Cultura

Una interpretación enológica de Picasso

El Museo Vivanco de la Cultura del Vino, en Briones (La Rioja) exhibe la muestra 'Picasso dionisiaco'

Pablo Picasso inspira una muestra en el museo del vino de Vivanco.
Pablo Picasso inspira una muestra en el museo del vino de Vivanco. Paolo Monti (Wikipedia)

Veintidós obras de Pablo Picasso que abordan su relación con el vino se exhiben El Museo Vivanco de la Cultura del Vino, en Briones (La Rioja). Se trata de la muestra Picasso dionisíaco, una exposición que aborda las conexiones entre la viña, la creación y el mundo clásico a través de los dioses Baco y Dionisio como su representaciones más iconicas.

Hasta mediados del 2019 la colección permanente de este museo riojano profundiza su mirada sobre la relación entre el mundo vinícola con las representaciones simbólicas en el mundo de las artes. Una exposición que aporta la interpretación enológica de una parte de la obra del malagueño. Declarado por la Unesco como el mejor del mundo en su categoría en 2007, el Museo Vivanco aloja Picasso Dionisiaco, una exposición que refuerza la naturaleza divulgativa de esta institución. 

La exposición tiene como propósito ahondar en la figura del artista y su proceso creativo, al mismo tiempo que producir una reacción emocional en el espectador: el vino como elemento cotidiano que forma parte de la vida, el placer o el trabajo artístico, lo que permite conocer, al mismo tiempo, una parte de la personalidad del artista así como su forma de elaborar determinados símbolos y arquetipos del mundo clásico. El nexo entre ambos son Dionisio y Baco, los dioses de la vid y el vino en las culturas griega y romana.

En la muestra se manifiesta un mundo lleno de faunos, minotauros, mitos y dioses, entre ellos el del vino, el hijo de Zeus, Dionisio, un tema recurrente en Picasso y en el que trabajó durante décadas. Muchas piezas con ese tipo de iconografía se exponen ahora en este museo riojano. "La obra de Picasso es inabarcable, con lo que no se puede decir que estas sean todas sus obras sobre el vino, pero sí que creemos que ofrecen una idea de cómo interpretaba el mundo clásico y su relación con Dionisio", asegura el director del museo, Eduardo Díez Morrás.

La muestra comienza con una de las piezas más importantes de la colección permanente del museo, se trata del bodegón Botella de vino (Bouteille de vin.1922). Las distintas interpretaciones y elaboraciones del concepto bacanal se suceden a lo largo de la muestra, una de ellas es el mosaico romano original que muestra una escena de fiesta y vendimia; un grabado del italiano Mantegna, del siglo XV, de la misma temática; y, entre ambas, la litografía de Picasso Hommage à Bacchus, de 1956.

Forman parte de la exposición dos carteles creados por Picasso relacionados con locales de hostelería, las litografías Sala Gaspar (1961) y Galerie 65, Cannes (1956); así como su primera obra mitológica conocida, Hércules con su maza, firmada como Pablo Ruiz en 1890, cuando tenía nueve años. Se incorporan  Danza de faunos (1957), Flautista y cabra (1948) y la jarra El barbudo (1953).



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba