Cultura

El sector del libro en Madrid pide a las nuevas autoridades apoyar la lectura y mejoras fiscales

Una imagen de archivo correspondiente a la edición de la 77ª Feria del Libro de Madrid.
Una imagen de archivo correspondiente a la edición de la 77ª Feria del Libro de Madrid. EFE

En España existen 3.967 librerías, de las cuales 584 están en la Comunidad de Madrid, la segunda después de Cataluña con una mayor red de librerías y la que encabeza los índices de lectura con un 71%, según los datos reflejados en el estudio de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España.

Que Madrid es una de las ciudades capaz de disputar la capitalidad editorial a Barcelona es algo que los políticos intuyen, pero que pocos saben exactamente cómo poner en práctica. En los últimos años se han implementado medidas municipales y autonómicas para fortalecer la red de bibliotecas públicas, pero pocas han sido proyectadas en su conjunto. Hay una cierta atomización de las políticas del libro y el fortalecimiento del tejido de librerías.

Hay una cierta atomización de las políticas del libro y el fortalecimiento del tejido de librerías

A propósito de la renovación de las autoridades tanto en el Ayuntamiento de Madrid como en la Comunidad, Vozpópuli ha consultado a libreros independientes y editores, también a los anticuarios, quienes plantean cuáles son los temas de más urgencia que deben atender tanto en Cibeles, en la concejalía de la que es responsable Andrea Levy,  como en la consejería de Alcalá 31, donde ahora se encuentra Marta Rivera de la Cruz.

Las peticiones gremiales, tanto de editores como de libreros, van orientadas hacia el fomento de la lectura, un plan de apoyo a las librerías, así como la lucha contra la piratería o el fortalecimiento de un tejido cultural que acerque el libro al gran público. Así lo han hecho saber varios organismos.

Libreros, editoriales y distribuidoras de la región se han manifestado en distintas oportunidades, una de las más contundentes tuvo lugar en febrero de este año, cuando señalaron su preocupación por el futuro de las pequeñas librerías, ya que cerca de 500 de ellas se habían visto obligadas a echar el cierre. Además de esa visión panorámica, existe una más específica que permite profundizar para conocer qué piden y qué necesitan los principales actores del sector.

Cerca de 500 librerías se han visto obligadas a echar el cierre en la Comunidad de Madrid

Tipos Infames es una de las librerías independientes más importantes de la ciudad. Creada en plena crisis económica por  Alfonso Tordesillas, Curro Llorca y Gonzalo Queipo, este local ubicado en el número tres de la calle San Joaquín (Malasaña) llegó a ser reseñado por The Economist como un proyecto de calidad en medio del caos. "Atormentada por el desempleo, España necesita nuevos proyectos como el de Tipos Infames", puntualizaba la publicación británica.

El fomento de la lectura es uno de los aspectos que más urge para estos jóvenes libreros. "Nosotros entendemos la lectura (en cualquiera de sus formas) como un elemento vital para la realización y la libertad de las personas, por ello la aportación desde los municipios es fundamental". Se trata de apoyar el libro desde las escuelas infantiles y "continuar con una red pública de bibliotecas (en este caso Madrid las tiene estupendas) y fomentar y apoyar más la intercomunicación entre todos los componentes del libro". "Esto se traduce para Tipos Infames en mejorar e implementar las ferias del libro que Madrid tiene y potenciarlas".

"Hay que apoyar, implementar y mantener en el tiempo, medidas fiscales para negocios culturales"

El apoyo estaría enfocado, por supuesto, sobre la Feria del Retiro, a la que asisten 2,3 millones de visitantes y que en esta edición facturó 10 millones de euros, pero también propone la creación de un mapa de locales culturales así como una batería de medidas que propiciar la interacción entre ellos. Se trata, según los libreros, "de apoyar, implementar y mantener en el tiempo, medidas fiscales para negocios culturales, facilitar el acceso de las librerías de pequeño y mediano tamaño localizadas en Madrid a la concursos de compra municipales, simplificando los pliegos y ajustándolos a las necesidades reales para evitar", aseguran los libreros.

