José Guirao ha recibido la cartera de Cultura y Deportes de manos del dimitido Màxim Huerta, quien acudió al acto celebrado en la sede de Plaza del Rey este jueves para dar por finiquitada su breve carrera ministerial para pasarle el testigo al ex director del Reina Sofía en sus años decisivos y luego director de La Casa Encendida. El ministro saliente ha entregado un libro al nuevo responsable de la cultura española. Guirao, por su parte, ha agradecido el "generoso" acto de renuncia.

EL traspaso de poder tuvo lugar luego del acto en el Palacio de la Zarzuela, en el que Guirao ha prometido su cargo ante el Rey.  En sus brevísimas palabras como nuevo ministro de Cultura, José Guirao  afirmó que entre sus prioridades están la Ley de Mecenazgo y una nueva fiscalidad en el sector cultural. Aunque reconoció que estos temas dependen del Ministerio de Hacienda, aseguró que trabajaría para que el tipo de IVA de la cultura baje. Asimismo, dijo que trabajará por un “mejor tratamiento" de las Humanidades en la educación.

Guirao llega al despacho de Cultura arropado por su hoja de servicios y por el respeto del sector, que ha reconocido su trabajo y alabado su perfil experto frente al  extravagante Màxim Huerta, que no las tuvo consigo hace ocho días ni esta semana, cuando se vio obligado a dimitir por defraudar más de 200.000 euros a Hacienda entre 2006 y 2008.