Cultura

'Fragmentos de una mujer': la dura película de Netflix sobre la pérdida de un hijo

El nombre de Vanessa Kirby sonará en los Oscar por su papel protagonista en esta cinta, que produce Martin Scorsese

'Fragmentos de una mujer'
'Fragmentos de una mujer' Benjamin Loeb / Netflix

Cualquier mujer que haya sido madre sabe lo duro que resultan las primeras semanas y cómo, de manera inexplicable, todo se olvida al poco tiempo y es imposible reproducir con fidelidad lo difícil que resulta el primer contacto con la maternidad. La mente, probablemente en un mecanismo de supervivencia, olvida todo y, así, las primerizas que llegan a continuación se encuentran por sorpresa y sin previo aviso con un vacío sobre el que nadie las había advertido. Pero, ¿y si además hay problemas en el parto y las cosas salen mal? ¿Qué ocurre cuando el recién nacido muere y entonces la madre tiene que afrontar la pérdida y el posparto al mismo tiempo? ¿Cuánto dura la culpabilidad y los remordimientos? ¿Qué le ocurre a la pareja, dónde queda su historia de amor?

La película 'Fragmentos de una mujer' trata de responder a alguna de estas preguntas con una historia dramática que se centra en el duelo del bebé perdido desde la perspectiva de la madre, a quien da vida la actriz británica Vanessa Kirby, conocida por haber interpretado a la princesa Margarita en las dos primeras temporadas de 'The Crown'. A pesar de las apariencias, no se trata de un melodrama, sino de una narración en ocasiones austera, que no cae en sentimentalismos y que recrea con dureza el proceso de la aceptación. La pérdida es aquí un terremoto y en las dos horas de duración de esta película, que ya se puede ver en Netflix, el espectador contempla hasta dónde llegan las ondas.

Fragmentos de una mujer
Fragmentos de una mujer Benjamin Loeb / Netflix
Fragmentos de una mujer
Fragmentos de una mujer Benjamin Loeb / Netflix

Kirby sobresale en el papel de Martha, quien está a punto de ser madre con su pareja Sean (Shia LaBeouf). Sus vidas dan un giro dramático cuando su hija recién nacida fallece minutos después de llegar al mundo tras un parto casero. La protagonista tendrá que enfrentarse entonces a su madre (Ellen Burstyn), con quien tiene una difícil relación y quien no acepta a su pareja; con el padre de su hija, así como con el juicio contra la matrona y con su propio duelo. Kornél Mundruczó (‘Fehér isten’, ganadora del premio Un Certain Regard en Cannes 2014) es el encargado de dirigir esta película, que cuenta con la producción ejecutiva de Martin Scorsese.

Pocas veces una película ha mostrado de manera tan cercana y sin artificios sentimentales la crudeza del duelo de una madre que pierde a su hijo en el parto o durante el embarazo. En teatro, poco antes del confinamiento a causa del coronavirus, el Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional (CDN) acogió la representación de 'Como una perra en un descampado', que la dramaturga Clàudia Cedó escribió para superar el trauma de la muerte del hijo que esperaba cuando estaba embarazada de cinco meses. En la presentación de esta obra, en el mes de enero del pasado año, Cedó se preguntaba por qué un tema tan universal y común a toda la humanidad como es la muerte perinatal -el fallecimiento del feto o recién nacido, desde las 28 semanas de gestación hasta la primera semana de vida- está ausente en la ficción.

La primera media hora de esta película consiste en un plano secuencia en el que el espectador asiste al parto casero de la hija de la pareja protagonista. Como muchas parejas en el mundo, que buscan en sus propios hogares la intimidad y la naturalidad que no encuentran en los hospitales, ellos han decidido recibir a su bebé en su casa, con la única ayuda de una matrona. Sin embargo, las cosas se complican y, a los pocos minutos de nacer, el bebé tiene problemas y finalmente fallece, sin que los médicos que llegan en ambulancia puedan hacer nada por evitarlo.

Kirby acaricia la nominación al Oscar con el papel de una madre que solo ha tenido en sus brazos a su hija durante unos minutos y que, sin embargo, mantiene en su cabeza el recuerdo del olor, que permanecerá intacto. Su actuación es memorable especialmente por los primeros treinta minutos de metraje, así como por el contenido de sus silencios y sus miradas, si bien es cierto que la película quizás pierde fuerza y tensión a medida que avanza la trama y, cuando llega el momento de la reconciliación, es probable que el espectador haya perdido el interés en el duelo de la protagonista.

Fragmentos de una mujer
Fragmentos de una mujer Benjamin Loeb / Netflix

Sin embargo, lo cierto es que 'Fragmentos de una mujer' logra empatizar con las madres que se enfrentan a las consecuencias de una muerte prematura, y la forma en la que se ven obligadas a lidiar con una tragedia demasiado dolorosa, en todos los sentidos de la palabra. La elección de la lápida y los resultados de las autopsias se mezclan en esta historia con las subidas y escapes de leche materna, bragas desechables y compresas de gran tamaño. La película es cruda, como cruda es la realidad de la protagonista que viven muchas otras mujeres y que ahora tiene su reflejo en el cine.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba