Este viernes ha tenido lugar la reunión del jurado encargado de otorgar el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2020 a Ennio Morricone y John Williams. La música es la protagonista del segundo de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias y que cumplen con esta su XL edición. En esta ocasión optaban un total de 42 candidaturas procedentes de 21 países.

El jurado de este Premio –convocado por la Fundación Princesa de Asturias– estuvo presidido por Miguel Zugaza Miranda e integrado por José María Cano de Andrés, María de Corral López-Dóriga, Oliver Díaz Suárez, Dionisio González Romero, Sergio Gutiérrez Sánchez, Ricardo Martí Fluxá, Fernando Masaveu Herrero, Joan Matabosch Grifoll, José María Pou Serra, Emilio Sagi Álvarez-Rayón, Benedetta Tagliabue, Patricia Urquiola Hidalgo, Aarón Zapico Braña y Catalina Luca de Tena y García-Conde, marquesa del Valle de Tena (secretaria).

De forma excepcional, con motivo de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, la reunión se desarrollará mediante videoconferencia. El secretario del jurado será designado por la Fundación, tal y como establece el Reglamento de los galardones, y su presidente será el mismo que en la edición anterior para facilitar el desarrollo de la reunión, según ha aprobado el Patronato de la institución.

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Conforme a estos principios, el Premio Princesa de Asturias de las Artes se concederá a “la labor de cultivo y perfeccionamiento de la cinematografía, el teatro, la danza, la música, la fotografía, la pintura, la escultura, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas”.

En ediciones anteriores, este premio ha distinguido a Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Michael Haneke, Norman Foster, Woody Allen, Paco de Lucía, Vittorio Gassmann, William Kentridge o Bob Dylan, entre otros. El Premio está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, un diploma, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros.