Cultura

Octavio Paz nuestro, que estás en Youtube

El documental sobre el escritor y pensador mexicano 'El laberinto de Paz' podrá verse abiertamente y de manera gratuita en el canal de Youtube del Instituto Cervantes. 

El laberinto de Octavio Paz, el documental dedicado al Nobel, estará disponible de forma gratuita.
El laberinto de Octavio Paz, el documental dedicado al Nobel, estará disponible de forma gratuita.

En ocasión de las celebraciones alrededor del Día del Libro y la Semana Cervantina, el Instituto Cervantes recupera y pone al alcance del púbico el documental El laberinto de Octavio Paz, dedicado al poeta y ensayista mexicano (1914-1998), y que podrá verse abiertamente y de manera gratuita en el canal de Youtube de la institución. Estrenado en 2016, el documental dirigido por José María Martínez se adentra en la obra de uno de los autores más importantes de la literatura en español y una de las figuras intelectuales más influyentes en la cultura contemporánea. 

Entender a Octavio Paz requiere de un espíritu complejo, capaz de interpretar todos los matices. Nada le fue ajeno. Poeta, ensayista, diplomático, editor, polemista, mexicano a la vez que universal. Premio Nobel en 1990 –el primer (y único) mexicano y el quinto latinoamericano en recibirlo- y Cervantes en 1981. Autor de libros esenciales como El arco y la lira (1956) y Los hijos del limo (1974). Por sus venas y su prosa corría una sangre mixta, bulliciosa. Su madre era española. Su familia paterna, liberal e indigenista. Su padre participó en la Revolución Mexicana y su abuelo luchó contra la intervención francesa y la dictadura de Porfirio Díaz. Estudió Derecho y Filosofía y Letras, y empezó trabajando en las misiones educativas de Lázaro Cárdenas.

En su juventud fue un entusiasta de la izquierda, aunque ya en la veintena, tras su visita a Europa –concretamente a la España de 1937, en plena Guerra Civil- comenzó a mirar con escepticismo algunas cosas. El desencanto definitivo ocurrió entre 1939, con el pacto de no agresión entre Joseph Stalin y Adolf Hitler, y 1949, cuando descubrió la existencia de los campos de concentración soviéticos. Las dudas se convirtieron finalmente en ruptura.

Fue desconfiado y crítico con las deformaciones del socialismo en el que había creído. Hizo de la revisión y el pensamiento político uno de los capítulos más valiosos de su obra, hoy más necesaria que nunca en un mundo en el que lucidez y poesía han vaciado sus significados. Al evocar su figura, el lector siente la duda sobre qué nos queda hoy más lejos: si la modernidad que encarnaba Octavio Paz o la América Latina donde intentaba predicarla.

Después de separarse del servicio diplomático tras la matanza de Tlatelolco –de la que responsabilizó a Díaz Ordaz-, Octavio Paz regresó definitivamente a México –había vivido en Estados Unidos, París, la India…-. Decepcionado, cargó tintas contra el PRI, un partido en cuya renovación había creído. Se ganó por ello los reproches de muchos, incluyendo su ex esposa –Elena Garro- y su hija, Helena Paz Garro -quien falleció ayer, un día antes del centenario-, quienes le señalaron públicamente por sus críticas. Sobre ese episodio da cuenta Christopher Domínguez Michael en el libroOctavio Paz en su siglo.

En medio de aquella dura travesía ideológica y personal, Paz escribió Posdata, un texto que ha sido descrito por Alejandro Rossi como una puesta al día de El laberinto de la soledad, ensayo que había publicado en 1950 y que se considera fundamental para entender no sólo la historia de México, sino la propia mexicanidad.También durante esos años, Paz creo los que serían los dos artefactos intelectuales de mayor potencia y resonancia en América Latina: las revistas Plural (1971) –junto a Julio Scherer- y Vuelta (1976).

Aquel fue un momento como pocos: el caso Padilla había dividido a quienes hasta ese entonces apoyaban la Revolución Cubana y la Primavera de Praga seguía fresca cuando en las páginas tanto de Plural como Vuelta una nueva izquierda se abría paso con críticas a sus mentores. Ubicada en el barrio de Mixcoac, donde nació y creció Paz, en la revista Vuelta se dirimieron los asuntos más urgentes no sólo del quehacer latinoamericano, sino del pensamiento político de toda una época.

Con una duración de 85 minutos, El laberinto de Octavio Paz contiene análisis y testimonios de 25 especialistas en la obra del premio Nobel de Literatura 1990. El Instituto Cervantes ha recabado la opinión de, entre otros, los escritores Mario Vargas Llosa, Jorge Edwards, Hugo Hiriart, Elena Poniatowska y Alberto Ruy Sánchez; los poetas Pere Gimferrer, Ida Vitale y Jean-Clarence Lambert, primer traductor de Paz al francés; los ensayistas Juan Villoro, Juan Malpartida y Christopher Domínguez Michael; los sanscritistas Óscar Pujol y Juan Arnau; los críticos de arte Juan Manuel Bonet y Fernando Castro Flórez; el pintor Vicente Rojo; la hispanista china Shihua He, así como Hans Meinke, editor de las obras completas del escritor mexicano.

El documental ofrece una amplia visión de la producción de un autor que siempre afirmó que la verdadera biografía de un poeta no está en los sucesos de su vida, sino en su obra. Pero también dedica especial atención a episodios o etapas fundamentales de su vida: los años que vivió en la India, donde ejerció como embajador de México entre 1962 y 1968 y escribió algunas de las obras mayores; la visita a España en 1937 para asistir al Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, o el fulgurante encuentro con Marie José, primero en Delhi y después en París.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba