Francisco J. Hita ha dedicado su vida entera a la música. A los ocho años comenzó su formación como pianista en el Real Conservatorio Profesional de Almería y continuó en los conservatorios Victoria Eugenia de Granada y Bonifacio Gil de Badajoz. Tenía apenas 26 cuando se plantó ante una orquesta y puede que estrene la treintena subiendo al escenario a recoger un Premio Goya con el equipo de Cazatalentos, el cortometraje de animación de José Herrera que opta a llevarse la estatuilla en esa categoría y cuya música él ha compuesto.

A pesar de su juventud, Fran Hita tiene una concepción profunda de la música, a la que intenta comprender desde dentro, pero también fuera de ella. Muchos de los proyectos que ha llevado a cabo poseen ese espíritu a caballo entre el rigor técnico y la emoción. En 2014, tras proclamarse ganador entre más de 12.000 propuestas de todo el mundo, consiguió que el programa Vodafone First patrocinara su idea de dirigir a una orquesta a orillas del mar. Concretamente en la playa El Zapillo de Almería, el lugar donde nació.  Setenta y cinco músicos de la Orquesta Ciudad de Almería interpretaron el adagio de la sinfonía número dos de Rachmaninov aquella tarde.

Hita tiene una concepción profunda de la música, a la que intenta entender desde otros espacios

Así como emocionó entonces a los viandantes que cruzaban la bahía y a los niños que jugaban junto a la orilla, en esta ocasión el joven músico busca una nueva grieta por la cual hacer pasar la belleza de la música. Ha elegido el cine: Cazatalentosun cortometraje animado de una sencillez y belleza fulminantes que encuentra en sus acordes el acompañamiento propicio. Dominique, el hombre que antaño fuese el cazatalentos más prestigioso de París, vaga por las audiciones y los teatros como la sombra de su pasado. Todo le aburre y le parece insuficiente, hasta que descubre a Sofía, una bailaora española que emigra a Francia a causa de la Guerra Civil, alguien a quien faltándole todo es capaz de arrancar emoción al viejo Dominique.

Cazatalentos es una historia sencilla que desarrolla, en apenas siete minutos, el complejo tema del artista y su capacidad para emocionar. El resultado es la sumatoria del buen uso de muy pocos elementos, la música uno de los más importantes, algo sobre lo que Francisco Hita sabe, y mucho. "El estudio en profundidad de los grandes compositores como parte del trabajo de un director me ha ayudado a saber qué herramientas utilizan para contar una historia, un sentimiento, una idea", explica el joven almeriense ante la pregunta sobre cuál es el papel de una melodía en una plataforma como el cine.

En 2014 dirigió la sinfonía número dos de Rachmaninov, interpretada por 75 músicos en la playa El Zapillo, en Almería

Es joven, sensible y tiene toda una carrera por delante, una que incluye ahora los Goya. En un país donde la música clásica no goza de todos los espacios que merece, Francisco Hita se ha propuesto dar una vuelta a las cosas sin olvidar jamás el rigor que exige una disciplina como la suya. Hasta ahora, Hita ha sido invitado a dirigir distintas orquestas en Madrid, Burgos y Almería: la Orquesta Ciudad de Almería, Joven Orquesta Sinfónica de Burgos, la Orquesta de Cámara de la Universidad Complutense de Madrid y recientemente la Varna Philharmonic Orchestra, en Bulgaria. Su próximo proyecto será junto al ensamble Ars Intima  sobre música del compositor estonio Arvo Pärt. Desde hace cinco años, es profesor y director de la Banda de la Escuela Municipal De Música y Danza de Daganzo. Siembra la música en su territorio más fértil.

‘Cazatalentos’ una historia de contrastes: lo que no existe y lo que está por llegar. ¿Cómo su música traduce ese sentimiento?

La música del cortometraje está dividida en tres partes, música clásica, música original para piano (que es la que he compuesto yo) y música original flamenca. La parte compuesta para piano quiere transmitir un sentimiento de nostalgia de tiempos mejores vividos por Dominique (el protagonista del film) y ese camino de frustración, tristeza y aceptación que vive hasta que ve por primera vez a Sofía. El contraste viene dado por la pieza flamenca, mucho más rítmica, que da esperanza a los protagonistas.

"El arte es intrínseco al ser humano, sale desde dentro, como una necesidad de comunicar ideas, sentimientos, sensaciones"

¿Se puede crear en la más absoluta precariedad? ¿Se puede incluso bailar sin piernas?

