco aspirábamos a encontrar el sonido singular de Staytons y la identidad que compartíamos los cinco integrantes de la banda. Tres años después, sentimos la maquinaria del 'groove' engrasada y más ensamblada que nunca. La búsqueda por nuestro sonido personal, por otro lado, continúa, y continuará cambiando según lo hagamos como músicos y personas.

Igor Paskual es casi un asesor espiritual, atiende a nuestra imagen y nos ayuda en cada paso", admiten

P. Me gustaría que comentaran cuál es la relación de Igor Paskual con el grupo. Además de productor, ¿es una especie de ‘coach’ o asesor espiritual?

R. Igor está presente en muchas más partes del proceso que solamente la musical. Atiende a nuestra imagen encima del escenario y nos ayuda a decidir nuestro siguiente paso, dentro y fuera del local de ensayo. No es un asesor espiritual, pero casi.

P. ¿Cuáles son los grupos o artistas que más les inspiran ahora mismo?

R. Desde la publicación de nuestro último trabajo, hemos pisado gran variedad de festivales en los que grupos como Two Door Cinema Club o The Cat Empire nos han inspirado de forma decisiva a la hora de crear música nueva en un tiempo de festivales cancelados. Por otro lado, proyectos recién nacidos como Silk Sonic (Anderson Paak y Bruno Mars) ocupan de forma recurrente nuestro espacio de convivencia sonora.

P. Han ganado diversos premios, desde el Instituto Asturiano de la Juventud hasta el de Los 40 Principales. ¿Hubo alguno especialmente útil?

R. Está claro que los concursos como el del Instituto Asturiano de Juventud y Los 40 Principales resultan de gran ayuda para un grupo emergente a la hora de grabar un disco, pero no podríamos quedarnos sin citar el Talento Ribera, MadCool Talent o BDCODER, que nos llevaron a los festivales de Sonorama Ribera 2018, MadCool 2019, y DCODE 2019, respectivamente.

P. ¿Cómo viven el hecho de que el pop-rock sea un género en decadencia comercial respecto a las músicas latinas?

R. Entendemos que la hegemonía de una parte concreta de las músicas latinas no es nada contra lo que competir, ni lo sería cualquier otro género o tendencia musical. Este relevo generacional no interfiere de ninguna forma en nuestro proyecto, ni nos sentimos desplazados por los distintos gustos musicales que pueda tener un grupo de personas que, al fin y al cabo, tienen nuestra misma edad. Sería una necedad despreciar el compañerismo que siempre es posible entre ritmos distintos.

P. Estos días, el diario británico The Guardian publicaba un reportaje sobre la decadencia del formato banda frente a los solistas. ¿Cómo viven este fenómeno?

R. Está claro que la mayor accesibilidad y facilidad para crear música propia ha permitido aflorar a una cantidad mayor de artistas solistas, lo cual siempre es algo bueno. Nosotros nacimos desde el primer momento como banda, y disfrutamos de las ventajas e intereses que tiene la interacción constante y crecimiento simultáneo de cinco individuos en vez de uno solo. Aunque las preferencias por ciertos formatos fluctúan constantemente, no cambiaríamos nuestros días de ensayo por nada distinto.

P. ¿Cuáles son sus planes para lo que queda de 2021?

R.Escribir más y mejor música, grabarla, publicarla y, si se puede, tocar.