Música

El disco más triste de 2021

Steve Earle versiona a su hijo, fallecido por sobredosis

Justin Townes Earle y su padre Steve
Justin Townes Earle y su padre Steve

Roy Orbison, Nick Drake, Joy Division… la historia del pop-rock tiene álbumes depresivos en extremo, pero no muchos como el que nos ocupa en este artículo. Quizá el último de este voltaje sea Quique dibuja la tristeza (2018), de los Hermanos Cubero, donde unos de ellos -Enrique- explica la debacle emocional que trajo la muerte por cáncer de su esposa.

La historia de JT (2021) también es durísima: padre ausente y a ratos presente se ve en el trance de ver morir a su hijo, un compositor de enorme talento (seguramente más que él) con un repertorio plagado de reproches a la tormentosa relación entre ambos. La única canción original del lote es “Last Words”, donde Steve Earle rememora su última conversación, donde pide le explícitamente “no me hagas enterrarte”. La respuesta es “no lo haré”, pero la promesa no se cumple. Por cierto, le bautizó Justin Townes Earle (Nashville, 1982) en honor a su amigo Townes Van Zandt, que falleció en 1997 debido a problemas médicos relacionados con el alcoholismo.

"No quería participar en un disco de tributo junto algunas personas que considero cómplices de la muerte de Justin", explica Earle

Existen muchos motivos por los que un padre puede dedicar un álbum a la muerte de su hijo, pero aquí manejamos el más desagradable de todos, tal y como explicaba el autor en una entrevista a corazón abierto con el New York Times. “No quería que me pidiesen participar en un disco de tributo junto algunas personas que considero fueron cómplices y contribuyeron a la muerte de Justin. Pensé que la mejor forma de evitar eso era hacer un homenaje propio”, explicaba al periodista Ben Sisario. Los lazos que unían a ambos compositores -además de la sangre- eran muy fuertes: desde cultivar los mismos géneros musicales hasta su historial de adicciones, pasando por una relación guadianesca que Justin trató en muchas de sus letras.

Campo de minas emocional

El trabajo, grabado con los habituales The Dukes, era un campo de minas. Por eso Steve Earle decidió evitar todas las canciones donde Justin trataba su relación familiar, desde la espinosa “Mamma’s Eyes” -un auténtico clásico- hasta todas las contenidas en los discos “Single Mothers” (2014) y “Absent fathers” (2015), que podemos traducir como “Madres solteras” y “Padre ausentes”. Cuando entrevisté a Justin en 2009, me daba esta respuesta sobre “Mamma’s eyes”: “No tuve contacto con mi padre hasta los trece años. Estaba de gira y esas cosas. Crecí en un ambiente muy poco musical: tras el divorcio, mi madre no quería saber nada de ese mundo. Ella me limpió el culo muchas veces y se mató para cuidarme. De ahí sale la canción”, explicaba.  "No nos miramos a los ojos/ soy el primero en admitir que nunca lo intenté", confiesa sobre la relación con su padre. Más claro no puede explicarse.

La canción más emotiva de JT es sin duda “Last words”, donde Steve recuerda la última conversación telefónica con su hijo. “Nunca entendí qué te dolía tanto/ pero sé que te dolía y me hacía sentir triste”, canta en la segunda estrofa. “Me hiciste reír, me hiciste llorar/ me enseñaste verdades y me contaste mentiras”, resume el padre un poco más adelante. En el estribillo recuerda las últimas frases que intercambiaron: un “te quiero” seguido de “yo te quiero a ti también”. A pesar de no alcanzar nunca el estatus de superventas, y de no haber apurado el circuito global de directos -solo tocó en España con su primer disco-, está claro que el legado de Justin está destinado a crecer año tras año, igual que los de Ian Curtis, Jeff Buckley o Kurt Cobain. Todos los beneficios generados por JT irán destinados a la hija huérfana de este, Etta St. James Earle. Sobran motivos para comprarlo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba