Cultura

Virus, pandemias y viajes en el tiempo: 'Doce monos' cumple 25 años

La película postapocalíptica dirigida por Terry Guilliam y protagonizada por Bruce Willis y Brad Pitt está considerada hoy una cinta de culto

'Doce monos': 25 aniversario
'Doce monos': 25 aniversario Universal Pictures

Uno de los rituales más comunes cuando comienza un nuevo año es buscar aquellos aniversarios que hacen a uno sentirse un poco más viejo, porque hay en esta tarea algo de masoquista y también algo de diversión. Este martes 5 de enero se cumplen 25 años desde que el thriller postapocalíptico de Terry Guilliam 'Doce monos' llegó a los cines y la sensación de vértigo que produce descubrir que ha pasado ya un cuarto de siglo se suma a otra aún más inquietante: el argumento de esta película, considerada una cinta de culto, se acerca hoy más a un retrato realista por la pandemia que sufre el mundo a causa de la covid que a una cinta de ciencia ficción.

Guilliam, uno de los fundadores de los Monthy Phyton y director en solitario de 'Brazil' (1985) o 'Miedo y asco en Las Vegas' (1998), sitúa la acción de esta distopía en el año 2035, un futuro desolador en el que los humanos viven bajo tierra, en comunidades subterráneas, inhóspitas, húmedas y frías, casi 40 años después de que un virus haya exterminado a millones de personas en todo el mundo. James Cole (Bruce Willis), un prisionero, tendrá que viajar al pasado para conseguir una muestra el virus asesino para que los científicos puedan encontrar un antídoto. En su misión, tendrá que localizar al conocido como "Ejército de los 12 monos', un grupo clandestino que supuestamente ha sido responsable de extender el virus maligno por toda la Tierra. En su tarea, conocerá a la psiquiatra Kathryn Railly (Madeleine Stowe) y a Jeffrey Geoines (Brad Pitt), un enfermo mental.

¿Quién iba imaginar al comienzo de 2020 que un virus iba a paralizarlo toda actividad, en todo el planeta, con unas consecuencias sanitarias, sociales y económicas de una dimensión global hasta ahora desconocida? Esa misma actitud de desconfianza es la que muestra la escéptica y racional doctora Railly cuando el supuesto enfermo mental al que da vida Bruce Willis le expone su cometido en su viaje al pasado, a 1996, para tratar de evitar la tragedia. "El mundo pertenece a perros y gatos y vivimos como gusanos", le advierte Coleman acerca del futuro en el que vive.

El filme español 'El hoyo' también batió records de visionado en Netflix e incluso un estudio publicado en los meses más duros de la pandemia afirmó que quienes habían visto más películas de terror estaban mejor preparados para catástrofes

Su incredulidad en esta película es la misma que todos los ciudadanos -o casi todos- mantenían hace apenas un año ante las noticias que llegaban desde China, o incluso, meses más tarde, desde Italia, cuando parecía que nada de lo que ocurría allí iba a tener réplica en España. Y eso, al ver 'Doce monos', es lo más inquietante: la ficción, por lejana que parezca, puede convertirse en realidad. Precisamente, la película de Guilliam fue uno de los más recordados al comienzo del confinamiento ante la incertidumbre que supuso una situación tan extraña. En la misma línea, el filme español 'El hoyo' también batió records de visionado en Netflix e incluso un estudio publicado en los meses más duros de la pandemia afirmó que quienes habían visto más películas de terror estaban mejor preparados para catástrofes de la magnitud del coronavirus.

En esta búsqueda de una "bacteria pura que acabará barriendo a la humanidad de la faz de la Tierra", en la que los animales salvajes, como osos o leones, han tomado las calles, las iglesias o los rascacielos, la película lanza también un mensaje de advertencia acerca del comportamiento que tienen los humanos en el planeta. Uno de los personajes más importantes de la trama se dirige en un momento de la película a la doctora y le advierte de que "hay datos convincentes de que el planeta no podrá sobrevivir a los excesos de la raza humana". En su aviso, cita la "proliferación de armas atómicas", los "hábitos de alimentación incontrolados", la "contaminación de la tierra, mar y aire" o la" destrucción del medio ambiente". "Quizás la raza humana merece ser eliminada", se pregunta uno de los personajes de esta película, que se adelanta medio siglo a las profecías de Greta Thunberg sobre los abusos del ser humano y su relación con el cambio climático.

Al margen de los mensajes postapocalípticos de Terry Guilliam, 'Doce monos' se ha convertido en una película de culto gracias al ritmo de la trama y también al gran reparto con el que cuenta. Destaca Brad Pitt en el papel de un enfermo mental con mirada perdida por el que fue nominado al Oscar a mejor actor de reparto, que finalmente ganó Kevin Spacey, aunque sí triunfó en esta categoría en los Globos de Oro.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba