La nueva directora del Teatro Español, Carme Portaceli, aspira a convertir ese emblemático espacio cultural en un "teatro para la gente" y "paritario", con gran contenido social, que dirija la mirada a la creación femenina y sea un "reflejo de la realidad" y las distintas disciplinas artísticas. Carme Portaceli ha presentado este miércoles su proyecto para el mayor escaparate cultural dependiente del Ayuntamiento de Madrid en una rueda de prensa en la que también Mateo Feijóo, gestor cultural, ha expuesto sus ideas para convertir Las Naves del Matadero -ahora desligadas de la dirección del Español- en un "espacio de innovación, búsqueda y confluencia para los creadores y la sociedad".

Llego en un momento en que tengo el listón muy alto

Acompañados por la delegada del área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ambos han expuesto sus planes de futuro en una rueda de prensa en que la que la mirada informativa se ha situado en las repercusiones que pueda tener para la institución la destitución de Juan Carlos Pérez de la Fuente pese a ser director por concurso. La delegada de Cultura (Ahora Madrid, que integra a Podemos) se ha mostrado convencida de que la situación judicial no interferirá en los proyectos actuales y en que la demanda por despido improcedente presentada por el exdirector no conllevará su readmisión.

En referencia al pasado de la institución, Carme Portaceli ha dicho que el Español ha vivido "épocas brillantes" -"con Mario Gas el teatro se abrió muchísimo"- y otras "más difíciles" con "una programación más convencional". "Pero eso siempre suma, nunca resta. Yo llego en un momento en que tengo el listón muy alto", ha reconocido esta directora escénica valenciana que quiere convertir el Español en un punto de encuentro social incluyendo para ello lecturas de poesía, música en directo o proyectos pedagógicos para llegar a los más jóvenes. "Un teatro para la gente, como diría Lorca", ha resumido.

El despido de Pérez de la Fuente

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, se ha mostrado convencida de que el proceso judicial con el que Juan Carlos Pérez de la Fuente reclama su reincorporación al Teatro Español no va a prosperar y se ha reafirmado en la "estabilidad" de la nueva dirección. Celia Mayer se ha pronunciado de este modo durante la presentación del proyecto de Carme Portaceli para la dirección del Teatro Español y el de una dirección colegiada para El Matadero, en una rueda de prensa marcada por la destitución del anterior director del teatro, elegido por concurso público.

Pérez de la Fuente ha presentado una demanda por despido improcedente que está pendiente de resolverse aunque el equipo de Manuela Carmena dice tener "muy baja expectativa de que ese proceso prospere" y está, por ello, "bastante seguro" de la estabilidad del concurso público en el marco del cual Portaceli ha sido elegida como nueva directora del espacio cultural.

Mayer cree que la demanda de Pérez de la Fuente no prosperará

"Tenemos la seguridad jurídica de que eso es bastante improbable", ha dicho Mayer cuando los periodistas le han preguntado por la posibilidad de que los tribunales dicten la readmisión de Pérez de la Fuente como director del Español. La delegada ha expuesto a los periodistas que ese asunto forma parte del "pasado" y ha incidido en que la convocatoria de hoy obedecía a la presentación de los nuevos proyectos para las instituciones culturales.

Y sobre su decisión de destituir a Pérez de la Fuente -que fue elegido en un concurso público para un periodo de cuatro años- ha dicho que aquella convocatoria estuvo rodeada de polémica puesto que la elección final no respetó "la puntuación del Jurado", en alusión a que fue la exalcaldesa Ana Botella la que optó por uno de los tres finalistas. La delegada ha considerado "muy habitual" que los contratos de alta dirección en "puestos de confianza política" terminen en los tribunales.

Sobre el nuevo concurso, Celia Mayer ha garantizado que el equipo de Gobierno de Manuela Carmena no ha interferido "absolutamente en nada, en ningún proceso". "Y eso lo pueden declarar los propios jurados y te lo garantizo yo", ha dicho en declaraciones a los periodistas; "pongo la mano en el fuego", ha insistido Mayer.