Juego de Tronos partía como la gran favorita con 22 nominaciones de la cual se llevó nueve. Tras ausentarse en 2017 de los Emmy, por el retraso de su séptima temporada, la serie de HBO basada en la novela de George R.R Martin  regresó por la puerta grande y sumó su tercer Emmy a la mejor serie dramática tras los de 2015 y 2016. La serie amplió  hasta las 47 estatuillas su récord absoluto de los galardones concedidos por la Academia de Televisión, en los que es la producción más premiada de la historia.

La otra protagonista de la noche fue The Marvelous Mrs. Maisel, se llevó ocho premios Emmy, cuya ceremonia se celebró el 17 de septiembre de 2018, en el Microsoft Theater de la ciudad de Los Ángeles (EE.UU.) Claire Foy, la reina Isabel II de The Crown, dio la sorpresa como mejor actriz al destronar a Elisabeth Moss de The Handmaid's Tale, serie que fue una de las derrotadas de la velada. Matthew Ryhs se llevó el premio al mejor actor dramático por The Americans.

The Marvelous Mrs. Maisel(Amazon) se llevó el premio a la mejor serie, mejor actriz protagonista (Rachel Brosnahan), mejor actriz de reparto (Alex Borstein), mejor dirección y mejor guion (ambos para Amy Sherman-Palladino). Bill Hader (Barry) ganó el premio al mejor intérprete de comedia para el que sonaba como gran aspirante Donald Glover (Atlanta).

American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace consiguió el Emmy a mejor serie limitada. Ni Penélope Cruz, Édgar Ramírez ni Ricky Martin consiguieron la estatuilla en sus nominaciones por esta serie. Tampoco Antonio Banderas por su interpretación en Genius: Picasso, ni John Leguizamo por Waco. Las compañías HBO y Netflix empataron a 23 reconocimientos.