El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid acogerá en el año que está a punto de comenzar la mayor retrospectiva que se ha realizado en España en torno a la figura del pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir, que se podrá visitar del 18 de octubre de 2016 al 22 de enero de 2017.

Tal y como avanzó a Europa Press el director artístico del museo, Guillermo Solana, él mismo es el comisario de esta exposición, una de las muestras estrellas de este año, en la que se podrán ver "obras inéditas" que nunca se han exhibido en España, algunas de ellas importantes piezas de su periodo impresionista.

Más de 70 obras del artista francés estarán expuestas del 18 de octubre de 2016 al 22 de enero de 2017

En concreto, esta exposición destaca el papel central que ocupan las sensaciones táctiles en los lienzos de Pierre-Auguste Renoir, y que pueden percibirse en las distintas etapas de su trayectoria y en una amplia variedad de géneros, tanto en escenas de grupo, retratos y desnudos como en naturalezas muertas y paisajes.

'Renoir y la intimidad', título de la exposición, propondrá un recorrido por más de 70 obras del artista francés, procedentes de museos y colecciones de todo el mundo, que pondrán de manifiesto las sugerencias táctiles de volumen, materia o texturas como vehículo para plasmar la intimidad en sus diversas formas y cómo su imaginario vincula obra y espectador con la sensualidad de la pincelada y la superficie pictórica.

Esta exposición se exhibirá posteriormente en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, entre el 7 de febrero y el 15 de mayo de 2017.

Hasta el momento, solo el Museo Nacional del Prado ha organizado una muestra monográfica organizada en torno al artista francés, que llevó por título 'Pasión por Renoir' y en la que el público pudo admirar 31 obras provenientes de la "pequeña y bella" colección del Clark Art Institute de Massachusetts.

Otras exposiciones: Caravaggio y Caillebotte

El año 2016 arrancará con dos exposiciones de pintura y escultura dedicadas al realismo. En concreto, entre el 9 de febrero y el 22 de mayo podrá visitarse 'Realistas en Madrid, dedicada a los pintores y escultores realistas de Madrid, del círculo de Antonio López: María Moreno, Julio López Fernández, Isabel Quintanilla o Amalia Avia, así como obras del propio Antonio López, que ya contó con una muestra monográfica en el Museo en el año 2011 y que en esta ocasión mostrará obras de reciente creación. 

La exposición incluirá unas 75 piezas entre óleos, esculturas, relieves y dibujos, procedentes de las colecciones de los propios artistas, de instituciones internacionales y de colecciones particulares, sobre todo de España y Alemania, y estará comisariada por Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen, y María López, hija de Antonio López.

Antonio López, Andrew Wyeth y su hijo, Caravaggio o Caillebotte también pasarán por la capital

Al mismo tiempo, entre el 1 de marzo y el 19 de junio el Thyssen dedicará una meustra a Andrew Wyeth y su hijo Jamie Wyeth, los artistas realistas más conocidos en Norteamérica, con la idea, según ha apuntado Solana, de jugar con estos realista americanos y españoles y conseguir una "doble mirada".

En cuanto a las apuestas expositivas para verano, destaca la muestra 'Caravaggio y los pintores del Norte', que podrá verse del 21 de junio al 18 de septiembre, y que pondrá de relieve el legado del artista lombardo y ofrecerá una idea de la diversidad de las reacciones causadas por su pintura. En la muestra se exhibirá un conjunto de piezas que abarcan el curso de la carrera de Caravaggio, desde el período romano hasta las emotivas pinturas oscuras de sus últimos años, junto a una selección de obras de sus más destacados seguidores en Holanda, Flandes y Francia, como Dirk van Baburen, Hendrick Ter Brugghen, David de Haen y Gerrit van Honthorst, entre otros.

Asimismo, entre el 19 de julio y el 30 de octubre podrá visitarse la muestra 'Caillebotte, pintor y jardinero', considerado hoy en día uno de los miembros más importantes del impresionismo. La muestra profundizará en el tema del jardín en la obra del artista, así como en su relación con Claude Monet, y se compondrá de cuatro capítulos centrados en los lugares donde Caillebotte vivió y trabajó: El París de Haussmann: un universo mineral; Veranos en Yerres: 1861-1879; El Sena y los viajes de Normandía: 1880-1888 y Le Petit-Gennevilliers: 1888-1894.