Ese es el mismo reclamo que hacen los libreros anticuarios. Es necesario incentivar la actividad económica en lugar de obstaculizarla. Así lo explica  Juan Molina presidente de Libris y director de la Feria de Otoño del Libro Viejo y Antiguo de Madrid, que este año celebrará su edición número 31 en el Paseo de Recoletos. Según Molina, las subvenciones y ayudas del Ayuntamiento dejan de lado a los locales antiguos. Sólo toman en cuenta la innovación como criterio, asegura.

Según Juan Molina, las subvenciones y ayudas del Ayuntamiento dejan de lado a los locales antiguos

"A este paso, vamos a desparecer. Si a una librería de cien años de pronto le suben la renta, la arruinas. Si no eres propietario, pocas criaturas van a sobrevivir", apunta Juan Molina, refiriéndose a la icónica librería Nicolás Moya, ubicada en la calle Carretas de Madrid desde 1862, y que recientemente ha colgado en sus vidrieras el cartel de liquidación por cierre.

Aún hay muchos otros temas por resolver. ¿Realmente hay armonía entre las medidas municipales y el impacto en el comercio?. Esa es una de las preguntas que se hace Molina. "¿Qué hacemos con Madrid Central? Es muy bonito, claro, que la gente camine y se de una vuelta, pero a un sitio como la calle Carlos Arniches –su librería anticuaria Vitorio, está ubicada en esa vía-  no va a nadie a dar una vuelta. Antes venían a Vitorio, pero cuando cada visita comenzó a costarles multa noventa euros, dejaron de venir".

"¿Cómo explicamos esto a las autoridades? Tampoco lo sé porque esto ocurre cada cuatro años: hablar con gente diferente"

"Como presidente de Libris mi lucha ha sido por la Feria del Libro Viejo y Antiguo de Madrid, tanto Ayuntamiento como Comunidad nos puedan ayudar con los eventos, porque son muy caros. Manuela Carmena  nos concedió el suelo para dos años, de manera gratuita. ¿Cómo explicamos esto a las autoridades? Tampoco lo sé porque esto ocurre cada cuatro años: hablar con gente diferente", asegura Juan Molina.

La  Feria del Libro Viejo y Antiguo reunirá en Madrid, desde el jueves 26 de septiembre al 13 de octubre a casi cuarenta librerías anticuarias de toda España, que exhiben para su venta más de medio millón de libros de todas las temáticas y al alcance de todos los bolsillos. Como cada año, los libreros de viejo rinden homenaje a un personaje, en este caso a Mingote, en ocasión del centenario de su nacimiento. Lo harán con una exhibición de sus mejores carteles y libros.

Los editores 

Eva Serrano cierra el análisis desde  la mirada del editor. Hace ya cinco años, Serrano fundó el sello Círculo de Tiza, especializado en No ficción y periodismo, y que desde entonces ha conseguido crear un catálogo importante, no sólo por su calidad literaria, sino porque ha conseguido reunir las voces más destacadas y urgentes del entorno cultural y periodístico de la España contemporánea.

La ecuación cultural pasa,  para Eva Serrano, por una prioridad básica:  las bibliotecas públicas. "Hay que fomentar los catálogos amplios de las bibliotecas públicas, con un fondo que no se nutra de los grandes best-sellers que siempre encuentran salida sino que dé cabida a editoriales independientes con libros menos accesibles", es una de las propuestas, a la que suma la ampliación de los horarios de las mismas.

Para la editora, la biblioteca pública es la base de la cadena, de ahí que pida mecanismos para hacer posible la  "conexión directa y fácil entre los responsables de la red y los editores, facilidades para que se puedan presentar los catálogos directamente sin perderse en la marabunta de burocracia". Una relación directa entre dos de los principales actores del libro en Madrid multiplicaría el peso del libro.

"Las bibliotecas públicas deberían ser un centro de actividades comunitario y vivo, con las novedades al día, con archivos conectados en red y con buenos profesionales que guíen a los lectores.  Para eso hay que dotarlas de presupuesto y de talento", asegura la directora y fundadora de Círculo de Tiza, una editorial basada en Madrid y en cuya vida cultural ha tenido un impacto directo a lo largo de estos últimos cinco años.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba