La actriz Evan Rachel Wood ha denunciado "terribles" abusos por parte de su expareja, el cantante Marilyn Manson, con quien rompió su relación sentimental en 2010.

"El nombre de mi abusador es Brian Warner, también conocido en el mundo como Marilyn Manson", escribió la actriz en su cuenta de Instagram.

Wood y Manson comenzaron su relación cuando ella acababa de alcanzar la mayoría de edad y él prácticamente le doblaba los años.

"Comenzó a acosarme cuando era adolescente y abusó terriblemente de mí durante años. Fui manipulada y me lavaron el cerebro para que me sometiera. He dejado de vivir con miedo a represalias, calumnias o chantajes", aseguró Wood en un breve mensaje que ha sido recogido por numerosas publicaciones.

Por el momento, ni Manson ni sus representantes han respondido a las acusaciones de la actriz, quien previamente había afirmado en muchas ocasiones que había sufrido abusos por parte de un compañero sentimental, pero hasta ahora no lo había identificado.

"He sido violada. Por una persona que fue mi pareja cuando estábamos juntos y en otra ocasión por el dueño de un bar", dijo la actriz a la revista Rolling Stone en 2016.

"Hombre peligroso"

En sus últimas declaraciones asegura: "Estoy aquí para exponer a este hombre peligroso y hacer un llamamiento a las muchas industrias que se lo han permitido, antes de que arruine más vidas. Estoy con las muchas víctimas que no permanecerán más tiempo calladas".

Según la revista 'Vanity Fair', en respuesta al escrito de la actriz, de 33 años, al menos cuatro mujeres han publicado en sus perfiles alegaciones de abusos por parte de Manson, detallando experiencias sobre supuestos asaltos sexuales, abusos psicológicos y diferentes formas de coerción, violencia e intimidación.

Wood, actriz principal de la serie de televisión "Westworld", testificó en 2018 ante un subcomité del Congreso de los Estados Unidos como parte de los esfuerzos para la aprobación de una ley sobre los derechos de las personas que han sufrido agresiones sexuales.

"Mi experiencia con la violencia machista fue esta: Abuso tóxico, mental, físico y sexual que empezó lentamente, pero que se intensificó con el tiempo, y que incluyó amenazas contra mi vida, grave acoso psicológico y lavado de cerebro", dijo entonces la actriz.

En 2009, cuando todavía eran pareja, Manson aseguró a la publicación "Spin" que tenía fantasías todos los días sobre "romperle el cráneo con un mazo", declaraciones sobre las que un representante aseguró que había que enmarcarlas "obviamente" como parte de una entrevista de una estrella del rock teatral promoviendo su nuevo disco y no como "un relato de hechos".