El arte es intrínseco al ser humano, sale desde dentro, como una necesidad de comunicar ideas, sentimientos, sensaciones. Es parte de lo que somos. Creo que el ser humano, con todos sus enormes defectos, tiene una gran cualidad que es superar grandes dificultades y demostrar que el arte no tiene barreras. Creo que esta es la gran moraleja del cortometraje.

¿Qué aporta la música a una interpretación animada? ¿Qué hace? ¿Puntúa, enfatiza, amplifica?

Hace exactamente eso, el mensaje y las imágenes eran tan poderosas que la música lo que debía hacer es complementar, ayudar al discurso natural de la historia de una forma orgánica sin darse un protagonismo especial.

¿El corto es al cine lo que a la música... es?

El corto lo que hace es condensar una historia en pocos minutos, transmite un mensaje desde un punto de vista más directo. En el campo musical se podría buscar un símil en piezas cortas que cuentan una historia sin desarrollar en profundidad los detalles.

"El estudio en profundidad de los grandes compositores como parte del trabajo de un director me ha ayudado a saber qué herramientas utilizar"

¿Cómo definiría la música de este corto?

Como una ayuda hacia el espectador, posicionándolo en un estado de ánimo determinado y coloreando la construcción de los personajes según la idea principal del director.

Usted ha dirigido orquestas, también interpreta... ¿qué supuso para usted componer la música para una película?

Es la primera vez que he hecho este tipo de trabajo, lo cual suponía un reto. Yo he compuesto piezas para mi dúo de piano y percusión en otro estilo diferente, nunca para otros trabajos, pero al final la música es música. El estudio en profundidad de los grandes compositores como parte del trabajo de un director me ha ayudado a saber qué herramientas utilizan para contar una historia, un sentimiento, una idea. Era cuestión de plasmar en un pentagrama lo que me transmitía la historia y los personajes. Ha sido una gran experiencia que espero poder repetir pronto.

"Los compositores tienen las herramientas para hacernos recordar, imaginar, sugerir ideas, crear expectativas, crear empatía o lo contrario"

¿Cómo surgió la posibilidad de escribir la música para Cazatalentos?

La idea original es del talentoso director almeriense, José Herrera. Nosotros somos amigos desde hace años. Años atrás, cuando ambos éramos estudiantes, ya me comentó que tenía una idea y que le gustaría que le pusiese música. Hace un año (unos cuantos años después de esa conversación) me llamó y me dijo: “Ahora es real, ¿sigues interesado en hacerlo?”, mi respuesta fue inmediata y afirmativa.

La música es fundamental en una pieza audiovisual, ¿los espectadores somos conscientes de ello cuando escuchamos?

A veces sí, y otras no, como comentaba anteriormente, los compositores tienen las herramientas para hacernos recordar, imaginar, sugerir ideas, crear expectativas, crear empatía o lo contrario, hacer sentir al oyente diferentes estados de ánimo. Dependiendo de la música, una escena puede evocarnos una idea o la contraria. Estas herramientas son la armonía, la construcción estructural de la pieza, patrones rítmicos, giros melódicos, los leitmotiv, la orquestación y un largo etcétera.

"Poder vivir de compartir tu arte creo que es un verdadero privilegio y es algo que personalmente considero una meta vital"

¿Qué hace ahora Francisco Hita? ¿Qué proyectos tiene?

Próximamente tengo varios conciertos con la banda de música que dirijo hace unos años en Madrid. Esto lo compagino con dirigir otras bandas y orquestas y desarrollando otros proyectos que espero que vean la luz muy pronto en 2019. Algunos de estos proyectos son con orquesta, otros que se salen un poco más de la normalidad (buscando más una experiencia musical que un concierto al uso) y algunos compromisos como pianista, como por ejemplo con el dúo que tengo de piano y percusión.

Si hace tres años le hubiesen dicho que optaba a un Goya, ¿qué habría dicho?

Bueno exactamente al Goya opta el equipo, pero evidentemente me siento muy orgulloso de ser partícipe de este gran trabajo. Hace tres años ni se me hubiera pasado por la cabeza, hace tres años todos mis esfuerzos estaban en terminar de formarme como director, no veía más allá de este objetivo. Ahora con esta nominación sé que se pueden abrir nuevas puertas que estoy deseando cruzar. Poder vivir de compartir tu arte creo que es un verdadero privilegio y es algo que personalmente considero una meta vital. Esta nominación, ayuda.